Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 12 DE MAYO DE 1936. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 19. dos en punto se hará la proclamación del presidente de la República. Ruego a los señores diputados y compromisarios que ocupen sus asientos. Los asambleístas, que permanecían en pie junto al estrado, se dirigen a ocupar sus sitios respectivos. Lo mismo hacen los diputados y compromisarios que vienen del exterior. La sala cobra nueva animación. Secretarios y oficial mayor realizan las últimas operaciones de recuento. Se oyen timbres. Nervosismo. Suena, afuera, un viva a la República. Llegan los ecos de La Internacional y de La joven guardia, que se cantan en los jardines. El Sf. Giménez Fernández vuelve a su escaño, con algunos diputados de la C. E. D. A. Entra de nuevo D. Fernando de los Ríos, que no ha votado por no estar aprobadas aún por el Parlamento las actas de Granada. El Sr. Besteiro queda en pie, con otros, junto a la presidencia. Muy pronto se sabe- que el restante número 457- -cifra que corresponde a la mitad más uno de la de asambleístas- -ha sido el compromisario socialista Sr. Crespo. A la puerta de la tribuna de la Prensa se facilitaban a los periodistas copias del siguiente documento, que firman, en primer término, los comoromisarios socialistas por la provincia de Valencia, Justo M. Amutio, Juan Dura, Francisco Mañez y Enrique Sanchís: A todos los militantes de! partido socialista: Ante el actual panorama de la vida social y política de nuestro país y la parte de responsabilidad que en él incumbe inequívocamente a la Comisión ejecutiva de nuestro partido y muy especialmente a algunos de sus miembros, los compromisarios socialistas que suscriben, expresión directa, reciente e indiscutible del sentir de las masas de militantes, creen cumplir un deber al cesar en su mandato exteriorizar públicamente los siguientes extremos, para, con ello, prevenir posibles riesgos para el partido, para la democracia del mismo y para los intereses de la clase trabajadora en general: Primero. Una vez más hacemos patente nuestra más enérgica protesta, que se exteriorizó en el voto de censura aprobado en la Asamblea de ayer, por los procedimientos seguidos por la Ejecutiva del partido para imponernos una candidatura a la cual no tenemos que objetar en sí, pero que intolerable se nos haya querido presentar como hecho consumado. Nuestra censura se extiende con no menor energía a aquellos miembros de la minoría parlamentaria que, desoyendo las advertencias de la Directiva del grupo, juzgaron innecesario esperar nuestra llegada para conjuntamente examinar las candidaturas posibles y decidir sobre ellas. Segundo. Llamamos la atención de los militantes y organizaciones acerca de la conducta insólita de un miembro de la Ejecutiva, que, por? falta de discreción y desbordante personalismo, ha dado lugar a que constantemente apareciera en la Prensa su nombre a propósito de entrevistas, comidas, etcétera, y demás actos, propios de un político burgués del más viejo estilo, pero impropios de un dirigente o militante en un partido de clase, que. bajo ningún pretexto y en ninguna ocasión, ha de hacer creer que puede por sí tomar ninguna iniciativa. Sabemos, desde luego, distinguir entre la amistad personal y relaciones particulares y la vida política, y no pretendemos a ningún militante la libertad en su vida privada; mas es preciso que los militantes, v mucho más si ostentan cargos de responsabilidad en los organismos directivos, no olviden que han de tener un cuidado exquisito en no obrar, ni pública ni privadame nte, de forma que pueda ser interpretada en contra de los intereses de) partido, v no hay para éste perjuicio mayor que el que los elementos ajenos al mismo puedan creer que la opinión o les actos de uno de sus miembros sean la expresión del sentir general de los militantes. Sobre este punto queremos también hacer constar nuestro deseo que la Comisión ejecutiva y organismos dirigentes impongan a sus miembros la. mayor seriedad y delicadeza en todas sus actuaciones. Tercero. Como, por desgracia, y en pugna con las normas que debieran regirnos a todos, el nombre del partido socialista se ha barajado ya públicaniente en aras de una posible colaboración ministerial, mavíeitamos, con toda la autoridad de nuestra epresentación, que suscribimos totalmente las declaraciones de la Ejecutiva de la U. G. T. respecto a la necesidad de que el programa del Frente Popular, al cual hicimos el sacrificio de no llevar sino en jrrádo mínimo nuestra aspiraciones, sea, cual cumple a la lealtad de sus compromisos, desarrollado por un Gobierno republicano. Cualquier intento de hacernos compartir responsabilidades de Un paréntesis bien aprovech- do Suspendida la sesión y ausente ya la Mesa, que se ha trasladado a la Presidencia del Consejo, todo el mundo se lanza a los jardines donde aguardan las mesas de Chicote. Almuerzo frío, de fiambres y quesos. La única minoría que tiene puestos reservados es la socialista, porque de antemano encargó setenta cubiertos. Guardias, ujieres, choferes, toman bocadillos de pie, junto al mostrador del bar. Perico Chicote facilita al final las cifras de lo consumido: 2.500 medias botellas de cerveza, 4.000 barras de Viena, 50 jamones serranos, 50 tapas de ternera, 100 chorizos de Pamplona, 100 salchichones, 2.000 refrescos variados, 1.500 cafés, 1.000 naranjas y 1.000 plátanos. ¿Está usted satisfecho del negocio? -se le pregunta al popular barman. -Si. Lo desapacible del día restó ayer animación a esto; pero hoy el sol me ha favorecido, y a las doce de la mañana me había resarcido de los gastos hechos. Se proclama presidente de la República a D. Manuel A zana, por 754 votos Las dos de la tarde. Gran silencio en la sala. Las frágiles paredes del Palacio dejan percibir claramente el sentido y las palabras de los himnos marxistas. El Sr. Jiménez Asúa: Se va a dar cuenta del resultado de la votación. Número de asambleístas, 911. Mitad más uno, 457. Han tomado parte en la votación 847 diputados y compromisarios, y han obtenido: Don Alejandro Lerroux, 1 voto; D. Francisco Largo Caballero, 1; D. Miguel Primo de Rivera, 1; D. Ramón González Peña, 2; D. Manuel Azaña y Díaz, 754. Papeletas en blanco, 88. Se ha recibido, además, en la mesa una carta de D. Manuel Becerra con el voto favorable al Sr. Azaña, y tres diputados, los señores Manso, Zugazagoitia y Montiel han manifestado que se suman igualmente a la votación en favor de dicho señor. Como D. Manuel Azaña reúne las condiciones de elegible fijadas en los artículos 69 y 70 de la Constitución, y ha sido votado por la mitad más uno del número de miembros de la Asamblea, queda proclamado presidente electo de ¡a República. Con la sola excepción del Sr. Jiménez Asúa, toda la concurrencia se pone rápidamer. te en pie y rompe en un aplauso. Toda la, ccncurrencia, no. Acción Popular se ha levantado, pero no aplaude. Puños en alto. Aclamaciones. Los marxistas entonan La Internacional y mientras esto dura, los puños continúan en alto. Dos miembros de la mesa presidencial levantan también los puños. Se oye un viva a Asturias. Hay otros vivas y otros gritos de diverso género. Ai Sr. Guerra del Río v a otros diputados se les oye dar con fuerza viva: a la República. A La Internacional sigue el himno comunista. De pronto, del sector de la Esquerra, brotan los acentos de Els Segadors, Todos los catalanes de esa filiación política lo entonan estruendosamente. Surge otro coro, el de los vascos, con su Gora Euskadi. Dos y ocho minutos. Hecho el silencio, el Sr. Jiménez Asúa anuncia: -La Mesa ya a tr sladarseTi la Presidencia del Consejo par a dar cuenta de su- proclamación como pre. ídentc de la República a D. Manuel Azaña y Díaz. A las tres ín punto de la tarde volverá aquí y se reanudará la sesión. Diputados y compromisarios vuelven a ponerse en pie. Aplausos. Puños en alto. Vivas a la República de los que, sin duda, quieren contrarrestar la consigna marxista. La Internacional otra vez. Más himnos. Y apagando con sus resonancias todos los ecos, refrendado por una violenta agitación de pufos, el ¡U. H. P. ¡U. H. VI ¡U. H. P, Continúan las armonías socialistas. Violentos ataques a Indalecio Prieto y elogios a Largo Caballero A las tres menos diez minutos, los miembros de la Mesa presidencial regresan de su entrevista con el Sr. Azaña. Llegan con sus coches hasta, el Palacio de Cristal los de la escolta, policíaca. Circula inmediatamente la noticia: el Sr. Azaña ha aceptado y a las cuatro de la tarde la Mesa irá al Palacio Nacional para comunicárselo al Sr. Martínez Barrio. Como por encanto, surgen en los jardines, aparecen pegados a los troncos de los árboles y se reparten a la concurrencia, grandes carteles con el retrato del nuevo presidente de la República, y orla y leyenda alusivas. 1. a EXPOSICIÓN NACIONAL DE U OHCliA MODERiA Del 10 al 17 de mayo. Centro Instrucción Comercial. Pontejos, 2. Laborables, 4 a 9; festivos, 11 a 1 y nícdia. VISITE I A V v v VV P f IV C K BDBA C Enfermedades rebeldes. Folleto gratis. Ruiz Jiménez. 4. -Farmacia. La instalación de altavoces, que funcionó con excelente éxito, para el servicio. de la Asamblea que eligió al nuevo presidente de la República fue realizada por SICE ZUBBAJVO, I MADRID