Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 9 DE MAYO DE 1936. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG; 29. LOS PROYECTOS DE LEY LEÍDOS AYER EN LAS CORTES Bases para la protección de Jas industrias de eornunicaciones maríV, timas El ministro de Comunicaciones leyó ayer en la Cámara un proyecto de ley de Bases, cuya parte dispositiva dice asi: Base. primera. Las entidades, oficiales y las concesionarias de monopolios o de servicios públicos utilizarán para sus importaciones y exportaciones por vía marítima lgs buques nacionales, mientras el transporte, se efectué, en condiciones similares, a las de los buques extranjeros y el flete no e- v peda- en más; del 10 por 100 del cotizado por éstos. Se- creará una patente de transporte de emigrantes, de la que todos los buques de, dicados a este tráfico deberán proveerse. La concesión, de esta patente a los barcos- extranjeros y los reconocimientos que. éstos debe. n sufrir se subordinarán a la condición de, reciprocidad. Base segunda. Se. reservan. a la bandera y construcción nacionales los servicios de puertos, la navegación de cabotaje los mor nopolíós; lá pesca litoral y de gran altura, las obras de puertos y los trabajos de- dragado, salvo de que siendo de construcción extranjera dichos buques y artefactos, éstu vieran autorizados antes de promulgarse esta. ley para efectuar determinados tráficos o- prestar ciertos- servicios. El reglamento de esta ley determinará las excusas que por razón de precio, de plazo de entrega, o de- ptras consideraciones, puedan concederse. Basetercera. Las asistencias y salvamentos en aguas jurisdiccionales serán libres; pero; en. los puertos, radas, bahías, canales, ríos, rías y playas, quedan reservados a los buques de bandera y construcción nacionales, y si éstos no existen, a los de pabellón nacional, salvo caso de urgencia o incapacidad. Con análogas excepciones se reservan los, remolques en aguas jurisdiccionales á ios- buques de bandera y construcción española. Base cuarta. Se encomienda al Gobierno la adaptación de la actual legislación de puertos a la mejora de los servicios de los mismos, reducción de los gastos e impuestos que gravan la navegación y también la igualación de los requisitos de orden fiscal y aduanero para la navegación de cabotaje y de transporte ferroviario. Se dictarán las normas oportunas para facilitar el establecimiento del billete y tajón corridos. Base quinta. Los buques de vapor y de motor, tanto, nacionales como extranjeros, en. viajes de. navegación de altura, que to. quen en puertos españoles de la Península o de las islas Baleares, con procedencia de puertos extranjeros o con destino a éstos, satisfarán un impuesto de 0,75 pesetas por tonelada de registro neto. El reglamento determinará las condiciones en que. este impuesto podrá ser reducido cuando las Env presas deseen pagar anualmente y no por Viaje. Del, mismo modo se establecerán los impuestos de tráfico marítimo para las navegaciones de cabotaje y gran cabotaje, tanto para las mercancías como para los pasajeros, sobre las bases de 0,10 pesetas a una peseta para las primeras y de 0,25; pesetas a 7,50 pesetas para- los últimos. Las Agencias o representaciones en España de las Compañías de navegación extranjera satisfarán el impuesto de utilidades, en exacta reciprocidad con el que las Agencias españolas satisfagan en los res- pcetivd s países extranjeros. El reglamento fijará las exenciones de derecho, arbitrios. obvenciones y tarifas por servicios, oficiales que disfrutarán los buques que sirvan las lineas subvencionadas o que se dediquen a la difusión y propaganda en el extranjero de los productos españoles, así como las rebajas que en los aranceles consulares puedan concederse: a los tmigráiites. Los actos y contratos referentes a constituciem, disolución y modificación de Compañías españolas con motivo de la aplicación de esta ley, quedan exentos de todo impuesto durante los dos primeros años de la vigencia de aquélla. Base sexta. La nacionalización de los buques extranjeros continuará sujeta al pago de los derechos arancelarios. Queda prohibida la importación de buques de más de diez años de edad, salvo casos muy excepcionales, a juicio del Gobierno, y con la condición de no: poder disfrutar subsidios ni privilegio alguno del Estado. En todo caso, los buques que- se pretenda nacionalizar deberán poseer la más alta categoría de una entidad clasificadora, oficialmente reconocida; Base, séptima. Los buqués nacionales de vapor o. de motor que efectúen navegación de altura disfrutarán de una, prima básica de 0,10 pesetas por tonelada de registro brur to y- día, mientras permanezcan en el mar, y o, b 6: pesetas mientras sé encuentren en puerto. Esta prima será modificada cada año a partir del fin del primero de vigencia de esta ley, en función, de las fluctuaciones de nuestra moneda, del- numero índice de fletes en el mercado mundial, y demás factores que intervienen en los fenómenos económicos de la navegación. El Reglamento determinará las circunstancias necesarias para que la permanencia en el mar y en el puerto puedan ser consideradas como tales a los efectos de este artículo, así como los requisitos que respecto a botación y armamento Han de cumplir los buques que disfruten, de este beneficio. La suma de las primas de puerto durante el año nunca será superior a la de las primas de mar. r A partir de i. de enero de I937 no percibirán prima alguna ios buques queen dicha fecha cuenten treinta años de edad, disminuyéndose este límite cada año en Una unidad hasta llegar al 1. de enero de 1947, fecha en la Güal quedarán excluidos del derecho a la percepción de primas le; buques que tengan entonces más de veinticinco años. El Reglamento regulará las dispensas de edad otorgables a los buques dedicados a los transportes de sal- carbón, minerales y productos químicos a granel, así como a los buques que hayan- sufrido refreceión. Lá prima básica será bonificada por los siguientes conceptos: construcción nacional del buque, edad, tráficcr. éxterior, velocidad, transportes de frutas al extranjería y servició regular. La suma de las bonificaciones no excederá del impqrté de dicha prima. Los buques de. veía y mixtos de altura disfrutarán de una prima básica igual al 10 por 100 de la correspondiente a los vapores y tendrán también derecho a bonificaciones. Los buques de pesca de gran altura construidos en España gozarán del derecho a primas a la navegación durante los viajes iniciados y final de cada campaña pesquera. No podrán percibir primas a la navegación Jos buques del Estado, región, provincia ni Municipio, así como tampoco los pertenecientes a monopolios o a Empresas, en las que dichas entidades públicas tengan participación. Base optava. Se establecen; do clases de compensaciones a la construcción naval: una, cuyo importe será igual a la diferencia, entre 1 los precios nacional y extranjero de los materiales que se empleen en, la construcción y que sé produzcan en España. Otra, corno premio al trabajo, que sumada eonla anterior coloque a la construcción nacional dentro del margen de, protección oficial a esta industria. Estas compensaciones serán. también aplicables a las transformaciones de mejora comercial que se introduzcan en los buques existentes. Tendrán derecho, a compensaciones los barcos de cien o más toneladas de registro bruto, así como los; de más de 25 caballos efectivos, cuyas máquinas, sean de construcción nacional. No percibirán compensaciones a la construcción naval los buques. señalados en la base anterior como exceptuados de percibir primas a la navegación. Cuando se trate de desnacionalizar un buque que haya percibido compensación, se reintegrarán al Tesoro la parte alícuota correspondiente del auxilio recibido, considerando que la totalidad de esté corresponde a los quince primeros años a partir de la construción o modificación. Se exceptúan los buques que se construyan según. lo que preceptúa la base Undécima. Durante los cinco primeros años de; la vigencia de esta ley. se concederán primas al desguace en España de buques dé vapor o de motor de más de veinticinco años de edad, siempre que el importe de aquéllas sea invertido en construcciones, nuevas o en mejora de buques existentes dé la propiedad del armador del desguazado. Estas construcciones, o mejoras tendrán derecho a las compensaciones ordinarias; pero el armador por cuya cuenta se efectúe la nueva construcción por desguace percibirá una prima igual a la compensación de premio al trabajo que se concede, al constructor. El Gobierno podrá limitar, antes del principio de cada año, el tonelaje global que se desguazara durante el mismo. Las Empresas armadoras que hayan devengado durante un año, por primas a la navegación, una suma superior a quinientas mil pesetas, vendrán obligadas a reservar una fracción. de dicha cantidad para reemplazar o transformar en España, y dentro del plazo que se fije, los buques que, a juicio- del- Gobierno, lo necesiten. Base novena. Se- creará un Instituto de crédito naval, cuya misión será la de autorizar y facilitar los préstamos que los armadores y los constructores soliciten de los establecimientos bancarios y de ahorro nacionales, con el fin de. fomentar el material naval y con bonificación por el Estado, de la tasta de interés, sin que aquél asuma garantía alguna frente a los prestamistas. La garantía de los préstamos será la primera hipoteca sobre el buque, debidamente clasificado y asegurado contra todo riesgo y toda reclamación de crédito privilegiado. EÍ Reglamento determinará la cuantía, duración y demás condiciones de los préstamos, en relación con él valor del buque, las penalidades y procedimientos de ejecución contra los morosos, él volumen máximo de operaciones y la dase y condiciones de los valores que se hayan de emitir. Base décima. Se definirán las diversas clases de buques, irtefactos, máquinas, calderas, etc. así como las de navegación, nacionalidad de armadores y constructores y las de tráfico. Base décimaprimera. Se permitirá! a venta de buques al extranjeros cambio ¿e la obligación de construir otros en España, con la proporción de tonelaje que se fije en el Reglamento. Base décimas- egunda. Las Empresas be-