Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Justo homenaje a un viejo empleado. Mesa presidencial del oanquete que el personal administrativo de la Compañía de los Ferrocarriles del Norte ofreció al portero, mayor de la Dirección, D. Benito Rodrigue- d Caso con motivo de su jubilación, a los cuarenta y dos años de servicios ininterrumpidos. Los organizadores de este justo homenaje han solicitado para el Sr. Rodrigue de Caso la medalla del Trabajo. (Poto Cervera anida ¡en las nieblas, históricas del capitalismo, a impulsos del más elemental sentimiento nacionalista. ¡Qué buenas gentes! Les han recibido en triunfo, como representantes del proletariado triunfador, que ha tocado ya los halagos y los favores de un régimen a la medida, y vuelven porque tiraba de ellos el terruño, la casa, la familia... ¡Inefable explosión sentimental! I De modo que el hombre hace algo en la vicia por estas cosas? Y es que, claro, el marxismo, al actuar sobre una civilización cristiana, con mucha dificultad puede llegar a las raíces. Esto del materialismo histórico aquí, por estas latitudes, no lo sentimos. E l hombre más miserable, más maltratado por la vida, dice mi casa mi familia mi pueblo y lo dice saliéndole del alma el pronombre posesivo. Es decir, que se pue- den tener cosas tangibles, pero se pueden tener también cosas inefables. Que el régimen capitalista no es sólo un régimen atento a lo material, sino que ofrece a los hombres un capitalismo sentimental de un valor incalculable. Y cuando esta riqueza sentimental se vende, se hipoteca o, simplemente, se reeala, el hombre queda absolutamente perdido. Si como algunos dicen, Rusia está mal, los hombres viven mal, no se han resuelto los problemas de producción y consumo, y hay hambre v miseria v crimen, este argumento no tendría importancia. Yo quiero pensar que no, que Rusia está magníficamente, y que estos obreros han dejado allí, no sólo el bienestar, sino el confort, y la abundancia, y, en este caso, qué lección más magnífica. Cambian todo esto por la miseria española, por una nequeñez qv. e Carlos Marx no pudo comprender nunca: lo cambian porque tira de ellos su propia miseria: el terruño, la casa, los amigos, la. familia... Los perversos burarueses llamamos a todas estas cosas: la Patria. FKANCISCO DE COSSIO Sardinas, anchoas Para surtir bien su despensa, conservas RIBAS. Pescados y mariscos escogidos para p r e p a r a r los platos más variados y apetitosos. SABOR DE MAR MARISCOS, SAlMOtf