Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMINGO 3 DE MAYO DE 193 EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 60 dpal s pápeles femeninos, que interpretaron gel Redondo, futbolista de los que dan patacón perfección. Ricardo Canales, Miguel das a diestro y siniestro, y Fernando HerGómez Castillo, Guillot y Tordesillas mere- nández, que parece un cogorza auténtico. cen citarse entre los masculinos. Tampoco están mal los restantes. La comedia, que tiene un diálogo muy Excelente jornada, pues, la de anoche para chistoso, fue largamente aplaudida y los au- Ramos de Castro, Carreño y Moreno Torrotores llamados a escena repetidas veces en ba. Magnífica para la compañía del Calderón. El éxito fue rotundo y merecido. Tertodos los actos. -A. C. minó la obra a las. dos de la madrugada, y Ramos de Castro, momentos nos Calderón: La boda del señor había deleitado con que Movietone, antesrefleun fiel Bringa o Si te casas la pringas jo de los que a diario vemos y escuchamos as, en los cines, dirigió unas palabras de gratiEn el teatro Calderón estrenaron anoche tud al público, que no acababa de aplaudir. Es un sainete madrileño los ya aplaudidos auto- muy tarde para poder decir más cosas. -res en distintos géneros y lugares Francisco ANTONIO G. CAVADA. Ramos de Castro y Carreño. El ilustre maestro Moreno Torroba músico la obra con el Nueva compañía en Chueca acierto y pericia en él peculiares. El sainete, de pura cepa, lleva por título La boda Mañana, lunes, reanuda sus representadel señor Bringas, o Si te casas la pringas. ciones en el teatro Chueca la notable acGracejo, donaire, soltura, chistes de pura triz Hortensia Gelabert, al frente de una ley son las características de la nueva pro- compañía en la que figuran José Linares ducción de tan brillantes autores, y la mú- Rivas, como primer actor; Fernando Carsica; jugosa, llena de melodía e inspiradísi- mona, actor cómico, y el resto de los artisma, esmalta las escenas y situaciones del tas que actuaron en la temporada anterior sainete, sobre el que difícilmente podríamos con Hortensia Gelabert. Para presentación, entretenernos en divagaciones criticas, que estrenarán Seda y oro, comedia de José de son de competencia exclusiva del titular de la Lucio. sección, honra y prez de la Casa. Sí consignaremos, ello no obstante, que cada uno de- losícuadros constituye un acier- La segunda edición de ¿Quién to; porque los personajes han sido transplansoy yo? tados a la escena tal y cual los vemos en la Acaba de ponerse a la venta la segunda realidad. La boda del señor Bringas, ó Si te casas la pringas tiene su moraleja, dentro edición de esta farsa de Juan Ignacio Luca de la frivolidad del asunto. Dos vecinos de de Tena, a la que la Academia Española ha una colonia, viudos ambos y con hijos ya otorgado el Premio Piqúer, considerándola talludos, varón y hembra, sienten fervoro- como la mejor obra estrenada én 10.3. S, ensos anhelos de contraer nueva coyunda. Por tre las que optaron al citado galardón. ser viudos y contar con edad más que llevadera, sienten el temor de las burlas y chaa La Farándula cotas de las gentes, y antes de casarse pretenden, inútil y repetidamente, suicidarse. Esta veterana agrupación artística, que Cuando los hijos se percatan de lo que ocu- cuenta por éxitos sus actuaciones, celebrará rre, les alientan y convierten en realidad sus función el próximo miércoles 6, por la tardeseos. Después de casados ya no se llevan de, en el teatro de la Comedia. tan bien. En torno de este matrimonio fórSe pondrá en escena la farsa cómicojanse otros JJ, trámanse múltiples peripecias melodramática, de Navarro y Torrado, Los a cual más felices y acertadas. En tan ex- hijos de la noche, en cuyo reparto aparepertos autores como Ramos de Castro, y Ca- cen las más destacadas figuras del cuadro rreño no, cabía esperar otra cosa que el acier- que con su reconocida competencia dirige to, y así ocurrió desde la escena primera a Santos Moreno. la última. El público rió hasta satisfacer plenamente los deseos de pasar una buena velada y aplaudió como era menester a unos Un escrito de la Sociedad de y otros. Si algo faltaba al libro, ahí estaba Autores, S. A. la música de Moreno Torroba, de calidad La Sociedad de Autores, S. A. nos eny cuño como es costumbre en quien la hace para recreo del espíritu. Desde un tango vía para su publicación un escrito en resespléndido y nada llorón y quejumbroso puesta al de la Sociedad General de Autohasta un fandánguillo emotivo y lleno de res de España. Por su mucha extensión, matices bellos y varios oyeron anoche con damos un extracto de los puntos esenciales verdadera delectación los concurrentes al- es- en la misma forma que hicimos con el antreno de La boda del señor Bringas, o Si te terior, no sin consignar que con su publicasas la pringas, y todos o, casi todos los nú- cación damos por terminaba en nuestras comeros fueron repetidos entre clamorosos lumnas la polémica entablada entre ambas aplausos y bravos al autor, que hubo de sa- Sociedades. ludar incesantemente. La Sociedad de Autores, S. A- manifiesta en este escrito que el pleito que imLa interpretación, irreprochable. Ofrece plica su existencia carece de todo matiz pola compañía del Calderón un conjunto ad- lítico, y añade que concierta con los automirablemente disciplinado, dentro del cual res contratos de singular liberalidad, a los cada actor conoce su papel perfectamente. La que no estaban ciertamente acostumbrados, colaboración que prestan, pues, a los autores porque en ellos no se pretende utilizarlos es evidente e innegable. Felisa Herrero y para fines sindicales, sino para enaltecimienPedro Terol hacen dos novios inimitables. to del espectáculo. público, para incrementar Cantan con sumo gusto conjunta y separa- los beneficios que los autores obtengan, para damente. Teresjta Silva está encantadora en suplir con una sólida organización la limitoda su actuación, tanto de novia violenta, tación de medios con que los autores cuenque maltrata a su prometido, como en el de tan, para ejercitar sus derechos, para que futura madre, llena de caprichos y antojos. la defensa de los mismos sea eficaz y reproTambién Manolita Hernández está muy bien. ductiva. Por esa labor, la Sociedad de AutoMaría Luisa Albalá, guapísima ella, enci- res, S. A. percibe de los autores comisiones zaña y arma líos con la misma naturalidad muy inferiores a las que la Socier ad Genecon que luce sus ojos bonitísimos; es una ral de Autores les deducía de sus derechos, tiple excelente que no defrauda. Carmen para sostener una abigarrada, costosa y buCaussade, Clotilde Duran, Soledad Escrich rocrática organización y las restantes damas y damitas, en su punto. La Sociedad- -terminado el apoyo inicial Eduardo Mareen es un cómico de una vez. para su fundación- -vive con absoluta indeDice muy bien v tiene la gracia a raudales. pendencia, sin otra relación con la SocieTambién están admirables José Marín, An- dad de Empresarios que la de procurar una gestión común y sabiendo defender con efi cada los derechos de autor. Añade el escrito que los empresarios de espectáculos cinematográficos han rescindido los contratos que tenían con la Sociedad General de Autores al finalizar el pacto que había concertado dicha Sociedad con la Sociedad de Empresarios y que fue reiterada y constantemente incumplido por dicha Socredad General de Autores. Los pagos de cuotas de derechos de autor que realizan a la Sociedad de Autores, S. A. se destinan a los autores que justifican sa derecho a percibirlos. El sobrante, cuando se produce, se devuelve a los empresarios, pues éstos no tienen legalmente otra obligación que la de pagar los derechos de los autores, pero no los gastos que realiza la Sociedad General ni los beneficios con que califica aquellos sobrantes y que no le pertenecen Expone el escrito algunos datos de la gestión de la Sociedad General de Autores de España, y manifiesta que la Sociedad de Autores, S. A. representa a más de nueve autores- -como aquélla indicaba en el documento publicado- y dice que no han ejercido presión alguna sobre Sociedades extranjeras para que les otorgaran su representación. Con respecto a la inicativa de considerar a los productores cinematográficos como autores, no ha sido de la Sociedad de Autores, S. A. El gerente de la Sociedad de Autores Cinematográficos, Sr. Forns, defendió esa tesis en un luminoso y abigarrado informe ante el Congreso de Varsovia y la Sociedad de Autores Cinematográficos adherida a la Sociedad General de Autores tiene abiertas cuentas de liquidación a nombre de los productores liquidaciones qué al no ser reclamadas por los mismos consideran dichas Sociedades son beneficios obtenidos por ellas Recuerda el artículo 36 de- la ley de la Propiedad intelectual, y djee que constituye el título para el ejercicio de cualquier derecho. Así, pues, solamente con el afán de producir- un confusionismo lamentable puede pretenderse que el derecho de autor se presume siempre. No; el derecho del autor a gozar de los beneficios de la ley solamente puede derivarse de la inscripción dé su derecho en el Registro, porque dé la omisión de tal requisito nace ¿l- de las Corporaciones, entidades ó particulares a editar esas obras durante el plazg. jd dtez años antes indicado La Sociedad de Autoría, ¡SUÍ fc sevrefJere a sus fines en relación coriísus, repre- sentados, detallando cuáles sotíjiéstós, y termina el extenso escrito diciendo qué en cuanto a la representación de autores- en la Sociedad pueden acreditarlos ídexhibirlos a quien tenga títulos para exigir sa prñel) a. Estrenos e n l o s- cme 9 D Palacio de la Prensa: Compañeros de viaje Viaje largo. Un paquebote de lujo star- pa de un puerto imaginario para ir a echar anclas en otro puerto cualquiera de la eos ta francesa. Buen cargamento lleva el buque fantasma. Mujeres bonitas, hombrea impecablemente vestidos de etiqueta, actores y actrices de la pantalla cuyos nombres; tienen sólido prestigio. Comerciantes, industriales, financieros. Entre el pasaje figuran también camera mans, supervisores, ingenieros del sonido, fotógrafos, etc. etc. En el viaje que nos ocupa, estos viajeros son tan indispensables como el capitán y el timonel, porqué sin ellos ni habría viaje, ni compañerismo, ni pelícuSu De este mundillo aparte que es la vida de relación en un transatlántico, ha surgido en el magín del autor la trama de la