Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A 1 B- C. DOMINGO 3 Dfi MAYO DE 1936. EDICIÓN, DE t LA MAÑANA. PAG. 55; NOTAS FINANCIERAS, JUICIOS Y COTIZACIONES Crónica de la semana Sigue el predominio de las influencias políticas y sociales sobre las cotizaciones bursátiles y durante la última semana ejercieron presión la postura de los partidos respecto a la elección presidencial, las impresiones sobre la manifestación de primero de mayo y el resultado de la primera vuelta en las elecciones generales francesas. Y también algunos hechos de orden social que ha registrado la Prensa, tales como el incidente en la fabricas de cervezas El Águila cuyas acciones bajan con este motivo 25 enteros al quedar a 120, y las nuevas bases de los Tranvías de Madrid, cuyos títulos se afectan poco, pues se cotizan a 97, antes de haberse aprobado las bases, y a 95, después. La liquidación de fin de abril se ha practicado, como las anteriores, con facilidad y dobles baratas. Las medidas de garantía que rigen para las operaciones a fecha en Id Bolsa de Madrid impiden que las liquidaciones mensuales se efectúen con sorpresas desfavorables o con grandes quebrantos, y en cuanto a los tipos de interés de las dobles, no pueden ser caros ahora por existir dinero abundante que busca rendimiento elevado y seguro; características que, dentro de los tipos y de las circunstancias bifrsátiles, se dan en esta clase de aplicaciones del dinero. Ha sido el mes de abril de bastante inquietud, aunque el mercado viene ofreciendo resistencias que han impedido una baja vías aguda. Las hay, sin embargo, de importancia. En efecto, comparando los cambios de la última semana de marso con la última de abril, que cierra el mes, resulta que la Deuda interior cuatro por ciento desciende desde 76,95 a 72 por 100, y aun considerando el cupón percibido en primero de abril, el descenso no es pequeño. Igual ocurre con el Exterior 4 por 100, que pasa de 93,50 a 89,75, debiendo decirse respecto de ambos valores y de algunos otros fondos públicos, que terminan el mes con papel a tipo inferior a los cambios de cierre, pero como se ha restablecido la vigilancia de las autoridades bursátiles, no se opera con normalidad. Los Amortisables 5 por 100, libres de impuesto, que se negociaban medio por ciento por encima de la par, lo hacen ahora por debajo de ella en 30 ó 40 céntimos; son, sin embargo, los títulos que tienen din- ero sin cortapisa para invertir. El 4 por 100 con impuesto, que había llegado a 90,50 en primero de abril, termina a 83,50. En general, todos los fondos públicos pierden en mayor o menor proporción durante el mes. Las Cédulas hipotecarias han oscilado un entero y entero medio en dicho período. La negociación ha sido realmente activa: desde principio de año se han puesto en circulación 34.500 títulos del 5, 5 y medio y 6 por 100, por un valor en junto de 17 millones de pesetas, cifra que representa siete millones y medio más que el año anterior, y ello pueba que se han concedido Préstamos hipotecarios en cantidad muy superior a la de los cuatro primeros meses del año 1935 V Que en el mismo cuatrimestre del que cursa se han absorbido fácilmente por el ahorro esos 17 millones de pesetas que, a los efectos bursátiles, significan una suma mayor, habida cuenta de las transacciones que se realizan por los comitentes que poseen títulos y que son enajenados cuando conviene a su particular interés. El Banco de España baja durante la semana 11,50 enteros 7 durante el mes, 20, al guede, -a 490. El Hispano Americano y el Español de Crédito, desmerecen algo. La Hidroeléctrica Española se sostiene bien, en general, aunque pierde 1,25 en el período semanal; Mcngemor, ó, y Alberche, 1,50. Los cambios son inferiores a los de fin de marzo. Rif portador gana siete pesetas ante la proximidad del dividendo. Este valor ha subido en el curso del mes. La Campsa queda casi sin variación a 141 y a fines de marso estaba a 14.6, pero después ha descontado el dividendo. El Fénix retrocede de 560 a 535. Al terminar marzo estaba a 599. Los Nortes y Alicantes mejoran una peseta durante la semana, pero en el mes pierden los primeros, de 103 a 87, y los segundos, de 97 a 81. Los Explosivo- quedan a 410, mejor dispuestos después de haberse terminado la suscripción y la negociación de cupones; el corro ha entrado en normalidad. Las cotizaciones de moneda extranjera no varían: solamente- el Belga sube 25 céntimos. Puede, pues, decirse, como resumen, que la comparación de fines de abril con los cambios de igual fecha en marzo, resulta, adversa a casi todos los valores sin excluir los fondos públicos. El mercado, que durante la semana última estuvo bastante caído, se anima algo al terminar el jueyes la semana bursátil, la cual presenta mejor aspecto en general. Cuestiones económicas y- financieras La semana ha sido muy agitada, lo que equivale a decir, en nuestros días, pobre en resultados constructivos, pero rica en destructivos. En primer lugar, el mercado de valores se ha desplomado una vez más en los Estados Unidos arrastrando a los demás mercados en su caída, y esto, a pesar de las seguridades de los brokers y de las casas de colocación sobre la reanudación del alza. Desde luego, algunos de ellos habían aconsejado, hace algunas semanas, vender el 40 por 100 de los títulos para esperar un momento más propicio de volver al mercado, pero como el alza continuaba, habían recomendado de nuevo interesarse por los valores de rendimiento variable. Todavía el. domingo último los brokers Hirch y Lillienthal, Hentz, Fenner y Beane y Bache habían pu blicado en el NéiO- York Herald boletines optimistas. Después, muchos valores h n perdido en pocos días el 30 por 100 y más de su valor. La razón principal de esta baja ha sido un discurso pronunciado por el presidente Roosevelt, que ha producido descontento en todo el mundo. Resultaba claramente de ese discurso que el presidente lleva una política de oportunismo y de socialización. Además, los nuevos impuestos sobre las reservas de las sociedades han infundado pesimismo para el porvenir, y la campaña electoral que pronto se ha de abrir no contribuirá mucho ciertamente a la buena marcha de los negocios. El antiguo ministro de Finanzas de tiempos de Mr. Hoover, ataca al presidente con dureza. Roosevelt- -dice en su discurso de Baltimore- -ha demostrado, sin quererlo, que su política ha sido un fracaso, sigue siéndolo y no será nunca un camino para restablecer la prosperidad. El problema del trigo sigue sin solución; las medidas del presidente han sido declaradas inconstitucionales en gran parte por el Tribunal Supremo; la situación financiera se envenena cada día, y lefe déficits aumentan. Los problemas de comercio internacional no han encontrado remedio, y el paro forzoso tampoco. Únicamente la mejora de 1o s intercambios podrá restablecer la situación. ¿Se ha de ver er el nuevo crack el principio de una baja gneeral y una recrudes- concia de la crisis? No lo creemos por. el momento. Hay que tener en cuenta que desde hace más de un año ha existido un alza ininterrumpida, y que una reacción técnica es cosa normal. Al mismo tiempo siguen siendo buenas las noticias de la industria: las acererías trabajan a 75 por 100 de su capacidad, los vagones cargados aumentan, la venta de la corriente eléctrica está en alza y la actividad de la construcción es superior en un ciento por ciento a lo que era hace un año. Pero es difícil predecir nada en los tiempos que corren. El hombre propone y Dios dispone. En Francia las elecciones del 26 de abril han dado como resultado 179 diputados elegidos, 432 empates y un deslizamiento hacia izquierda en favor de los comunistas. Es la consecuencia lógica del hecho de que los gobernantes, que se han sucedido, no hayan sabido contentar a los electores. Son los factores de orden económico jos que han suscitado el empuje hacia la izquierda. El comunismo es una planta que no brota más que en terreno árido y pobre. Sin embargo, la segunda vuelta del escrutinio que tendrá lugar hoy podrá hacer que renazca el buen sentido, y se cree generalmente que los partidos del centro acabarán por controlar la situación. Entre tanto, las cotizaciones de los fondos del Estado y de los Bancos franceses han sufrido fuertes pérdidas. Desde hace mucho tiempo existía una lucha sin cuartel entre el doctor y el ala izquierda del partido nazi, hasta el punto que muchas veces se habló de la dimisión del dictador financiero. Sobre todo el doctor Darré, ministro de Agricultura, era el que más se destacaba entre los grandes adversarios del doctor Sin embargo, Hitler comprendía muy bien que éste es insustituible y le había sostenido contra todos los ataques. Pero como los ataques seguían, era necesario encontrar una solución poniéndole a cubierto. Con este fin, el doctor preparó el terreno en un artículo, que se le atribuyó, en el Deutscher Volkwirt, donde declaraba que de todos los gastos del Reich debía poder decidir un solo hombre, independientemente de todos los ministerios. Y dice más adelante que la base sencilla y sana para cada presupuesto es que no se debe gastar más de lo que se recauda. La política nacionalsocialista ha hecho subir los ingresos del Estado, y es evidente que estos ingresos deben servir en primer lugar al Estado, muy especialmente para el rearme, mientras que en realidad se aprovechan de tales ingresos tanto los Municipios como muchos órganos oficiales. El único que debe aprovecharse de ellos es el Estado. Y añade que, como es imposible para cada ministerio apreciar lo que puede gastar de ese dinero, se habrá de instituir un órgano superior y central, que pueda distribuir el dinero del Estado entre sus diferentes ministerios. Dos días después de esta publicación, un comunicado oficial de Berlín nos dice que, en vista de que muchas autoridades del Estado y del partido han de colaborar en la cuestión de las materias primas y de las divisas, el canciller ha encargado al presidente del Consejo de Prusia, general Goering, del examen de todas estas cuestiones y que él sólo podrá dar las órdenes oportu, nas en este orden. Por este decreto, el general Goering se ha transformado en dictador financiero de Alemania y su posición le permite hacer frente a todas las oposiciones. Al mismo tiempo se cree que seguirá la política económica y financiera del doctor el cual, aunque permanezca entre bastidores, seguirá siendo el verdadero dictador. Espérase, sin embargo, que la leva sobre el capital y el aumento de los impuestos puedan aplazarse en todo caso para una fecha ulterior y que se pueda contratar un empréstito en el extranjero. En Polonia, desde la muerte del mariscal Pilsudski, los negocios no han marchado tan