Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LAS RENOMBRADAS CRUCES SEVILLANAS Sevilla fué fTi u i u f a, ¡á ilcrjr dp un jicrfilícailii crcjiista. un ¡nmenvi Tcn rUi em pltaclo t r la VíiiprAclftn ilc m m i c k dfl ctnceí, c s j j todas nnUí W U í y artíjtiu. L a i iTiAi AS bjuEtb n r n d u r t r o d l u d jA 4i t c lubuiTí servido dr ciiTfrrAiJc Ea pc Er, DJnw IAI tlcnofnírudaA C m i V t r df, ik! Puniarcjc, dp ID. Í l,i1 cloTind i lcélEfa; oírnf, a d o u d a í A Itn niuro de iní i c a ¡t- teiJiv conví la df li Cfl. a de i i Ulos, lü de S nlA QH iUnii y Li del NcerOn rcntcmciraivlD cfU llimf- iicn Id p: ir? J ikJ p. c o m m t f l de San Francí- co, igr k IIAÍTP de la caJlc de lüi Caulaiics. rmiflHAdj KEIV de A l b u e ü aquella, inlrreíantc Irjdici m guc refiere el ejenroUr hcéio J e iin t i d a v o niftt raiTD, VEndiénur ic r e Jiuci o iinfl T C I que h a bía idu iTnAnuinifidi H p 3 T 3 tiur ¡buir con el ptccio dt nu nutvA Mrrvilítingre Í a rlecli rjciün pD- it 1i cA de b p u r c í a ác la Maria; y o l r a i en rtCiWos v hornacina M. njd. nvlo d tííntjio. M u ¡da d c i p i recicndct eA J lodaí di- lo lU aT en i ue levjiiEihiin V cn v i c A f i i la juc í uri 1.i Ti en Ea v U ptrlillca, f u n arlmincicín v veneración de 1 A pcntc E v! rí ítia- debcíiioh niCTicionar, por haher ÍTC- HIUH O un l e i d? d r r o rtnonAre, la 11, -inkUÍJf d t la Cruf rjcl Cánipo y de b C c r r a j e t ú admirada por i u ürqtijlcchjra y orÍBÍnaüdád- FT C v i La O u z del Campo E ta edíficafb crte HumUhíícro a U mTíarta d e U eíjriad, lor l; i c a r r c T m que v. i a CarmEFTihi y en el l í r m í n o le 1 f, ini 03o b a i r l o de U Calia la. Krenlc al mii- nto, y hjíLi h j f c peco litn Tü, corría d iCLieiEui- iii r o m a n a cüTiduanr de las a p i a i de Alcalá de Guad a i m- w lpx- ant; ban ventas j pieFocef. cmi erljrlos hoy en m a l e r n O i carcriof. y ona cnii ¡l. t ¡n dü Dcbdc tan hellu lufrar 4 c obi en- a d p i n o nnxt cíplcndoro n d i Sevilla, rfwlcado de vcrdea y ÜDiidoi caii a pareciendo a nuM- iroi ojoi pif e i par esfe íindíüTí so eaniíno J 5: 5 S p tr diTnde va ii In nuTA illa a cLurtid, qnp por ciUeña tltoe la Giralda, su c c i D d V- iludablc a t t r i E J i t ó í e cííc Hi inif! Jff rv en 14 J por el LniÍRne aiistcnlt de U cinl ll D. Die o de te o. con i: ca LÚn de una ímpiinAnlcí obras reriliudxi m el Acueducto de qae hemoi ticcho ame mttieí 6 rt, V íervia de lérmino a I J I cMadoncí de í i í i i C r u f que co meniaban en la Casa de P i b t o í de la p b u de San Eiícbfln. Olroi a u g u r a n que el mulivo de U dific: i ¿n íuc el de jJtr iiiai eí hecho de rjii 4: en es? Uio el CabilJn ecleíiijiiqo recibid l i cliiula del Lionum CrJicíí, dt- nadü pvr el íirJ iliE 4 po D, Alíomio Ftwueífl y iraida A Se illa después de lU nmeried r A cslc pnríioilar se refiere Sandicr y l cíia cñ BUS íJJicioníJ al Ttiiro Je a i OJiía ÍJÍ 4. JÍ 4 J. por Espinú -i de ¡ú- Mon ercrt, cuando djee: Li preciosa rdiquia del IVHIIFFI t V j u í í la dejíi en! ü tc Ianícnro a cita santa Tulc fa D. Alfonso de TonicCJ. arrobi i o lie í u í de CiNta ciudad, el cual í u c liaklo el nño de M 8 J de la rilla. c Ceca, de que era Kftor, y en donde m u r i i d aflo de i 4 r J ¿7i stgim ahrma Zünij ¡ra Tamhién- ve ocupa el mlamu autor del reciljlinlento que tiiM el Cabildo a la mencionada reliquia, puliendo Ka la nía San Qenllo puc- un poco tn ¡u adrlantr te eonservl d í nrm rjdero, llanuidfy íulijarnKnre la C r u t del Canipti míe en di hn a ñ í! crÍRLÚ en meUTorii v veneración dp Jmbrr ÍL 1II allí la adoraciin. reKÚu afirma Collado Tor su parit. d repiilado arr ueól) j: ü Sr, Geiii Hi no e- t i c o n i o m w con fli jíllO! jnicioí, p i i ü ni rnla- Viicias c í i i t a j í e d e Se r 4 Ha ni en loa liCiro dtí M? flnnKn Ala a í f f f f p j f l c iis cítf fifííní drí íaÜ -s Ón or habla de la entrega ú Uoi i t n j rff JaflM Afflfto. de- itis ni de la e i t e c i i del ÍIii fdJíro. Sn- illú. H referido ilustre ar- juc H- D, lUcUM