Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMINGO 26 DE ABRIL DE 1936. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 39. bre la paz exterior y sus condiciones, ya me expliqué ampliamente, según creo, en mi discurso de 15 de este mes. Seguramente esta cuestión será la que retenga la atención de la nueva legislatura, desde aue se abran las sesiones. Él arreglo mediante la organización de la seguridad colectiva de los conflictos latentes que origina actualmente la ansiedad de las naciones, domina de un modo imperioso las posibilidades nacionales. Otro tanto podría decir de la paz interior, de paz civil, de paz en las ciudades francesas. En la calma de este mismo período electoral pudiera decir que tengo la esperanza de haber terminado con la agitación de los promotores de desórdenes de cualquier parte en que se sitúen. E! resurgimiento económico Después, M. Sarraut hizo un bosquejo de lo que debe ser. el resurgimiento económico de la próxima legislatura. Según él, se trata de un problema capital. Hace falta- -dijo- -que, sin aplazamiento, se reafirme la restauración económica por la fe de los franceses en su porvenir. Evidentemente, la labor no es muy sencilla, y la economía nacional no tendrá garantías más c (ue cuando tenga efecto una Conferencia mundial para suprimir el desorden absurdo que hcy en día fomenta el antagonismo mortal de los dumpings, con las represalias aduaneras de carácter brutal. Pero esta mejora es posible aguardarla entre tanto llegue por tal medio, salvaguardando nuestros intereses en. el aspecto francés. Podemos edificar, puesto que los materiales se hallan al pie de obra. Podemos edificar la obra vigorosa de la estructura de esta economía inuperial, que, soldando los recursos de la metrópoli a los de su inmenso dominio de ultramar, asegurará una y otra corriente de los cambios, cada vez más extensa. El Sr. Sarraut continuó: Creo firmemente que ha prescrito la doctrina del viejo liberalismo ortodoxo, que busca el alivio de sus crisis en el automatismo de los acontecimientos. Pero no me placen las experien- cias del régimen estatal. Pienso que la verdad puede situarse entre estos dos absolu tos, que el Estado puede y debe colaborar con las iniciativas privadas para la organización del control, la orientación y la protección de la economía nacional A estos efectos, recordó que el instrumento de esta colaboración, es el Consejo ¡Nacional de Economía, una especie de Parla mehtó profesional, que tiene, todas las ventajas, pero ninguno de les inconvenientes del Parlamento corporativo. Después de hacer notar los signos de resurgimiento, hizo presente la misión de la próxima legislatura, que debe ser la mejo, ra de ciertos mercados agrícolas, sosteni- miento de las industrias de exportación y un gran programa de obras snacionales que contribuya a la reducción del paro, con una política de mejoras fiscales. No obstante, quede bien entendido que no hay por qué comprometer una obra de equilibrio presupuestario que es honrosa para quienes la realizaron, pero que debe tender a que se confirme progresivamente el rendimiento de los impuestos, con una política audaz de mejora fiscal. No puede ser que no haya en las diferentes secciones de la revista BLANCO Y NEGRO ninguna que sea de su agrado. Repáselas usted, y se convencerá: CRÓNICAS, CUENTOS, POESÍAS, INFORMACIONES Y REPORTAJES. -POLÍTICA, ECONOMÍA Y CIENCIA. -TEATRO, CINEMA, TOROS Y DEPORTES. -LA MUJER Y LA CASA. -RADIOTELEFONÍA Y FILATELIA. NOVELAS. -GENTE MENUDA y, por último, un SUPLEMENTO magnífico, de gran tamaño y con grabados a todo color. PARA TODAS LAS AFICIONES! sus métodos de trabajo, y que los servicios de la Administración estén persuadidos de que se hallan al servicfo de la nación. Todavía el Sr. Sarraut añadió: La renovación política y la económica no significarán nada sin el robusto sostén de la renovación moral. Ya llegó la hora de que predomine el sentido del interés general en las almas, para que sea más fácil llevarlo a las leyes. Para esta renovación moral no hace falta la mística formada alrededor de un hombre o de una ambición racial. Sólo es preciso mantener la vieja mística republicana de la virtud cívica, fundamento de las democracias y fe actuante en el ideal francés de libertad y justicia El Sr. Sarraut terminó diciendo: Es el resurgimiento moral por la energía y la cohesión de todos lo que se precisa como condición para todas las victorias. Vuestro voto, mis queridos conciudadanos, no querrá decir, ni mañana ni nunca, el fin de la grandeza de Francia ni de su fe republicana Tribunal: Número 144, José María Vicente Mangas, 10 puntos; 148, Julián Santamaría Rulido, 38 puntos. Segundo Tribunal: Número 528, Felipe Altozano Guadiz, 10,55 puntos; 536, Aurelio de la Fuente Almodóvar, 5,25 puntos. Tercer Tribunal: No hubo exámenes en el día de ayer. Judicatura. -Número 881, Luis Fernández Domínguez, 28,73 puntos; 883, José Luis Descamín, 38.33 puntos. EL AUTOR DEL FALSO OUIJOTE ES ALONSO DE LEDESMA Una carta del Sr. Vindel Recibimos la siguiente carta, Señor director. de Á B C Mi distinguido señor y amigo Abusando una vez más del cariño con que A B C recoge. todos mis esfuerzos en pro de Incultura y bibliografía españolas; teniendo en- cuenta que no fui ni. en la Academia Española, ni eñ la Asopiación de Escritores y Artistas, lo suficientemente elocuente para que de una manera categórica se reconozca como autor del falso Quijote de Avellaneda al escritor Alonso- de Ledesma, natural de Segovia, y con! el fin dé rhientras yo no pueda dar a conocer por medio de la imprenta todas mis investigaciones no salgan detractores ni aficionados con escritos impugnando palabras que puedo yo no haber pronunciado, y, sobre todo, ignorando hasta qué punto he podido llegar en mis trabajos, que no he podido exponer en ninguno de los dos Centros antes aludidos, por falta de tienlpo, diré que Cervantes no murió sin hacer constar quién fue su enemigo, como dicen todos los críticos y sabios cervantinos. Cervantes dice categóricamente que a quien se debe la paternidad del falso Quijote fue a EL ARAGONÉS TORDESÍLLESCO, o, lo que es lo mismo, Al Escritor Segó. Alón. Ledes. Si es que hay un erudito, b alguna persona de los muchos millones que pueblan el mundo que encuentra que el anagrama no. es. conforme a la época, y falta 0 sobra alguna l- etra, -me daré por vencido, y si no es así, niego se espere, como he dicho antes, a que de fin a mi labor. Dándole las gracias anticipadas, y esperando jue, como siempre, publique estas cortas lineas, se ofrece incon Mcionahnet! te a sus órdenes su afmo. s. s. ¿q. s. m. e. Fren- 1 cisco Vindel. OPOSICIONES Y C O N C U RSOS Avisos Médicos forenses. -Para mañana, lunes, a las cuatro, están convocados los opositores desde el número 758 hasta el final de la lista. Médicos de Asistencia pública. -Primer Tribunal: Para mañana, lunes, a las cuatro y media de la tarde, están citados los opositores desde el número 152 hasta el 188. Segundo Tribunal: Para mañana, lunes, a las cuatro y media, están convocados en segundo y último llamamiento los opositoresijwsdc el numero 340 hasta el 560, inclusWé, para la práctica del primer ejercicio. Tercer Tribunal: Mañana, a las cuatro y media de la tarde, actuarán en segundo y último llamamiento los opositores desde el 1 riúmerp 715 hasta el 736, ambos, inclusive, Las reformas necesarias para la práctica del primer ejercicio. 1 Registradores de la Propiedad. -Para maEl Sr. Serraut continuó: Conviene -la ñana, lunes, están convocados los oposito reforma del Estado, la reforma del mecares desde el número $26 hasta ek 450. nismo parlamentario, la reforma de! a AdJudicatura. -VA martes actuarán los opotministración, que son otras tantas necesidasitores desde el número 884 hasta el 903. des en las cuales parece que todos estamos de acuerdo Aprobados j También el Sr. Sarraut dice que es necesario que 1 Poder ejecutivo, se hállemenos Médicos- forenses. -Numera 755, Eduarílo Piñuelas, 23,5: puntos; 757, Enrique Alfonso Gordo. 59,20 puntos. Médicos de. Asütencja pública. -Primer i Madrid, ae, de abril 1936,