Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMINGO 26 DE: ABRIL DE 1936. EDICIÓN D É L A MAÑANA. PAG. 37. HOY SE CELEBRAN EN FRANCIA ELECCIONES GENERALES A B C c n París y Berlín. Se invoca el ejemplo español y el auge del marxismo. Discurso radiado de Sarraut Francia es el típico país del pequeño hur- te Popular; no reivindica la actuación de gues de la ciudad y del campo, del rentista, sus correligionarios de España, ni contradel modesto terrateniente. Esta clase social rresta la campaña de sus contrincantes en las ha surgido de la gran revolución y ha con- urnas. Quien calla, otorga. En otros sectores no es menos viva, sin emservado hasta cierto punto su ideología. Defiende- -eso sí- -la propiedad individual, pero bargo, la inquietud que suscita la infiltración en el terreno político es radical. El partido del marxismo en la sociedad española. En de Herriot es el del pequeño burgués v en los medios financieros, en las clases intelecello consiste su fuerza; desde hace mucho tuales, inclusive, en esa masa indeterminada que necesita asomarse cada día a las frontiempo es el partido más numeroso. Difícilmente se comprenderá q- ue un par- teras a través de la Prensa de información, tido de esta naturaleza se liaya aliado con la perplejidad es menos interesada, aunque los socialistas y los comunistas, enemigos de no sea tan legítima. Se trata de un voto plala clase representada por el partido radical. tónico. El voto de gentes que nos conocen La explicación no. convence, porque ni el o que, sin conocernos, nos profesa simpapeligro fascista ni: el peligro clerical tía, o que tiene una concepción del universo existe más que en la imaginación de las iz- que excluye la violencia y la depredación, quierdas. Mejor dicho, el peligro pudiera máxime si una y otra son amparadas y consurgir a consecuencia de los abusos del car- sentidas por el Poder. tel, llamado hoy Frente Popular, y por la inGeorges Rotvand dedica, bajo los auspitromisión en la política de las entidades irres- cios de la Sociedad de Estudios e Informaponsables denunciadas por Tardicu. ciones Económicas, un nutrido folleto a EsUna mayoría izquierdista es probable, paña bajo el régimen del Frente Popular, pero, con ello apenas se creará tina, situación que. ha sugerido al director de Le Fígaro nueva. También la había en la Cántara di- su ícdkorial del viernes. Lucien Romier suelta. Si los- radicales, los socialistas, los hace suya la conclusión del joven publicomunistas y varios pequeños grupos de las cista pero yo discrepo de entrambos. No izquierdas hubiesen colaborado estrechamen- creo que la resistencia vaya tan lejos. Tamte, hubieran podido? formarse Gobiernos bién aquí el ciudadano se ajena al Estado; cartelístas. Pero los marxistas no se atrevie- también es víctima del chantaje marxista, ron a compartir las responsabilidades del Poder y, aproximadamente, la mitad del partido radical se opone a suscribir programas socializantes. No olvidemos, además, a los senadores radicales, que en la Alta Cámara Para abril anforman mayoría, pero que púdicamente llaman su grupo izquierda democrática far suelos y Más que el resultado de las elecciones de hoy, importará, pues, conocer la formación del nuevo Gobierno y los frutos de su gestión. Se cree que los elementos moderados que pertenecen al partido de Herriot evitarán peligrosos experimentos socialistas. No Sociedad de Aguas Potables olvidemos, además, que a Rusia, como Estay Mejoras de Valencia do, no le conviene en absoluto que Francia Esta Sociedad anuncia el pago del dise debilite militarmente, porque ello favore; cería a Ía, t Aleniania hitlerista. No es proba- videndo complementario del ejercicio 1935 ble que un éxito izquierdista amenace otra, a sus acciones preferentes y ordinarias en la siguiente forma: cosa que la estabilidad del franco. Francia es Acciones preferentes: 4 por 100 libre de el país de la clase media, que sabría resis- impuestos, o sea pesetas 20 por acción, contir al marxismo, e isquierdismo no significa tra entrega del cupón número 24. siempre y en cada país época de desmanes. Acciones ordinarias: 4 por 100, con deducción de los impuestos vigentes, o sea pesetas 17,8625 por acción, contra entrega del cupón numero 20. El pago de los mismos se efectuara, a partir del día 2 de mayo próximo, todos los Se invoca el ejemplo español. La días laborables, de nueve a doce, en la Caja C. Félix Pizcuota, 30, infiltración del marxismo causa de la Sociedad, en la Sociedad, Anónimabajo; en Barcelona, Arnús Garí, paseo de Gracia, número 9, y en inquietud Madrid, en el Banco Central. París 26, 2 madrugada. (Crónica telefóValencia, 22 de abril de 1936. -El direcnica de nuestro redactor. No deja de ser tor, Enrique Benet. instructivo el juicio que extraen los franceses de la experiencia española del Frente Popular. No cabrá decir esta vez que nuestros vecinos nos olvidan o nos ignoran. Por la cuenta que les tiene, se ocupan, acaso demasiado, de la evolución o el traumatismo EL MEJOR REMEDIO contra el en que, a partir de las elecciones legislativas, entró norninalmente y de hecho la segunda República. Las derechas francesas se refieren con insistencia inmoderada a la anorBOTE OE 15 DOSIS A PTfl S. 2,50 malidad en que se desenvuelve la vida pública en la nación contigua. Y forjan una BOLSITA I -C 2O urna electoral de eficacia, a mi juicio, problemática, aunque el sector adverso no se atreve a encarecer la experiencia denostada. La opinión de izquierdas no habla de lo que hace o de lo que deja de hacer nuestro Fren- y como España pretendió, insiste en arbitrar remedios a sus males con soluciones legalistas y parlamentarias. Porfiar en que la única salvación reside en la copia servil de ciertos modelos extranjeros, sería una temeridad. Pero insistir en que una sociedad incapaz de crear una reacción popular de tipo heroico, nacional c inexorable, es una sociedad que se entrega, es encender un cirio al sentido común... La libertad no es la licencia dice Sirraut A las ocho de la noche cerró la campaña electoral el presidente del Consejo con la lectura ante el micrófono de unas cuartillas cuyo es el siguiente párrafo: La ley republicana garantiza a todos y a cada uno en este país la libertad de pensar, de escribir 3 de actuar, como de criticar, protestar y censurar, con una largueza que no tiene otros límites que el respeto del derecho ajeno y la obligación de un orden público, que es, a la vez, el beneficio y la prestación de todos los ciudadanos. La calle pertenece a todo el mundo y no a los habituales del disturbio. La libertad no es la licencia. Es libre en Francia la discusión, que instruve, y no la violencia, que destruye. Este país, laborioso y prudente, detesta profundamente las discordias cívicas. -DARÁN AS. A B C en Berlín Los electores franceses. La fuerza caciquil de Jas izquierdas Berlín 26, 2 madrugada. (Crónica telefónica de nuestro redactor. Hace dos meses era seguro que el Frente Popular obtendría en las elecciones francesas un éxito arrollador. Hoy este éxito ya no, podrá obtener tan caudalosa y desastrosa magnitud. 1 Qué ha ocurrido en este corto lapso- de tiempo para que de tal modo varíe la política de un país invariable, terco en sus virtudes, pero más aún en sus- vicios? Claramente lo dicen los diarios alemanes. Ha ocurrido esto: España, cabeza de turco y de bolchevique. A pesar, de todo, es probable que el Frente Popular consiga el mayor número de diputados, por varias causas. Una de ellas la ha explicado recientemente con una argumentación muy lógica y segura, nuestro corresponsal en París, Mariano Daranas. El partido radicalsocialista dispone, por su perseverante caciquismo, de todos los Comités comarcales, que en gran medida suplantan, la voluntad popular. Dentro del sistema parlamentario, las izquierdas, que, por haber inventado la democracia, conocen perfectamente toda su vileza, llevan las de ganar, y, en efecto ganan. Sólo de un modo podría el país francés detenerse en el camino, de la catástrofe: cambiando rotundamente de sistema. Pero esto es más difícil allí que en ningún lado, porque para ello tendría Francia que confesar su retraso político y renunciar a la primogenitura que le ha otorgado el haber descubierto esas palabras que son la causa de la decadencia europea. Las tres palabras masónicas de. 1789. Al son de la palabrería republicana, todavía reclutó Francia aliados y partidarios en 1914, aun cuando para ganarlos tuviese que recurrir prácticamente a los principios monárquicos y jerárquicos: mando único, disciplina, sacrificio del presente y de la vida, a- valores permanentes e ideales. Al son de La Marseüesa se firmó en Versalles- ¡en Versarles! -iel Tratado de paz q e le otorga- alí país francés una hegemonía mejor que laque tiívo en tienipós de Luis XIV. 5 f esas palabras mágicas al fin, y esa retóñ ca de Ateneo, le han servido para tener adoradores coloniales en todo el mundo. No sólo mirón A B C en París THÉ CHAMBARD E 8 T R E ÑIMIENTO KABUL