Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C R O N I CA DE PARÍS íe Tejada, (Dibujo do Carlos Sóenz En camino para lo desconocido. con pran c u r i n s i i i d twr t n n o c í r Ea lüoda en lu rnSf infjTnoi ipcrelos, h b b n c. nib ¡jn l m p r i ü y, por lo quf Jccen, Coiiiprendemos íjLt m inEercí i c ílc- pcerfa m r e Icü ¡r a k í Je viaj e pucHp que algiin J i i volverá 1 lucir pl iol. Cuando Jlrsuc e e iiinmcntOf cada una quiert e- tar Uiía para recibirle en Uin í r t Cuenic cxcufiiancá lyic coni lííuyen d civíanTo de la í i i j c i b n prinavrrjl U i u de la cUentci dice lU v e c i n a i V i r t a ver v ¡i enc a r g a r n a J u r j l m e h l p? Y la Dtra r c j p o ü J c A ver j i a hacer cncarEus, nr La moda p n f c i r l i paco a IK ÍÍ 1 H hay he ven do rain ría írenic i f r p n i c Un, i señora anciana, que h a venido a elegir aljio para un viaje que í c h a Jccididn Te pronlQ a q u t l b n i a ñ a r u un saj e iiue c enipríndc fin abcr a donde se va. La famüií ubí a l ÍIU LI, el ¡iJaTida toma el v o lante y parren sin Tumbo fijo. 1 J idea e? í n u n t i d i r a pero ti pfecíM ve lirla... El dc le erapjeaa v e u n a v IÍH mofli- los. TtU merü un C o n j u n t o amSrcAn para viajar, Falda i k l a n i marrón, ibrocJiada hasla el t o r d c cha! UcEa coría escoce- a, danrjp e lunden el ro a vic o, el verde fllmendra y d a u! lina, tt HOJHL 5 CBEIU: TlL Jfi DE SASTBt VtCBO, COX PCNTA ICLAN- rt T ÍALOONCltH DErH i WODíLTJ CU- UTT! ñof íDStcnidc- i poi al unaf raTMJE TO. VÜ V SDE, t v OllíSTCIOS Ef. MATí COS EL PaiLLAME, tíOÜELD Tll. Je CE nitCOT ya n u r r ó u a exquisiio, prácM. MÜlO t APOÍ, iADO ion IiO (DA 5 BLVÍdOi UODEl. O iJÍL lS) P O r M M i t l TRAJE üASTirc CjflS E ÍOJO EO; Íco y muy rlcEanie; c í precl O TONE FA- STASU, BLL M EiTAlíPAD BO A V CtXTl. -HOS DE CLiFO iií o l v i d i i la gran cafa de Í; ua! iel: L q n la chaqueta- El h e d i ó ti que rff lOi hoTTibros y csú abroc ido en d ceñ- al regresar al hri- el para lomar el t í y. a ü e n c u n a i r e incDnip, ifíilile. cincntío lo homi r á con bolones de madera. Un vertido de la vei, cicalar el pico m s alto. Con la falb r o i y el UiílD V cn anchaii lQ desjujci, para lana nefira te e Tcntaíor, pard i- p 3 TLlal 6 n ít lle ará una b l u u de punto t n v n v c r aniplia mcnie a la viajera. Ademán, que- c puede ariír httíta lo ínñniín ¿S e cliíné, lirmiluandn el tono eru- to ccn el b liene d 5 ¿jr ande ti bol llirr í ejpúntcarloí, m u cíimodoi para eonParleí ¿ijcñecej de picn- 3 t n b i lúnicai c lampadai? Deidc ílrillo, pueito qup el abrigo y l i ú l d a l i iJlhmQ hora. T cne úo c a r a í eíecjceía y inaluego. LLIC! a u a r c e olra itíea: un trcs- rán de piimefo de c? cotoreí, j Va r á TTÚn. cotn l i falda. Pero una señüfa J i i c r c cuartoi d e plqu blanco, con cbalcco iflu l. jqiii ni impcrmeibíe, d e cbina blanca con la na eTe ird nada porque i e g e- y un feitón r e d o al linrde. Sobre el ve tidcp lunares a í ü l m- irino y sti a p u c l i a pimlineffllií- irá ripidinientc. de lan i iwBca hari buen efecto, v la; aman- atilda leí del boJíiHo enconlraríin en í l do 5 niag- So íerá un buen profeclur c- jntra la UoH e aquí un iraje ifire a i u l marina, muy niricf í, i a l i D í n t e íc toneadüí. Fern, a dón- via, pero no i m p o n a se u j i i cuando haffa bonito. N o lene c l n t u r ó n fiTueir p t i p u n- de lerniinari e tc! viajen ¿V el cielo no buen liempo ToJavla no ie ha elcRÍdo ninles de reTTne uliraym lai cüstuTj y le pres críi inclemente? E verdad, s llovie ef... gún champado. Hita es la mejor Dca iáD Eami: fR loa dos últimua veslido- íi Unir de t a n novedail. E p r e t i l anotar la ccuridad Hace Eíha un paraguas, j o mejor- -tti de c u d l o I J aiKTticia ile w U n v kH irca un nipernie; dilel I -ij- eremnji ffue p- i cn a 1- dia y nlro de noíhc. D primero nohre fona flleíe- ¡n e l e w de n l a l i M que i. utr- tiiLivín Rümejeniplarc S ¡jofl v i i j c r o i? e en- do negro, deja que ie pD en tixla F: pecl 4 de a VI í í n t lvidivf l: i la 1; U. cuentran en paíi montaÍLD- o j c leí ocurre m a r i p o t í s como 4 ¡una ráfaga de vrentu laa n ngifr a j u n d a jujr a r r i b a y an pUi p u r abajo p i t a hacer una a cen ííiTiH la sñoriL advierte ifue hubiere eiupujadi Jia Ea allí. Lis 311 eJthib T el iwMí. no llene en u maleta njda a piopó ilo que anehai y runcidat íohre e! hondiro in son j A h í hí aquí b talda- pantalíjn, aíj pbiantc porque conítitiíyen el íinico adar Lrt t rue- ns pe purilts en los í O í t a d le an amplia que pe mlliIá hacer buen lapel UT dhl írajp liKero y de lineq iuri in jL dan niurfiJ chic, pero c ntí- n ¡ntcierante b í ara la n- vlie t optará pOf un e iJuipíido hufanila d e uta aniardií T I w Ku ult ÍRiian pran, 1 ei cuaditn rcf tatcv bíoncrji y n- l e t ííeíu 1 t. -in esctniricí cíenanicute, y s i n p r i i i í l l ¡affítJj que arma la falda j l. t cmljaiSD, í j j i j i Lien; liajanítij p y n l e n r plc uprla que se cfuia moJctiamcnle nJre piúciícoí, c o j i que i rt? iwlc íjrrrícupar a la. 1 p t í l w ilelwn dar a la muier un enuuLo mujer- nofk rna. LonipTiíbutíJí q b í fi m i o irreyistiblc. pía c -MJi cuaTiTCí e í t m t a Adiói Guaníes nio fitrlerri, que fueron nuc ri encanto! Í- Vn rs c te el íin de la moda? V- n iodo ca n, gjtí, d e e esc puntrt de VÍÍÍB, 0 r e c e ¿Unv que e Cl l! e un alirípu? Sí, H C Í J Í TOCJIA. 37: t liA. s, J t n o M M O a a p n i r niaraviltosaniente a la nn: jer, lueRii- La j í ñ o r a ile- es u r o b, ¡c pfilid i- can triple e t i ¡n a -i Ir) cuclier i lini n- TJenc C 2 KTÍK CLF- ÍE CF- U O í r k ciirrimie triple cuello, que no ivi a VrsT- lHI i, MinitiO KOMUlíKIlOfi H ov enamíjs en IOÍ laTontí LA VILLA DE PARÍS Soí ci lio t. ji- ioN: KiUfrnr j vNT: nu,