Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C, SÁBADO 18 DE ABRIL 1 DE 1936. EDICIÓN DE A MAÑANA. PAG. 18. forma de noticia oficial, no encontraba el mismo ambiente entre los dirigentes de la U. G. T. organización controlada principalmente por el Sr. Largo Caballero. Esta falta de paridad de criterios con referencia al paro no determinó, sin embargo, que se adoptasen acuerdos definitivos por parte de los dirigentes de la U. G. T. pero al comunicarles la C. N. T. su decisión en tal sentido, se convino por la U. G. T. en aceptar la huelga con todas sus consecuencias. permanecieron abiertas hasta después de las nueve de la noche. Como un periodista hiciera alusión a qué la huelga había sido decretada por la C. N. T. el Sr. Vidarte soslayó la respuesta y repitió los conceptos anteriormente expresados. Terminación Por lo que se refiere al abastecimiento de carne, como quiera que la orden de paro se recibió cuando ya se había hecho el sacrificio de reses, fue preciso retirar las carnes a las cámaras frigoríficas, donde quedaron sin darles salida para los despachos. Desde primeras horas de la noche se comenzó a repartir profusamente entre los obreros huelguistas, en el centro y en los barrios de Madrid, una octavilla suscrita por la Comisión ejecutiva de la Federación local de Obreros de la Industria de Edificación de Madrid y sus limítrofes, que dice así: Después de la magnífica demostración del proletariado madrileño contra los desmanes fascistas, esta Federación aconseja la vuelta al trabajo a partir de las doce de la noche de hoy, bajo promesa formal del Gobierno de la República de que no quedarán impunes los hechos que motivaron esta huelga. También circularon otras órdenes, emanadas de otros sectores marxistas, a fin de que los obreros huelguistas se reintegraran al trabajo. De este modo ha quedado terminada, a las doce en punto de la noche, la huelga general que se dijo declarada corno protesta de los sucesos desarrollados durante el entierro del alférez de la Guardia civil Sr. De los Reyes. Los panaderos que trabajan en el turno de las doce se reintegraron a dicha hora a las faenas, y se espera que asimismo reanuden la labor los que ingresan en el turno de las dos. En la Dirección general de Seguridad se recibieron también noticias de todas las estaciones de Madrid dando cuenta de que los trenes habían salido a su hora y con perfecta normalidad. Las primaras órdenes circuladas Comienza el paro general en la ciudad Durante todo el día de ayer, el paro ha sido general. Desde primera hora de la mañana, varios grupos de operarios del ramo de la construcción recorrieron las obras de Madrid invitando a los obreros a que abandonaran el trabajo. Lo mismo hicieron otros huelguistas con los conductores del servicio público, camionetas, etc. a los que invitaron a que retiraran los coches. A las nueve y media de la mañana el paro del tránsito rodado en Madrid era completo. N o funcionaban ni taxis, ni camionetas, ni tranvías. El metro estuvo funcionando hasta las once y cincuenta de la mañana; a partir de esta hora se inició la restricción en el servicio, y poco a poco fueron suprimiéndose trenes, hasta el paro total. El comercio no abrió las tiendas. En las tahonas y en al- gunas tiendas se formaron largas colas de gente que pretendía adquirir pan y comestibles. Los que lograron adquirir lo que deseaban agotaron las existencias, y quedaron, por consiguiente, numerosas personas sin poder obtener pan ni otros artículos de primera necesidad. En otros, lugares de, Madrid se llegó, incluso, a abrir los mercados, y muchas personas de la barriada pudieron hacer sus compras normalmente; pero también a estos lugares se extendió el paro a primeras horas de la tarde. En la estación de Atocha, el elemento obrero, en el que estaba incluido el de tracción, se sumó al paro. Los trenes salieron con normalidad hasta las once de la mañana, hora en que los obreros abandonaron sus faenas. A las once salió el último tren, que era el. ómnibus de Aranjuez. Al llegar a Madrid el rápido de Badajoz se tuvo la noticia de qué cuando había entrado en la estación de Villaseca, y como consecuencia de la rotura de un eje, descarriló un vagón del convoy, no ocurriendo desgracias personales. EH las barriadas de Vallecas y Cuatro Caminos, los grupos de huelguistas pretendieron paralizar la circulación del metro. Los servicios sanitarios de la Cruz Roja Desde las diez de la mañana quedaron montados los servicios sanitarios de urgencia en los Dispensarios y en los Comités de distrito de la Cruz Roja, tanto en Madrid como en el extrarradio. Todos estos servicios tenían como central el cuartel de la Brigada, sito en la calle de Miguel Ángel. Desde la indicada hora estuvo asimismo preparado todo el material móvil, con dotación de personal facultativo y administrativo, a fin. de poder acudir a todos aquellos lugares donde su presencia fuera requerida. El tránsito y el tráfico rodado de la ciudad, como ya decimos, quedaron absolutamente paralizados, circulando solamente los coches oficiales y muchos de propiedad particular. Las calles ofrecían con este motivo el aspecto desolado que es inherente a estos colapsos. Solamente en la Puerta del Sol se vieron algunos corrillos, que comentaban los incidentes de la declaración de la huelga y sus consecuencias. También en, las barriadas extremas fueron advertidos numerosos grupos de obreros, que permanecían en actitud pacífica. Esta desolación en las calles de la ciudad ha sido, pues, la nota más acusada de la jornada de ayer. Comentarios y opiniones en el Congreso En el Congreso hubo desde primera hora gran animación. Los acuerdos del Consejo de ministros habían trascendido y los diputados comentaban su importancia. Muchos entendían que esos acuerdos habrían de convertirse inmediatamente en proyectos de ley, que serían leídos en la misma sesión de ayer tarde. Ei diputado socialista Sr. Vidarte, miembro de la Comisión ejecutiva del partido, afirmó ante un grupo de diputados y periodistas que los acuerdos del Gobierno habían producido excelente impresión en la masa trabajadora; de tal manera, que la huelga general terminaría, probablemente, a las doce de la noche. Dos notas de la Casa del Pueblo En la Gasa del Pueblo facilitaron las siguientes notas: Trabajadores madrileños: La Casa del Pueblo de Madrid y las Organizaciones Socialista Madrileña, el radio comunista y el Comité Local de Unificación de Juventudes Marxistas, que d e perfecto acuerdo mantu vieron el criterio manifestando la honda impresión producida a la clase obrera madrileña por los ignominiosos desmanes de elementos fascistas, que culminaron con las agresiones del 16 de abril, reclaman del Gobierno de la República las medidas adecuadas y estiman que las decisiones del Consejo de ministros de hoy prueban evidentemente el propósito de rectificar esta política de excesiva contemplación practicada hasta ahora, y decide que, desaparecidos los motivos que llevaron al proletariado madrileño a la completa y pujante manifestación de protesta de hoy sin cesar en, su actitud vigilante, las dichas organizaciones declaran estar resueltas a recurrir a cuantos medios sean precisos para impedir que vuelvan a producirse las agresiones de I05 elementos fascistas, y se dirigen a la clase obrera exhortándolas a seguir trabajando para la rápida realización del programa del Frente Popular y para conseguir la victoria definitiva sobre el fascismo y la reacción. -Cándido Pedrosa, por la Casa del Pueblo; Alvares del Vayo, por la Agrupación Socialista Madrileña; Francisco Cantó por el radio comunista, y Francisco Muñoz, por el Comité Local de Unificación de Tuventudes Marxistas. La otra nota dice así: Reunidos esta noche, a las oclio y media, las organizaciones de la Casa del Pueblo, han acordado dar por terminada la huelga a las doce de la noche, a virtud de los Los servicios de luz, gas y agua Durante el día de ayer funcionaron normalmente los servicios de gas, agua y luz. El alcalde había manifestado a los periodistas que el problema del alumbrado de la ciudad estaba, desde luego, resuelto, ya que el 80. por 100 de los faroles de. gas son de encendido automático. Añadió que los restantes faroles serían encendidos por los guardias de Asalto, previo un acuerdo de la Dirección de Seguridad con la fábrica de gas. Y, efectivamente, algunas parejas del referido Cuerpo recorrieron diversas calles para dar cumplimiento a su cometido. Mer; ced a esta previsión, el alumbrado de la ciudad funcionó normalmente, a excepción de algunas calles de las barriadas extremas, donde no fue posible atender el servicio con la diligencia deseada. antirreumático! se expende en frascos de triple cabida para una cura completa Medidas para garantizar el abastecimiento Con objeto de garantizar el abastecimiento de pan y artículos alimenticios, diversas parejas de Seguridad custodiaron las puertas ¡de las tahonas y las. de numerosas tiendas de comestibles, muchas de las cuales G R U P O S ELECTRO- BOMBAS MADRID. M ARQUES DE CUBAS, 5