Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 14 DE ABRIL DE 1936. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 42. tensión en la parte posteroinferior del muslo izquierdo, que interesa los tejidos blandos y músculos. i E N BARCELONA rea magníficamente a la verónica, siendo ja leado. En su turno dibuj. a otras verónicas y es ovacionado. Ármillita ejecuta el suyo por faroles y se le aplaude con calor... Cierra el tercio, con valentía, Carnicerito. Este ofrece un par de banderillas a su compatriota, que lo cuelga exponiendo un horror. El prende otro indescriptible y otros dos superiores, siendo ovacionados los dos maestros. Después de brindar a Rafael el Gallo, ejecuta una faena temeraria entre pitones, de pie y arrodillado, que ameniza la música y jatea constantemente el público, adornándola con ayudados por alto, pases de la firma, en redondo, de pecho y cambiados que remata arrodillándose ante la fiera, siendo largamente ovacionado. Pincha en hueso, y tirándose como una bala, cobra media estocada en lo alto, de la que muere el toro. (Ovación grande, orejas, vuelta al ruedo y salida a los medios. Octavo. Bien presentado. Otro espontáneo tira de muleta y da unos pases que también, ovaciona el público, retirándose después de estrechar la mano de Victoriano. Este se- estrecha en unos buenos lances, ejecutando luego un quite formidable por verónicas, que se ovaciona. Marcial está bien en el suyo y escucha otra ovación. Luego cierra el tercio esculpiendo dos lances inmensos con la rodilla en la arena. (Ovación y oles. La Serna ejecuta una faena vistosa en la que abundan los pases de su estilo, que el público ovaciona. Cuando se cansa de torear, a pesar de molestarle el viento, que no ha parado en toda la corrida, mata de un pinchazo- y una corta desprendida. Los toros primero, sexto y octavo proced ian de la. ganadería de D. Vicente Muriel y los restantes de la de D. Eduardo Sotomayor. lances. En quites, nada. notable. El bicho llega avisadísimo a la muleta. A pesar de ello, -a fuerza de porfiarle, Lalanda consigue que el buey embista, comenzando la faena con ambas rodillas en el suelo, ejecutando en esta forma dos pases enormes. (Ovación. Sigue con cuatro naturales y unos ayudados por alto. (Ovación y música. En el centro del ruedo continúa la faena con pases superiores de todas las marcas, que remata acariciando los pitones. Termina con dos pinchazos y una corta superior. (Ovación grande, petición de oreja y salida a los medios. Quinto. Armillita se limita a ponerle en suerte. Luego, en su primer quite, torea por chicuelinas en forma imponderable, siendo ovacionado. Rafaelillo y Lalanda están valientes en el su 3? o, tomando el bicho cinco varas. Armillita coloca dos pares colosales y otro superior, siendo entusiásticamente ovacionado. Con la muleta comienza con un estatuario, seguido de ayudados, y se lleva el toro al centro del anillo, donde lo torea con mucho temple. A los acordes de la música hace una faena a base de pases por alto, de la firma, cambiados, molinetes, de rodillas y de pecho, acariciando los pitones del toro. Por taparse la fiera tiene que entrar cinco veces a matar, señalando cinco pinchazos. Descabella al primer golpe. Sexto. Rafaelillo se lía el toro a la cintura en cinco lances temerarios. (Oles y música. Marcial, en su turno, ejecuta un quite, haciendo la mariposa, arrancando una clamorosa ovación. Cierra el tercio el valenciano, que ejecuta una faena maestra, de pie y arrodillado, metido constantemente entre íos pitones del toro, del que aguanta las tarascadas con imponderable valor. A los acordes de la música ejecuta pases de todas las marcas. Con el acero tiene que entrar varias veces a matar, por humillar el toro, terminando con cinco pinchazos, media y descabellando. Muchos aplausos a su valentía Marcial Lalanda, Armillita, Carnicerito de Méjico y Victoriano de Ja Serna, con toros de don Eduardo Sotomayor y de don Vicente Muriel Barcelona, 13. Precedida de un desfile de carrozas de época, en la plaza Monumental se ha celebrado esta corrida con asistencia de bastante público. Primero. Con agujas de respeto. El respetable lo protesta por estar ciego del ojo izquierdo. Lalanda lo pone en suerte con unos buenos capotazos. El astado llega con cuatro puy azos al último tercio sin querer nada con la franela. Marcial desarrolla una faena dominadora a base de ayudados por bajo que se aplauden con calor, tres de ellos enormes. Luego el público protesta porque torea con desgana molestado por el viento. Mata de tres pincharos y media. Segundo. Como el anterior. Armillita lo para con unos lances. Ni él ni Carnicerito pueden hacer nada en quites porque la fiera sale huido de los caballos. El hermano mayor de Ármillita coloca dos pares formidables de banderillas, que se ovacionan y premian con música El toro llega aplomado a la muleta. Ármillita lo acosa hasta que embiste, haciendo una faena reposada pisándole el terreno luciéndose en pases por alto, ayudados, de pecho, molinetes, en redondo y de la firma. La faena, que ha resultado torerísima, ha sido ovacionada y amenizada por la música. Termina con un estoconazo del que sale muerto el toro. (Ovación grande, orejas, vuelta al ruedo y salida a los medios. Tercero. Con grandes pitones. Carnicerito de Méjico se hace ovacionar toreando por verónicas. Luego lo hace por lances afarolados, que remata artísticamente, siendo ovacionado nuevamente. Alternan los dos mejicanos en quites y se les a. plaude en las cuatro varas que toma el animal. El respetable ovaciona tres pares de banderillas qjie prende Carnicerito, encerrándose en tablas en el último. Carnicerito trastea al manso, que se cuela a cada muletazo, sin volverle la cara. Derrocha voluntad y mata de media bien colocada, acertando al segundo golpe. (Muchas palmas y saludo. Cuarto. Coa arrobas. La Serna se limita a ponerlo en suerte. En las varas reglamentarias que toma el de Sotomayor anotamos un quite superior de Lalanda, que se aplaude. Victoriano lo pasa de muleta con desgana y el público protesta, en vista de lo cual se precipita a matar, señalando un pinchazo y metiendo una estocada baja que mata. (Pitos. Quinto. Bien armado y de mucho peso. Es mansurrón como los anteriores. Lalanda liga una serie de verónicas finísimas, ganándose una gran ovación. El toro entra malamente a los caballos tres veces sin que el madrileño y La Serna puedan hacer nada en quites. Marcial tiene que entendérselas con un bicho peligroso. Se libra de las cornadas que tira y lo pasaporta de media buena, un pinchazo y una entera fulminante. (Palmas abundantes. Sexto. Gordo y 1 manso. Ármillita lo fija con unos lances aceptables. El de Muriel sale también disparado de los cuatro puyazos que recibe llegando a la muleta con la cabeza suelta. Ármillita se limita a trastearlo para ponerlo en suerte y lo tumba de una estocada desprendida. Séptimo. De mucho peso. Se tira un espontáneo, al que el público ovaciona dos naturales y un pase de pecho, con los que saluda al toro. Después de estrecharle la mano Qarnkeritp, se retira. Carnicerito to- Marcial Lalanda, Armillita y Rafaelillo. Toros de Encinas Barcelona 13, 7 tarde. Primero. Se premia con una ovación unos lances valientes de Marcial, y luego se ovacionan unas chicuelinas soberbias de Armillita, cerrando el turno Lalanda. Con la muleta hace una faena para dominar al toro, que llega quedadísimo al último tercio, toreándolo de cerca con voluntad. Luego se deshincha, por lo que escucha alguna protesta. Mata- de tres pinchazos, media y un intento de descabello. Segundo. Armillita lo saluda con un parón, al que siguen varias verónicas finísimas, que remata con media superior. (Ovación, oles y música. Luego, en su quite, torea de frente por detrás, rematándolo de rodillas. Rafaeliilo ejecuta unas verónicas, y Marcial, en el suyo, esculpe unos lances- que remata arrodillándose. Cierra el turno Armillita. Los tres diestros son largamente ovacionados. Armillita coloca dos pares de banderillas, y escucha clamorosas palmas. El toro llega al último tercio aplomado. Armillita ejecuta una faena voluntariosa, terminando con pinchazo y una estocada desprendida. Tercero. Con las manos bajas, Rafaelillo borda unos lances, que se premian con ovaciones y oles. Luego, con los pies junto i, torea a la verónica y estalla otra ovación. Lalanda, arrodillado ante el toro, ejecuta tres lances insuperables. (Ovación grande y música. Cerrando el tercio, Armillita, con un quite pinturero, que se aplaude con entusiasmo. Rafaelillo brinda al público, desarrollándose seguidamente una faena imponderable entre los pitones, de pie y arrodillado, que ameniza la música y se jalea constantemente. En el centro del anillo torea al natural en fcma impresionante y con pases de la firma, afarolados, por alto y de pecho, toreándolo bien. Señala dos pinchazos buenos y mata de un estoconazo. (Ovación grande, oreja, vuelta y salida a los medios. Cuarto. Lalanda lo fija con unoj, buenos EN ZARAGOZA Seis toros de Villamarta y dos de Encinas para Manolo Bienvenida, Domingo Ortega, Jaime No ín y RafaeüJJo Zaragoza 13, 10 mañana. Con un lleno se celebró la corrida de. Pascua, lidiándose seis toros de Villamarta y dos de Encinas, para Manolo Bienvenida, Domingo Ortega, Jaime Noaín y Rafaelillo. La tarde, espléndida. Al hacer el paseíllo, los matadores son aplaudidos. Primero. Alternan Manolita y Rafaelillo. Manolo Bienvenida intenta sujetar al bicho con unos capotazos y lo prepara para picar, dejándole en suerte. El toro sale huido de las varas y es manso, y se queda en los capotes. Se arroja un espontáneo al ruedo y da algunos muletazos. Por fin, se entrega a los guardias. Manolito se enfrenta con. el manso y le da- unos muletazos por bajo con la derecha. Tira a ali- ñar y da dos pinchazos sin soltar, sin que el bicho haga nada por él. Descabella después de intentarlo. Segundo. Ortega le da un lance junto a las tablas y luego sigue con una serie de verónicas, una de, ellas estatuaria, oleadas y ovacionadas. Jaime Noaín, en su turno, hace un quite muy ceñido y torero, que arranca una ovr ción. Ortega hace otro corr dos lances y media de mucho sabor. (Ovación. Noam cierra con otros dos lances y otra media, que se ovacionan también. Ortega manda retirar a los subalternos. Comienza la faena con unos pases ayudados por alto y da dos naturales con. la izquierda y uno de pecho. (Ovación. Sigue muy cerca y coge el cuerpo, obligando a pasar a la res, intercalando algunos rodillazos. (Ovación y música. Luego da pases afarolados, en redondo y de otras marcas, que se ovacionan