Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 24 DE MARZO DE 1936. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAQ. 43. TEATROS, CINEMATÓGRAFOS Y CONCIERTOS EN ESPAÑA Y EN EL EXTRANJERO Informaciones teatrales y musicales. Estrenos en los cines Guía i; de! espectador. Cartelera madrileña Informaciones y noticias teatrales En Madrid La compañía Borras- Calvo El domingo, y con la representación de El trovador, se despidió la compañía a la que han dado título los prestigiosos actores, y que ahora gueda disuelta. Como Enrique Borras, por no tomar parte en el drama de García Gutiérrez, no pudo despedirse del público de Madrid, nos ruega que por nuestro conducto así lo hagamos, quedando, como siempre, muy reconocido a sus aplausos y i atenciones. Enrique Borras sale mañana para Barcelona, con el propósito de descansar una temporada. Aún no tiene decidido su viaje a la capital de la Argentina, para estrenar allí, en las fiestas centenarias de su fundación, la Dbra de Larreta, Sania María del Buen Aire, para lo que ha sido solicitado, con la oferta de un ventajosísimo contrato. Esta frase hecha, que desde la Eva del Génesis hasta nuestros días se debe de haber repetido en todos los idilios y en todos los idiomas, tiene, sin embargo, en la película que nos ocupa, un significado justo y una aplicación exacta. Su razón de ser es precisamente la sinrazón del tema que le sirve de fondo, y nada más lógico y natural que un loco, siquiera sea fingido, quiera con Un banquete locura a una loCa, hija, también, de la fic Se nos ruega la inserción de esta nota: ción. El banquete- homenaje a D. Alejandro De ahí que en la. esquizofrenia y sus múlCasona, autor de Nuestra Natacha, tendrá tiples derivaciones sé haya detenido el inlugar el próximo jueves, día 26, a las dos genio de muchos autores cómicos y dramáde la tarde, en los salones del Palace Hotel. ticos, y no pocos novelistas, para que, unas Los que deseen concurrir al acto pueden veces en serio, y burla burlando- otras, nos recoger los tickets correspondientes, al preden a conocer lo que tiene de triste, jocoso, cio de 20 pesetas, hasta el próximo miércoy a las veces delictivo, ese mundillo donde les aliruédíodía, en el teatro Victoria o en el se mueven los paranoicos. Palace Hotel. En el tema, como. uno de tantos, paró mientes el notable autor porteño García VeEn provincias lloso, y su comedia, de perfil humorístico, ha servido de base a Boland para realizar un film que en lo que a técnica, dinamismo Valencia 23, 10 mañana. En el teatro y agilidad se refiere, nada tiene que envidiar Principal, la- compañía de Celia Gámez ésa los mejores. treno anoche, con muchísimo éxito, la opeNo era tarea fácil plasmar en imágenes íeta El baile del Savoy. Celia Gámez fue un asunto que casi todo él se desarrolla en aplaudida constantemente por la labor de tre las paredes de un sanatorio regido por artista graciosa, animada, elegante, que nunpsiquiatras duchos en la severidad discipli ...cá. da muestras de cansancio. Sus trajes fuenaria y en el reglamento inflexible del esta; ron muy celebrados. Amparo Miguel ÁnFígaro: La voz que ancusa blecimiento, pero, aun. así, Bolartd ha tomagel también obtuvo los aplausos del auditorio. Una de las pocas veces en que el tema pe- do para su obra- la movilidad y la inquietud En el teatro Ruzafa, para preparar la ripdistico y los chicos de la Prensa no re- constante de los alienados en sus delirior, 3 espedida de la compañía brasileña, Tro Lo sultan maltratados en la pantalla cinemato- demostrando con ello que la pericia y la desLo, se estrenó ayer la superrevista en dos gráfica. No es, precisamente, que se les enal- treza, bien aplicadas, suplen con mucho a actos y treinta cuadros, Carioca. En la obra tezca y dignifique; pero sí están bien obser- otras ventajas que, de. modo natural, ofresobresale por su mérito el ballet de la este- vados algunos aspectos de la profesión, aun- cen a la cinematografía. los espacios ilimi. pa. Lodia Silva, Oterito de Naya, Coralia que el tono y el ambiente no sean todavía tados. Lvs que corresponden a las faenas periodísEscobar fueron muy aplaudidas. Y si enjp que a este aspecto se refiere En Apolo continúa, triunfando la compa- ticas, al. menos en un diario de tipo europeo. el elogio es merecido, parece inútil decir que No hay que decir que la- película es del gé- cuando la cámara se desplaza en campo iñía lírica de Antonio Palacios, de la que es figura principal Marcos Redondo. Maña- nero policíaco, porque en Norteamérica acos- abierto- -así la huida de los enamorados na martes estrena la zarzuela lírica en dos tumbran a mezclar siempre en estos ternas a cuando son sorprendidos en el cabaret la actos- La caminera, primera vez en España. los reporteros de los periódicos por ése bus- película alcanza proporciones de superproEn Eslava, con grandioso éxito, sigue la cado paralelismo y extraño pugilato que los ducción. Claro está que nos referimos al directores establecen entre los agentes de or- trabajo del realizador. En cuanto a lo decompañía Martí- Pierrá. den y los periodistas, como si no pudiera más... MI IIIMINI darse iin buen repórter sin las cualidades del Te- quiero con locura tiene escenas gradetective. ciosas, chistes limpios y un diálogo gramaAunque exactamente no sea éste el caso de ticalmente tersp, debido a la pluma impecala cinta que comentamos, muy bien urdida, ble de López Rubio, mentor del castellano Avenida. La Venus de oro por cierto, en lo. que se refiere al nervio te- en esta película. También merece alabanzas El autor norteamericano, atento al ca- mático y al curso de la intriga. Nadiesospe- el íotógrafo. rácter de su pueblo y a las nuevas modas cha que ese celoso repórter que sigu con Pero como no todo han dé. ser elogios, en epigrafía, tituló su producción La mu- extraordinario interés y un derroche de in- porque es muy raro topar con. la obra perchacha más rica del- inundo. El importador tuición y sagacidad los pasos del supuesto fecta, tenemos que señalar, a- sti- Vez, la curespañol ha optado por un título más clási- autor del sensacional crimen- -en el que con silería de aquella estampa en que Rosita Moco o más poético y la presenta como La Ve- la vida de un hombre se han sacrificado tan- reno aparece tras un manojo de rosas. nus de oro. Es posible que lo haya creído tos intereses- -sga. la mano justiciera que ha 1 ggta actriz y Raúl Rpulien son los prota, también más cartelero. Pero entre lo que evoca La Venus de oro y lo que sugiere La muchacha inás rica del mundo, hay que decir que el último conviene más al asunto de la película. Es, efectivamente, protagonista la chica más muchimillonaria del universo, porque es heredera de los más fuertes negocios en minas, ferrocarriles, Bancos, fábricas, etcétera. Lo que se llama un buen partido. Pero como en la cinta se va a tratar de que enamoren a. la chica por sus cualidades y no por su dihero, -se le ha ocurrido al autor norteamericano hacer vivir a la protagonista una existencia incógnita hasta la edad del casorio, y a partir de aquí intercambiar las personalidades de la heredera y su secretaria, de modo que ésta sea aquélla y aquélla pueda aparecer como una chica pobre. Este principio de opereta lleva consigo el desarrollo de una comedia que ya pueden ustedes figurarse cuál sea. Llega el galán, se enamora de la que cree pobre, vacila luego ante la falsa rica, que le deslumhra con sus millones, y acaba poniendo el corazón por encima de los cheques y raptando a la pobre, que es la rica. La cinta está realizada con gran lujo, como corresponde a un asunto en el que ha de figurar la muchacha más rica dej orbe. Otra cosa hubiese sido ponerse en ridículo la Casa productora y William A. Seiter, el director. Pero William, fuera de los escenarios suntuosos, ha puesto muy poco más. El ingenio y la inventiva no brillan tanto como la fotografía. Los elementos materiales juegan en la confección papel más meritorio que los intelectuales; luces, decorados, utensilios, trajes, elementos de la acción y de su captación, son magníficos. El valor artístico queda reducido a. la buena interpretación que hace Miriam Hopking de su papel de niña voluntaria y sentimental. En situación inferior por la calidad de sus personajes y por el arte de ejecución están los otros actores principales de la película: Joel Mac- Crea, Fay Wray y Reginald Denny. -A. C. sabido, vengar, a la vez, pr opíos agrarios con la muerte de un famoso esfador y la condena a la pena más grave ipara su cómplice. Y ahí reside el mayor y más sugestivo interés, de esta película, como el de todas las de este mismo género: Desviar, mejor dicho, concentrar las sospechas del público sobre el personaje que se nos ofrece como el más ajeno al crimen y, en este caso, más insospechado por moverse constantemente en el mismo marco de los agentes policíacos y en el terreno de la Justicia. Técnicamente esta cinta responde a la sobriedad, soltura y dinamismo que deben presidir todas las producciones inspiradas en asuntos criminalistas. No hay ningún pasaje ocioso, ni escena que no apunte o añada un dato psicológico a una figura, un incentivo a la trama o anude un cabo en el complejo desarrollo. Spencer Tracy, el, concienzudo y admirado actor, llena con su trabajo escrupuloso y su gesto cazurro aunque inteligente, la figura central. de este curioso reportaje cinematográfico, en colabo ración de Virginia Bruce, que, tiene muy limitada intervención. Tim Whelan, director y autor del guión, acierta en ambos menesteres. -j. DosA Rialto: Te quiero con locura Estenos en los cines