Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. LUNES aT DE FEBRERO DE 1936: EDrCfON DE LA TARDÉ: PAG. 4I TEATROS, CINEMATÓGRAFOS Y CONCIERTOS EN ESPAÑA Y EN EL EXTRAN 1 ERO Informaciones teatrales. Colisevm: Ki- K Calderón: El Rigoletto de Lauri Volpi. Pricel Presentación de una compañía de atracciones. Otras noticias. Cartelera madrileña Informaciones y noticias, teatrales En Madrid Colisevm: Ki- ki Con un cuento sentimental de una modistilla que se enamora de un príncipe indio, en viaje de placer por Europa, han urdido los Sres. Ángel Custodio y Javier Burgos el libro de una opereta a la que no se le va a pedir más cantidad de lógica que la que se deduce de este principio. Todos los días se están viendo modistillas que se enamoran de príncipes- más o menos indios y príncipes que caen rendidos de amor a los pies de modistillas. Los autores, en vista de lo vulgar del suceso, no se han detenido mucho en buscarle complicaciones a la realización del sueño amoroso. Únicamente un rápido viaje de su alteza a los lares patrios y su regreso inmediato? París, donde ocurre el flechazo, porque ya no puede vivir sin que le cure la herida el arquero que le disparó. Y cátate a Ki- ki soberana del Estado indostánico, después de casada en un transatlántico. Pero lo que economizaron los Sres. Custodio y Burgos de peripecias en la trama, lo dieron rumbosamente en el añadido de cuadros de colox que justifican el calificativo de arrevistada que lleva la opereta. Dichos autores los dieron en papel y la dirección artística del Colisevm se encargó de plasmarlos con todo lujo y arte. Aquí la pluma, que va segregando la reseña del estreno, no puede exprimir más que alabanzas. El montador de la revista ha estudiado con amor y celo cada cuadro y ha hecho en todos sendas obras de arte y visualidad. En el lujo de las telas, en la combinación de los colores, en la belleza de los figurines v en la presentación v evoluciones de las chicas del conjunto. Así la revista del Colisevm se acerca cuanto es posible a sus similares del extranjero. Sin regatear nada a los restantes colaboradores de la obra total, su gran éxito de anoche se debió principalmente al montador- -no queremos decir al matteur- -que supo insuflar las situaciones que le brindaron y el dinero que le dieron, de sentido artístico. Y luego, la disciplina y buen deseo de los coros. Los maestros Guillermo Cases y Enrique Estela han hecho una partitura alegre, moderna y bailable; en dos números con tendencia a lo romántico y sentimental; en os demás con empleo de giros modernos y bulliciosos. Más acercándose a la revista que a la opereta. Y su labor orquestal ha encontrado arriba, en el escenario, el complemento preciso en el director y en el maestro de coros. Todos los bailables fueron perfectamente ajustados y se ejecutaron con sorprSndente corrección. Casi indos fueron repetidos entre grandes aplausos. Como más lindos deben señalarse un baile de boys al empezar la obra, la canción del bolso, verdaderamente original ent e nosotros, otro baile en c! cuadro del MonHn Rouge, el danzón del cachalí y la danza de los holandeses. Dos números hay que poner aparte, uno de los cuales se tocó tres veces: el conjunto del pueblecito andaluz y el tango argentino. De ambos hizo u. ia creación Celia Gámez, heroína de la obra y de la noche. En el tango supo dar todas las esencias de su nacionalidad, y en el del pueblecito andaluz se apoderó de las nuestras, llegando a hacer una reproducción muy acertada de la manera de Pastora Imperio. Tan diferentes aptitudes la confirman como una artista excepcional y justifican las ovaciones que se le tributaron. Los autores salieron a escena en los dos actos, y tan justamente como ellos el director y el maestro de coreografía. La escena fue puesta con riqueza, y en algunos cuadros con algo que vale más: con arte y buen gusto. En la interpretación merecen señalarse, después de Celia Gámez, Carlos Casaravilla, Castrito, Arteaga y Muñoz. -A. C. Magdalena fue Rosita Salagaray, muy en su papel, lucido, aunque corto, y Aníbal Vela llenó su cometido de asustarnos con un Sparafucil, pistolero de sus tiempos. El barítono Nascimbene cumplió discretamente su cometido si se tiene en cuenta que hubo de luchar con el recuerdo de tantos Rigolettos famosos como ha escuchado nuestro público, ¡sobre todo en el dúo de la Vendetta! En la famosa canaonetta, Lauri Volpi arrebató al auditorio con su dicción espléndida, rematada con una brillante cadencia y, un agudo inverosímilmente sostenido. Es lástima que en sus años de ausencia haya olvidado Lauri Volpi que el público madrileño, que tanto exige a los artistas y más a los de su categoría, pero que se entrega a ellos con entusiasmo como ningún otro, está habituado a que este entusiasmo se corresponda con el bis. Y éste hubo de darlo Lauri Volpi tras de interrumpirse la representación y ante la insistencia del público, que llegó a trocarse en enojo. Los artistas fueron llamados a escena e. n compañía del director, repetidas veces. El teatro, brillantísimo. -A. M. C. Español: Reinar después de morir La comedia de Luis Véiez de Quevara que refundida con gran acierto por la docta pluma de Fernández Villegas, fue una de las más brillantes ejecutorias artísticas de María Guerrero y Fernando Díaz de Mendoza, ha sido ahora repuesta en el cartel del teatro Español, y de ella ha sido protagonista Ricardo Calvo, que encarna la figura del desventurado príncipe D. Pedro de modo admirable. Le secundan con mucho acierto Asunción Casas, que reviste con artística dignidad su interpretación de doña Inés de Castro; Carmen Collado, Armando Xalda, Ruiz París, Guirao y Kleiser. El público dedicó a todos, y especialmente a Ricardo Calvo, aplausos muy calurosos. Opera en el teatro Calderón: El Rigoletto de Lauri Volpi Estaba descontado el éxito grande, máximo, triunfal del tenor del miércoles en La bohemia, en el duque de Mantua de Rigoletto, de anoche. Corría el año 21 cuando se presentó en el inolvidable Real; cantó varias óperas, entre ellas Rigoletto, Bohemia, Tosca, Favorita... y triunfó fácilmente por su voz de bonito timbre y de fácil emisión y por su arte refinado. Sobrevino la clausura del regio teatro para emprender las obras dichosas de reforma y reparación, que por su mucho durar amagan superar a las de la construcción de El Escorial, que sólo duraron veintiséis años. Surge de nuevo el bravo tenor a la escena lírica en España, y es primero el público de Barcelona el que pregona los méritos redoblados y reforzados del simpático y popular cantante, que ha ganado en calidad, colorido y volumen, de voz, y es después Madrid el que en la función de la Prensa hace suyos los juicios encomiásticos barceloneses, afirma asombrado ante el fenómeno que Lauri Volpi, lejos de perder en sus facultades vocales por efecto inexorable del tiempo, ha ganado, su voz es más rica en matiz y extensión y se ha hecho más exquisito su arte. Y esto, que quedó elocuentemente proclamado el miércoles y en dos actos de la ópera de Puccini, fue anoche entusiásticamente ratificado en las cuatro jornadas de la ópera de Verdi. La característica de su escuela es la naturalidad, y así la diafanidad prevalece en la emisión de la voz, que brota de sus labios casi siempre sonrientes noble y entonada. Así la ovación fue escolta obligada de toda su actuación, y no hay para qué recordar que Rigoletto es partitura de trincheras, coronadas victoriosamente todas por el gran cantante. También el lucidísimo trabajo de Angeles Ottein fue celebrado como de diva insuperable en pasajes como el famoso Caro nome, alarde de maestría coronado por urt éxito triunfal, y el magno dúo con el barítono, que también levantó tempestades de entusiasmo. Fontalba: Beneficio de Marcos Redondo Anoche se celebró en este teatro una función extraordinaria en homenaje y beneficio del notable barítono Marcos Redondo, que tan brillantísima labor artística viene realizando la actual temporada en el suntuoso coliseo de la Gran Vía. No podía haberse escogido dos obras líricas que tan bien encajaran en las portentosas facultades del celebrado cantante, como La Españolita, y la linda y popularísima zarzuela El huésped del Sevillano, ambas partituras debidas al maestro Guerrero, que en honor al agasajado hubo de dirigir el gran músico toledano. La representación de ambas zarzuelas- de raíces tan españolísimas, fue un constante homenaje a la labor del beneficiado, que hubo de repetir entre grandes ovaciones los números más populares de ambas partituras, entre ellos el terceto del primar acto de La. españolita y la canción de la espada de El huésped del Sevillano. El maestro Guerrero, obligado por los insistentes aplausos del público que llenaba la sala, tuvo que abandonar la orquesta para recoger desde el escenario las muestras de admiración y de simpatía que el músico declinó en obsequio de Marcos Redondo, el barítono que alcanzó anoche uno de sus mayores triunfos. Pricc: Presentación de una compañía de atracciones con Carmen Flores y Goyita Herrero La pista del Circo de Price ha servido esta vez de escenario para la actuación de una gran compa ñia de atracciones, en la qu? figuran, entre otros aplaudidas artistas.