Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. JUEVES 23 DE ENERO DE 1936. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 33. LA GUERRA ÍTALO- ETIOPE tante que han venido ejerciendo sobre este costado de la línea italiana las tropas del ras Desta, presión con tanta fortuna salvada que ha determinado acaso la mayor derrota sufrida por los abisinios desde que se rompieran las hostiliddes. Alejado el peligro en la región de Dolo con un desplazamiento a vanguardia del flanco izquierdo italiano, que en algunos puntos se traduce en un progreso de 200 kilómetros, el general Graziani ha logrado restablecer, mejor dicho, enderezar sus líneas de ataque dándoles una consistencia y una continuidad que no tenían. Con este último avancé hasta la línea determinada por los puntos Veghetti, Fitu, Ara Aune, Gabba y Dannane- -véase el gráfico adjunto- se pondrá término a la peligrosa inmovilidad a que se han visto sometidas las tropas italianas del costado derecho durante más de dos meses, desde que fueron ocupadas Gorrahei y Dabregarre, centro sensible del frente Sur italiano. Y es de creer que una vez resuelta con esta maniobra estratégica en el sector de Dolo la situación militar en el Sur de Abisinia y alineados los ejércitos italianos en el orden normal de batalla, con mutuos puntos de apoyo y enlace en el vastísimo frente, el avance simultáneo de las columnas del general Graziani no se hará esperar mucho, acaso el tiempo preciso para organizar el terreno recientemente conquistado, y el que empleen las fuerzas movilizadas en la metrópoli y las desplazadas del sector Norte en llegar a las bases de Somalia. Se ha dicho también que este avance italiano en el Sur era la iniciación de una gran ofensiva, es decir la ejecución de ese anunciado plan de invasión de Abisinia, concertado simultáneamente p ara los ejércitos Norte y Sur. No, a juicio nuestro, este último movimiento de las fuerzas de Graziani, aunque llevado con un acopio, de fuerzas, una intensidad y un ritmo acelerado, quizá no previsto, sino determinado por las quiebras y el desorden causados en las filas enemigas, en franca huida, no tenía otro alcance que el ya dicho: el de afrontar una amenaza y restablecer una línea que se hallaba al descubierto precisamente por el sector de más fácil acceso a la Somalia, determinado por la peligrosa vecindad de la colonia británica del Kenya. El avance profundo, uniforme de toda la línea Sur italiana vendrá más adelante y será probablemente simultáneo del que están preparando. EL AVANCE ITALIANO EN EL SUR ES RAPIDÍSIMO A B C en Ginebra. Los italianos han avanzado hasta 38o kilómetros en el Sur. Mussolini felicita al general Graziani. Los documentos acerca del apoyo mutuo en el Mediterráneo A B C en Ginebra Inglaterra no menciona a España en Ja asistencia en el Mediterráneo esta comunicación Ginebra, ha sido para advertir Italia, I adoAlemania de aque en alassino paranopersuadir conversaciones re- Ginebra 23, 2 madrugada. (Crónica telefónica de nuestro redactor. Un incidente característico ha matizado la sesión privada que ha celebrado ayer el Consejo. El anuncio de Italia, al tratarse del capítulo de gastos relativos al Comité coordinador de sanciones, de que no se cuente con ella para contribuir a cubrirlos. El barón de Aloisi entiende que la operación no debe figurar en los gastos de la Liga, puesto que, si de una parte no estaba previsto el funcionamiento del Comité Coordinador, por otra, Italia no admite la legitimidad de las sanciones. Examinó a continuación el comunicado de la Comisaría de la Sociedad de Naciones en la Ciudad Libre de Dantzig. No se trata de un conflicto entre Polonia y Alemania, sino de los abusos de poder cometidos por La situación militar el presidente del Senado (Poder ejecutivo) de de filiación nacional- socialista, contra otros partidos alemanes. De ahí la El restablecimiento de ía línea itamoderación con que se expresó el delegado liana en el frente Sur y los prepade Polonia. Las dificultades de Dantzig, antaño germanopolacas, son ahora de carácter rativos para una general ofensiva. puramente alemán. En cierto modo se reduce a un episodio de política interior. Pero Por todas partes se va a Addis como una de las prerrogativas de la Liga Abeba consiste en velar por el cumplimiento de la ley Aunque se dijo qu e el avance del Ejéren la Ciudad Libre, D. Salvador de Madariaga creyó oportuno forzar el tono, reba- cito italiano en el sector Sur había sido gesando la severidad del ministro Edén, que neral en todo el frente, realmente lo que ha era el ponente. No hay civilización- -vino progresado ha sido su ala izquierda excesia decir D. Salvador de Madariaga- -cuando vamente retrasada debido a la presión consno se observan las normas legales. ¿Por qué pretende el delegado de Espa- ña ser mas vaticanista que el Vaticano? ¿Por qué olvida que la neutralidad del Estado que representa es tan celosa y exigente que la propia Gran Bretaña ha omitido, en la comunicación de ayer sobre la asistencia en el Mediterráneo, única y exclusivamente, a España? En el memorándum que Edén dirige al Comité de Coordinación se precisa el resumen de lá conversaciones que Inglaterra ha mantenido en orden a tal tema con Francia, Yugoeslavia, Grecia y Turquía. Sin duda, no se menciona a España, porque el Gabinete de Madrid juzgó conveniente y patriótico eludir el compromiso, sin faltar a la observancia del Pacto. Advierta, pues, el delegado español que conviene moderar el lenguaje cuando no se está dispuesto a pasar de las palabras a los hechos. Con referencia a la respuesta afirmativa de las potencias nombradas, conviene formular tres observaciones: si ninguna de ellas ha dejado de ofrecer su apoyo activo a Inglaterra en caso de que ésta fuera atacada por Italia y la agresión respondiera a una medida adoptada en cumplimiento del Pacto, no se desprende de las respuestas que la concentración de la Home Fleet en el Mediterráneo cumpliera efectivamenta aquel requisito, esto es, que haya respondido a un mandato o a una sugestión de la Sociedad LA ZONA PUNTEADA ES EL V Tf 4 tt ítd; ÍtEcÍstfrEMENTE CONQUISTADO de Naciones; si el Foreign Office ha cursa EL FRENTE SUX cientes ertfre los estados mayores francés y británico se trató de la asistencia en el Mediterráneo, y no en las fronteras garantizadas por el Tratado de Locarno; por último, y de conformidad con nuestra primera observación, se anuncia una nota del Gobierno italiano en la que Roma subraya que las medidas adoptadas ¡por el Reino Unido en el Mediterráneo no responden a ningún acuerdo de la Liga. Destaquemos, finalmente, que si bien el Comité de los Dieciocho acordó encomendar a una Comisión de técnicos de las Naciones productoras, el examen de un presunto embargo del petróleo, al acuerdo le precede la consideración de que este trabajo se hará bajo íeserva de las decisiones políticas Es decir, no porque los técnicos concluyeran en la eficacia del emhargq para la abreviación de la guerra, el Comité de los Dieciocho se creería obligado a decretarlo. -LANZAROTE. POR LOS ITALIANOS EN