Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 10 DE ENERO DE 1936. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 44. CINEMATÓGRAFOS Y CONCIERTOS EN ESPAÑA Y EN EL EXTRAN 1 ERO Informaciones teatrales. V i c t o r i a Julieta y Romeo Alkázar: Amor Informaciones musicales. Guía del espectador. Cartelera madrileña Informaciones y noticias teatrales En Madrid Victoria: Julieta y Romeo Imaginada la Julieta del título, debió pensar el Sr. Pemán que ningún nombre cuadraba al galán como el de Romeo. Y así vino a resultar esta variante de la obra inmortal. Julieta v Romeo no tiene de común con Romeo y Julieta más que este juego de nombres en el título. Parece así a la primera inspección. Pero se reflexiona luego: ¿Por qué escogió el Sr. Pemán el nombre de Julieta para su heroína? ¿No hubo en el fondo de su espíritu algo de propósito lejano de glosar el btntido de la obra shakespiriana? ¿Fue totalmente fortuita y arbitraria la elección de nombres? Nos atrevemos a suponer que no. Entre la obra. del bardo inglés v la del Sr. Pernán hay un punto de coincidencia, y es la Reina Mab, ese duende- cilio de los sueños y las ilusiones que, en su cascarón de avellana tirado r r dorados insectos- -ingrávidos como él- -corre de noche sobre las frentes de los que duermen haciéndoles soñar en lo que quiere su corazón, y que particularmente a las damas jóvenes y bellas las hace sonreír y besar. Sobre la frente de la Julieta de Pemán tiene también la Reina Mab sus correrías nocturnas. Ya viene justificado el nombre de la heroína y puesta la base para que su galán- -al bautizarse él mismo por necesidad de la trama- -escoja el nombre del Capuleto, aunque en la obra no hayan de discutir Capuletos ni Mónteseos. Julieta es una viuda joven que casi no ha conocido el amor en su breve matrimonio, pero que sueña con el amor. Un primo suyo desconocido, del que la separan litigios de intereses, se da cuenta de aquel estado psicológico y aspira a ser él la personificación de toó- -las insinuaciones de la Reina- duende. Es hombre de inventiva y desahogo y decide cambiar de personalidad y llamarse Romeo (Julián Romeo) para conquistarla, aparte cuestiones de intereses y convencionalismos de familia. Esta es la situación inicial de la comedia y li que más o menos temerariamente creemos justificación de la concomitancia del título. Todo lo demás es la labor propia del Sr. Pemán, que no vamos a desvirtuar contándola. Romeo, en su fingida personalidad, va. captando rápidamente la voluntad de Julieta, hasta que llega la ocasión de ponerla en el trance de elegir entre el hombre rico que es y el hombre modesto que aparenta ser, consiguiendo que el alma de Julieta se decida por el galán de los sueños. Y triunfa Mab y queda rendido el tributo a Shakespeare. ¿Qué recursos dramáticos emplea el autor para resolver su obra? Los de comediógrafo de ingenio sutil que encuentra en el diálogo la materia maleable para justificar la marcha de la acción. El público se halla frente a una comedia de habilidad de diálogo, en que la gracia y el ingenio de éste suspende la atención y sugestiona el ánimo. Las sencillas peripecias que van modificando la acción inicial vienen como encantadas por el hechizo del diálogo, arrastradas por un hilo de gracia que las engrana sin solución de continuidad, con suavidades de seda. Hay habilidad maestra al justificar los tránsitos difíciles, y hay en el curso de la conversación un desparpajo de simpatía y de lo que por tierras del Sur se llama ángel. Estamos en un pueblo andaluz, sin andalucismos. Más que en lo externo de la dicción, se localiza la comedia en la particular psicología de los personajes. Personajes que son de toda España en su traza general, pero que tienen detalles particulares privativos de la región y, pudiéramos decir, de la provincia. Tal como en la realidad. Cecea la criada, no la señorita. Pero en las reacciones sentimentales de la señorita y de los parientes de la señorita hay toques que sólo se registran en Andalucía. A este pueblo andaluz llega el galán madrileño, tipo muy de hoy, cara dura, atrevido y simpático. No es el fresco vulgar, porque sus atrevimientos vienen aromados por la filosofía y el ingenio. En este tipo es donde más certera brilla la habilidad de comediógrafo del Sr. Pemán, que convierte al fresco visible en hombre osado de fáciles resoluciones y de meditadas genialidades. Las parientes de la protagonista son también dos aciertos en su forma andaluza de solteronas chismosas y absorbentes, mujeres en tristeza, refractarias a todo escape hacia la ilusión, bellísimo contraste con la soñadora cautiva de ellas y de la Reinai Mab. Son estos los personajes principales de la obra, que tiene muy pocos más: un abogado, muy bien hecho por Ricardo Juste, y un ama de llaves, deliciosa ella y deliciosamente realizada por Adela Carboné. Julieta encuentra en Josefina Díaz de Artigas una intérprete ideal que acierta en todas las finuras espirituales del personaje. Collado pone al servicio del Romeo su arrolladora simpatía, pareciendo el papel hecho de encargo. Rara vez coincidirán tan exactamente las características personales de un actor y las cualidades distintivas del tipo que se le encomiende. Julia Pachelo y Concepción Campos hicieron dos creaciones en PEPITA DÍAZ Y MANUEL COLLADO EN UKA EáCENA DE JULIETA T ROMEO KB JO SE MARÍA PEMAN, ESTREGADA ASOCHE EN EL TEATRO VICTORIA