Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 31 DE DICIEMBRE DE 1935. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 34. En ello consiste en substancia el parlamentarismo. Después de lo dicho, el camino de la salvación está trazado. Ya que no es posible la unidad en las derechas, debe, por lo menos, llegarse a su unión. Pero unión no externa, sino interna; no local y varia, sino nacional. Es decir, no para sacar diputados, sino para realizar después de elegidos el programa común, perfectamente articulado, inspirado en 1 el objetivo de las necesidades de España, en I la curación de los males señalados. El orador cree que se llegará a esa unión y en esos términos, que de otro modo para nada, o sólo para males serviría, y que no habrá nadie que llamándose Derecha ponga obstáculos a su realización; pero de haberlo, le será exigida la responsabilidad gravísima de su actuación, por Dios y. por la Patria. (Una calurosa oración acogió estas últimas palabr is del Sr. Pradera. Discurso del Sr. Calvo Sotelc El orador, después de recordar que en este mismo teatro había hablado, acompañado por Gil Robles en 1924, anuncia que va a examinar el problema electoral en todos sus aspectos. Gobierno. Lo normal, en un sistema parlamentario es que las elecciones se convoquen para aprobar o desaprobar la política de un Gobierno. Así, las inglesas recientes, que confirmaron la política del Gabinete Baldwin. Así, las francesas de 1932, que desaprobaron la del Gobierno Tardieu. Pero el Gobierno español no tiene, ni puede tener política. Es inconexo, dispar, carece de unidad intensa de confianza en el Parlamento y de ambiente en el país. Le sostiene un alto Poder. Cabría admitir otro tipo de Gobierno. El Gobierno, juez de campo para presidir elecciones imparcialcs. No es este el caso. A toda costa se quiere construir un núcleo centrista. No se trata, pues de presidir, sino de hacer unas elecciones. Hacerlas es impurificarlas; es coaccionar el sufragio; es volver a lo más viejo de la vieja política que parecía enterrada en 1923 y que como el Guadiana, ha navegado subterráneamente rara reaparecer en 1935. (Aplausos que corlan el páiTafo. Ley electora 1. Regirá la de Azaña, ski p r por lo absurda. No se ha dejado al Parlamento modificarla. Esta ley es un modelo de desfachatez. Sus autores la hicieron paia aplicarla aplastando así a sus adversarios. I Confesión de cinismo inconmesurable. Sus ¡autores se llaman demócratas. Menguado concepto el suyo de la democracia! La conciben como usufructuarios, la detestan como nudo propietarios, porque no quieren aplazar el goce presente de la ilusión futura. Pero el sufragio inorgánico se nos muestra aquí como un imposible, un mito y un absurdo. Imposible, en efecto, lograr la exacta representación efe la opinión. Es la pugna entre mayoritarios y partidarios de la representación proporcional. Esta forja Parlamentos ai tanticos, pero ingobernables. Aquélla facilita mayorías homogéneas, pero falseadas. Tremenda disyuntiva: o el fraude, j o la esterilidad. Es que para un sistema vi- ¡cioso, ninguna fórmula resulta buena. (Ovación. Mito insostenible el Gobiernno del pueblo por el pueblo. ¿Dónde su capacidad? Balmes ha dicho que el pueblo tiende al despotismo, porque incapaz de regirse por sí mismo, busca siempre un jefe. Nunca se está tan cerca de las dictaduras como cuando se pregona la democracia pura. El pueblo es sujeto de la soberanía; pero no sujeto activo, sino beneficiario, porque a él deben encaminarse todas las preocupaciones del Gobierno. Absurdo, en fin. Vamos a pedir al pueblo que se pronuncie sobre la Verdad, el Derecho, la Patria. Como si Id majoría fuese fuente creadora de esos conceptos imanantes y trascendentales. Inglaterra, país modelo, excluye de las elecciones la corona, la democracia, la legalidad, la religión. Litiga problemas objetivos, o de sustantibilidad evolutiva. Nosotros, ahora, jugaremos a una carta todo lo sustantivo, emitiendo lo accidental y opinable. Unos millones de españoles, aunque fuesen mayoría, no pueden dilapidar alegremente el patrimonio espiritual y material forjado por quince siglos de historia. Menos aún si no son mayoría, cosa factible, porque la ley vigente, habiendo lucha triangular, el 40 por 100 de los electores pueden lograr el 70 por 100 de las actas. Maura dijo que para gobernar le bastaría el duplo y un voto. Bien está frente a los problemas normales, que no afectan al ser mismo de la Patria. En éstos es organizar el ostracismo, como dijo De Maistre. Nosotros no aceptamos la responsabilidad de una lucha que debió evitarse, vamos a ella con fuego y arrojo, pero anunciamos que no es posible tener a España en perenne inestabilidad lanzándola periódicamente a elecciones convulsivas que pueden decidir en pro o en contra del separatismo, el marxismo... (Ovación indescriptible. Posición de las fuerzas políticas. Por la izquierda, una escandalosa barraganía: el pacto de republicanos e izquierdas, jefe sin tropas; tropas sin jefe, porque no es jefe el que manda, sino el que manda entregando su vida, cosa que no entienden ciertos caudillos. Ésa unión es una comandita reprensible en que masas y caudillos aportan apetitos iguales por inconfesables, contrarios por antagónicos. Los obreros quieren la revolución social. Lee recortes de El Socialista, en que paladinamente se declara que ellos son los de octubre, y si cabe aún más allá que octubre. Azaña ametralló al sindicalismo en Casas Viejas, Martínez Barrio en Logroño, Sánchez Román patrocina el sistema patrimonial que el socialismo trata de destruir. El revoltijo infame de unos y otros en esta lucha es un himno al mestizaje político. No es posible unificar fuerzas enemigas y fuerzas defensoras de un mismo orden social. Entre republicanos y monárquicos puede haber coincidencias parciales; en tre marxistas y no marxistas no cabe ninguna. El centro no existe. Con el partido radical no cabe diálogo. Por lo que consistió, por lo que no ha querido sancionar y por el programa aprobado en noviembre por lasJuventudes radicales rebasa en sectarismo a todos los demás conocidos. Tampoco con el progresismo, partido r que progresa en su declive senil día a día. Quedamos las derechas. Todas unidas, para un programa pre y post- electoral. Nosotros seremos la levadura de ese frente, manteniéndole erguido. Aquí, en Jaén, las fuerzas del Bloque se unirán gustosas a la C. E. D. A. a los agricultores, a Falange (Ovación. Aspiremos a tres puestos: uno independiente, para Marín Acuña; otro, Renovación, para Cirilo Tormos; otro, tradicionalista. (Ovación. Carácter de las elecciones. Serán constituyentes, quiérase o no. Si triunfan las izquierdas, irán al Poder con toda violencia para estatuir una legalidad revolucionaria. Si triunfan las derechas, hay que ir a la nueva Constitución. La actual está cancelada. No se nos puede aducir el artículo 125. Seremos constituyentes, como lo fueron las municipales del 1931. Con arreglo a la doctrina establecida en marzo de ése año por les defensores del Comité revolucionario, el orador lee párrafos de Ossorio y Gallardo y Sánchez Román, sosteniendo que la Constitución de 1876 murió por su infracción en 1923. Esta doctrina- -dice- -me permite afirmar que la de 19 31 está ya periclitada. A tal efecto, el Sr. Calvo Sotelo, recogiendo discursos sm os parlamentarios y afirmaciones del Sr. Salazai Alonso y otros republicanos, analiza las infracciones perpetradas en la Constitución vigente, y que afectas a los artículos 1, 9, 28, 66, 75, 84, 87, 102, 107, n o y 125. Sobre cada uno de estos preceptos hace comentarios y precisiones que el público interrumpe con ovaciones entusiastas. Respecto a los artícu los 107 y 110, hace notar que a él se le en el Ayuntamiento (Je Madrid. No se exige condenó por haber promulgado presupuestítulo. Edad: 16 a 35 años. Se admiten se- tos por decreto- ley, a pesar de que entonces ñoritas. Exámenes en marzo. Para el pro- no existía Parlamento, mientras que ahora, grama oficial, que regalamos, Contestacio- habiendo Parlamento, proyecto de Presunes y preparación, con Profesorado de) puestos, dictámenes parciales, etc. se hace Cuerpo, diríjanse al INSTITUTO REÜS Preciados, 2 S y Puerta del Sol, 12. Madrid. la prórroga por decreto, siendo preciso para Regalamos prospecto, donde constan los ello suspender las sesiones de aquél gubernativamente. (Ovación. éxitos de las últimas oposiciones. Se habló aiitaño de crisis orientales, hoy las hay orientales, occidentales, equinociales, árticas y antarticas. Se habló de crisis de cámaras. (Ovación. Objetivo de la lucha. Primero, enterrar: a los muertos. Hay dos cadáveres: uno, legislativo otro, institucional. Démosles sepultura. Pero esto es poco. Un gian objetivo es asegurar la neutraPAGO BE SEMESTRES Este Banco recuerda a sus prestatarios en lidad española. Fuimos neutrales cuando no esta provincia que el pago del semestre de había Sociedad de Naciones; no se justifi 31 de diciembre, así como el de los reembol- caría nuestra presencia en ésta si no pudiésos adelantados ha de hacerse necesaria- ramos conservar esa neutralidad. (Ovación. mente, en sus Oajas de Madrid y Barcelona Fuimos neutrales cuando Alemania úivadía o en las sucursales del. Banco de España, una potencia amiga, católica y monárquica. 110 respondiendo el Banco Hipotecarlo de Sería absurdo pensar en la guerra porque los ingresos hechos en otras oíicinas o cajas Italia invada un país salvaje; ni con Italia hasta que tales ingresos se formalicen en el ni con Abisinia. Con España. (Ovación inmismo Banco Hipotecario. mensa. Otro gran objetivo: la contrarrevoluTRACTORES ción. Pero esto exige crear un nuevo EstaHofhevr- do. No hay contrarrevolución posible con Olayton- un Estado inerme, unos Gobiernos enclenvvorth, de acero, ques, unos Poderes neutrales, que igualan la a c e i t e s pesados, izquierd -antisocial- -con la derecha, ante ruedas y oruga di- todo española y patriótica. La gravedad del ferentes tamafioi. momento arranca de que lucha, por un P A B L O HEINZ- lado, una clase compacta, que se viste de SIANN. Sandoval. G partido- -el proletariado- y por el otro, Telj 4851. a. Mfadrid partidos que son ñecos de otras clases. Lu- PLAZAS CON