Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES 20 DE DICIEMBRE DE 1935. EDICIÓN DE HA MAÑANA. PAG. 27, ANOCHE SE CELEBRO UN BRILLANTE HOMENAJE EN HONOR DE D, VÍCTOR PRADERA La presidencia del acto. Las adhesiones. Discursos de los señores conde de Rodezno, Calvo Sotelo, Arellano, García Sanchiz, Goicoechea y Pradera En el hotel Ritz En la noche de ayer se celebró el banquete en honor del ilustre publicista don Víctor Pradera, organizado para festejar el éxito de la aparición de su último libro El Estado nuevo. Asistieron al acto cerca de trescientos comensales, entre los que se contaban distinguidas damas y destacadas personalidades de la literatura, de la ciencia y de la política. mostrar que en España hay un pensamiento contrarrevolucionario que sigue el camino real de las autenticidades nacionales, que es lo mismo que propugna el libro de Pradera. Si triunfamos en la lucha que se avecina, ese triunfo corresponderá a las finalidades que propugnamos, pero no olvidemos que será lo que Dios quiera y lo que nosotros merezcamos. (Ovación. El Sr. Calvo Sotelo Al levantarse a hablar el ilustre ex ministro de Hacienda, el público le hizo objeto de una gran ovación. Nos reunimos- -dice- -para rendir un homenaje a un hombre y expresar la creencia en una idea. El hombre es Pradera, y la idea el Estado nuevo. El Estado nuevo que propugna VictoPradera es el Estado substancialmente viejo que se exhibe en nuestras campañas como de juventud. Las últimas generaciones tienen preparación y cultura, pero es apasionada y sectaria, y por ello fragmentaria. Se presenta y se habla del Estado inglés, y es el más antiguo. En aquel país es donde menos se habla del Estado nuevo. Es el más viejo y es el más perenne. Nosotros pe- dimos un Estado nuevo, porque en España no encontramos el orden, que no es la quietud: es otra cosa más elevada. No tenemos orden legal, porque se vive en el desorden, y lo que anhelamos es que el orden espiíitual, que es indispensable en toda nación civilizada, se asiente sobre un orden legal. La hora actual exige actuaciones decididas. Panorama; triste nos ofrece la. Patria. Hay una luchg. civil, fratricida, entre la revolución, que organiza sus huestes en eí mismo corazón de España (Otra nueva ovación impide oír al orador. Leyendo a Pradera me siento entonado. En estas elecciones trágicas que hoy se preparan, en ocho horas epilépticas se va a ventilar si existe o no España, si existe Cristo o no. Y nosotros no podemos consentir que eso se discuta, y todos aquellos que propugnamos la defensa de los postulados básicos de la sociedad tenemos que prepararnos para la lucha con el ánimo decidido para arrollar de una vez a aquellos que con sus predicaciones pretenden borrar la Historia ¡gloriosa de España, conyirtiendo a nuestro país en una horda salvaje. (Gran ovación. La presidencia del acto Ocuparon la presidencia con el festejado las marquesas de San Rafael, de la Eliseda y de Nules, condesas del Vado y de la Peña del Moro, vizcondesa de Rocamora, señora de Ansaldó y doña Blanca Escrivá de Romaní. Ocuparon sitios en la presidencia los ex ministros Sres. Goicoechea y Calvo Sotelo, marqués de, Casteí Bravo, conde de Rodezno y Sres. Oriol, Maeztu y González Amezúa. El Sr. Arellano Seguidamente hace uso de la palabra el diputado por Navarra Sr. Arellano. Dice que después de hablar el conde de Rodezno no tiene por qué intervenir él. Yo me limito -añade- -a tributar a Pradera el homenaje de las Juventudes callistas de España. El Estado nuevo es un cdnjunto de ideas jóvenes y ellas han prendido de manera insospechada en el corazón de la juventud española. La mayor gloria de Pradera estriba en que los jóvenes le señalamos como maestro, y es que sus ideas perduran. La tradición lleva cien años de existencia. Pradera representa un sentido puro y español. Nosotros, los norteños, por ser españoles, en nuestra tierra fuimos fueristas. Pido un aplauso para Pradera, que ha sabido decir al pueblo vasco y al pueblo navarro verdades eternas. Deseo, como todos los buenos españoles, que pronto veamos a nuestra Patria dentro de los cauces de la inmortalidad. (Ovación. Las adhesiones A los postres, el Sr. Oriol dio cuenta de las siguientes adhesiones: Sres. Pemán, Benavente (D. Jacinto) marqués de Luca de Tena, Díaz Aguado Salaberry (D. Manuel) Borras (D. Tomás) Galifisoga, conde de Altea, González de Gregorio, Arrarás, Acevedo, Gaytán de Ayala, alcalde de Tolosa, Círculo Tradicionalista de Barcelona, Dia rio Vasco, El Correo Catalán, Renovación Española de Vizcaya, Unión Tradicionalista de Álava, y otras muchas. vitola ve s prematura Los discursos. El conde de Rodezno El jefe de la minoría tradicionalista, conde de Rodezno, ofreció el homenaje. Dijo que D. Víctor Pradera ha estado siempre al servicio de unas concepciones gue hoy se difunden como nunca. Hemos llegado- iice- -a la hora de la verdad. El Estado nuevo, título del libro del Sr. Pradera, es el que otros llaman el Estado libre, el Estado fuerte, el Estado corporativo, y es sencillamente lo cjue en castizo castellano hemos llamado siempre el Estado católico, monárquico y español. Este es el Estado que sabe que a la religión hay que considerarla como elemento indispensable para la salvación de la sociedad. Diciendo Estado monárquico es tanto como decir Estado español. España, como Francia, vive una vida deformada, y es que la institución monárquica está adentrada en el corazón de ambos pueblos. El Estado católico español es el único que puede continuar la gloriosa historia de nuestros mayores. La política hoy atraviesa por unos momentos siniestros. Reconozcamos con satisfacción legitima que nosotros estamos donde estábamos con la consecuencia de una cosa inteligente, es decir, enfrente de un régimen que nunca podrá implantar la bandera que las dei echas españolas enarbolaron en noviembre de 1933. A la revolución no se la puede combatir más que con la contrarrevolución. La revolución 110 es la plebe desatada en la calle, sino un pens. imien. to al que hay que oponer otro enfrente. Es necesario de- E! Sr. García Sanchiz El ilustre chailista, que fue ovacionado al levantarse a hacer uso de la palabra, dijo que experimentaba un júbilo grande al asistir a este banquete. Soy- -añadió- -el eterno desterrado. A todas las asambleas que vosotros organizáis, cuando personalmente no puedo asistir me tenéis en ellas espiritualmente. Este acto por el motivo que se celebra tiene una responsabilidad histórica. El festejado es un navarro, que es la revelación de la entraña de un paísv El alma levantina, como la mía, palpa en aquella región una realidad que le parecía- un sueño Pamplona acaso fue la única ciudad del mundo en que no se pide limosna, consecuencia de la vida patriarcal que allí se desarrolla. Pradera en todos los actos de propaganda en que interviene es el gue da la nota fuerte, algunas veces hasta intempestiva (es el hombre navarro, guerrillero, impulsivo; él sólo vals por todo un ejército. Pradera es un reaccionario justo, posee una reacción orgánica, aquella reacción dei cuerpo atacado de una enfermedad. Es necesario que ante los momentos en qi. atravesamos comience la acción con violen cía. Pradera es el hombre que para defende la casa del padre y de la madre usa, como el Redentor, el látigo, para ech? r afuera a los mercaderes. Decía Calvo Sotelo en sus vibrantes palabras que ahora se trata, en la contienda que se aproxima, de ser o no ser España. En efecto, hemos llegadp a ser el país don de se consagra la degradación de las almas. Hoy la rebeldía toca en lo monstruoso, no lo disimula. Coofinya Ilenasid teatro tarde y ireetor: KIN 6 VIDOR 99