Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
íensa céltico, quien creyó que el arbitro tocaría la falta, ma. ó el primer goal para el Oviedo. La concesión de este tanto, que f i protestada p- r el público, desconcertó per completo al Celta, que pn adelante no atinó a disparar, a pesar del dominio constante. Poco después, el Oviedo avanzó impetuoso, marcando un tanto que el arbitro anuló por claro offside de Herrerita. Termina poco después el primer tiempo con fuertes ataques del Celta, incluso una gran internada de Toro, que produce una melée, pero Florenza puede evitar el peligro. La segunda parte comienza con avances del Celta y una gran colada de Toro que termina en remate alto. Se luce luego Herrerita organizando bien su ataque, pero a los cinco minutos hay un penalty contra el Oviedo que castiga el arbitro y que Machitha tira fuera. El Celta está dominado y a los diez minutos se produce un co Reacciona el equipo local que domina y juega largo rato ante la portería del Oviedo, consiguiendo Gonzalito el goal del empate. El resto del partido es de juego alterno, aunque el Celta dispara más, pero sin conseguir el triunfo por lo poco acertado de estos disparos. Antes de terminar se lesiona Toro, ue fue el más peligroso de los delanteros locales. El público abucheó al arbitro por la concesión del primer tanto ilegal. Este que fue el Si Pena Vila, se desconcertó, no sabiendo luego encauzar el partido debidamente. Sporting, 2; Unión Sporting de Vigo, i Gijón 28. Se jugó este partido en el campo del Molmón ante escasa concurrencia, arbitrando el asturiano Amadeo Sánchez. En la primera parte marcó un tanto el equipo vigués por mediación del extremo derecha Venancio, aprovechando un barullo a los cuarenta minutos, terminando este tiempo sin otra variación. Nada más comenzada la otra fase, una escapada de Arias con pase a Rubiera permitió a éste un remate, que entró limpiamente en la puerta viguesa, estableciendo el empate. Desde este momento presionó fuertemente el equipo gijonés, llegando su dominio a tal extremo, que los dos equipos se encontraban en el área forastera. En estas condiciones se hacía dificilísimo marcar, porque la defensa del Unión se hacía cada vez más enérgica. Al final permutó Pm su puesto, pasando al interior, y en una jugada personal empalmó un chut fantástico, que llegó a la red forastera fulminantemente, cuando fsitaban ocho minutos, terminando el partido con el triunfo del Sporting por 2 a 1. Los unionistas no demostraron poseer apenas juego, pero son fuertes, resistentes y demasiado bruscos, que es lo que les lleva a obtener resultados afortunados. El Sporting hizo un mal partido, siendo Luis m el único que se destacó, pero en general su labor no fue nada afortunada ni brillante. El arbitraje de Amadeo no pasó de regular. Los equipos se alinearon en la siguiente forma: Vigo: Talladas; Pasó, Piernas; Ruiz, Leonardo, Vigo; Venancio, Paco, Cons, Herodes y Moría. Sporting S: ón; Abelardo, Sión II; Luisín, Calleja, Erardín; Bona, M- eana, Rubieia, Arias y I m. de campeonato superregional, contendiendo los equipos del Athletic de Bilbao y el Donostia. Asistió bastante público y arbitró el colegiado guipuzcoano Corpas. Los equipos se alinearon en la forma siguiente: Athletic: Izpizúa; Urbano, Oceja; Zubieta, Muguerza, Gerardo; Gorostiza, Iraragorri, Bata, Bergareche y felices. Donostia: Rojo; Izaga, Arana; Berridi (F. Ayestarán, Unzueta; Epi, Fernando, ¿acalle, Armando y Arrieta. En la primera mitad dominó completamente el Athletic, fallando todo el equipo donostiarra. El dominio bilbaíno fue tan grande, que Izpizúa no tuvo necesidad de intervenir arriba de tres veces. En la línea delantera fracasó por completo el nuevo delantero centro Lacalle, que no dio una en todo el partido, limitándose a estorbar. A los quince minutos de juego un avance bilbaíno dio lugar a que Elice chutara, deteniendo el balón Rojo, pero la pelota se le escapó de las manos, llegando Bata, quien no tuvo necesidad más que de empujar el balón para marcar el primer tanto. Siguió dominando el Athletic, que no tuvo necesidad de emplearse a fondo. Únicamente había algunas arrancadas donostiarras, que morían ai llegar a las defensas. Cuando faltaban unos siete minutos para finalizar esta primera mitad, hubo un ataque bilbaíno, colocándose Iraragorri solo ante Rojo. Este se arrojó a los pies del delantero bilbaíno sin resultado. Iraragorri a placer marcó el segundo tanto. El Athletic tiró dos corners por uno el Donostia. En la segunda mitad el Donostia jugó más, llegando a dominar en repetidas ocasiones, pero no llegó el goal a causa de la poca capacidad perforadora de la delantera. Epi pasó a interior y Fernando a extremo por haberse lesionado éste. Los bilbaínos tuvieron también avances peligrosos, tirando mucho y no aumentando el score por la lucidísima actuación de Rojo, que hizo paradas inverosímiles. La defensa donostiarra, y singularmente Izaga, realizaron una labor estupenda. Terminó el encuentro con el triunfo bilbaíno por dos goals a cero. En la segunda mitad los donostiarras sacaron cinco corners por uno los bilbaínos. Los atléticos no realizaron grandes esfuerzos. De los donostiarras se salvaron Izaga, Arana, Epi y Rojo. El partido careció de interés. Unión de Irún, 1; Osasuna, o San Sebastián 28. En el Stadium Gal y asistiendo bastante concurrencia, se celebró el partido de campeonato regional contendiendo los equipos del Unión de Irún y el Osasuna. Los equipos se alinearon en la forma siguiente Unión de Irún: Eguía; Lerchundi, Querejeta; Linazosoro, Arana, Oyeneder; Ugarte Ramonchín, Zulaica, Chipia, Sánchez Arana. Osasuna: Zarraonandía; Muguiro, Recarte; Ruiz, Cuqui, Urdiroz II; Arizauri, Julio, Vergara, Bienzobas, Catachús. Arbitró Jáuregui, del colegio guipuzcoano, que estuvo imparcial. A los cinco minutos de comenzar el encuentro, Sánchez Arana se hizo con el balón, corrió la línea centro, y Zulaica marcó el único tanto de la tarde. En la primera mitad no hubo nada de particular, y en la segunda, se acentuó el dominio de los navarros debido principalmente a que los irunenses tenían lesionados dos juga dores: Oyeneder y Ugarte. El partido terminó con el triunio irunés, que así se afianS SS el primer P esto de la clasigcítción, Bar acal do, o; Arenas, 3 Bilbao, 27. En Lasesarre, el Arenas ha: vencido al Baracaldo por tres goals a cero. En el primer tiempo marcó Gurruchaga, un tanto, y en el segundo, Silvosa y Zuloaga hicieron los otros dos. Los equipos se han alineado así: Baracaldo: Antol m; Pablito, Rey; Ortuzar, Pisón, Julián Ramón; Félix Pérez, su, Cáchelo, Zárraga y Larrazábal. Arenas: Egusquiza; Aguirre, Arrieta Ángel, Silvosa, Basaguren; Larredondo, Gonzalo, Gurruchaga, Suárp- v Zuloaga. En el segundo tiempo fue expulsado Chisu, del Baracaldo, por agredir a Zuloaga. Esto es todo cuanto puedo decir del suceso de Baracaldo. Porque yo acostumbro a ir a ver jugar al fútbol. í ¡Taciada. mente en Lasesarre ha estado ausente el juego y la deportividad. -AÑALA. Campeonato catalán Badalona F. C. -F. C. Barcelona 0- 2 Júpiter F. C. -Sabadell F. C o- X Deportivo Español- Gerona F. C 2- 1. Badalona, o; Barcelona, 1 Barcelona, 27. En su racha de aciertos y de buen juego, el equipo azul- grana salvó el difícil escollo de Badalona, venciendo limpiamente, pero con ciertos apuros. Al falv tar en la línea delantera Escola, puede decirse que perdió un crecido tanto por ciento de eficacia; Raich, que le suplía, no reunió ninguna de las cualidades de aquél en el centro del ataque, y a no ser por dos intervenciones personales del exterior izquierda, el marcador tal vez no hubiese funcionado. Cuantas veces los azul- grana intentaron coordinar algún avance, fueron contenidos por, los defensas y medios costeños, y no encontraron la manera de pasarse con facilidad aquella valla. El resultado, en total, es injusto para el Badalona; su dominio y grandes ocasiones que tuvo frente al marcp de Ibarra, le hicieron acreedor de algún tanto e incluso hay que señalar cierto remate de Betancourt a puerta batida, que se estrelló en el poste. Bien jugó el Barcelona, pese a la irregularidad de los delanteros; pero el Badalona no quedó atrás, sino que creó más juego y tuvo mejores oportunidades, y solamente en la poca decisión de sus delanteros puede encontrarse un justificante a la derrota de su bando. El Barcelona, en algunas ocasiones, se empleó a fondo, cosa que no era de su agra- do, pero como a gran equipo que actualmeni te es, le bastaron dos claras situaciones frente a la puerta costeña para lograr los dos tantos de su triunfo, obra de Munlloch, uno a los pocos minutos del primer tiempo, y eí segundo precisamente cuando mayor era el dominio costeño. Arbitró sin grandes dificultades Melcón alineando los equipos de la siguiente forma: Barcelona: Iborra; Zabalo, Areso: Bardina, Berkessi, Balmaña; Vantolrá, Pedrol, Raich, Fernández v Munlloch. Badalona: Naves. Borras, Liado; Cristiá, Camacho, Schilr; Betancourt, Estríes, Forgas, Serra y Torras. Se distinguieron Munlloch, Balmaña v Berkessi, por el Barcelona, y Serra, Schild! y Cristiá por el Badalona. Júpiter, o; Sabadell, J Barcelona 27. La victoria del Sabadell ha sorprendido, no por el significado de ella misma, ya que el once yallesano es superior; técnicamente al local, sino por la forma eni que se ha producido, ya que la actuación del 1 Túpiter ha superado netamente la de los vallesanos. El Júpiter ha dominado intensamente duíante la primera parte, sin conseguir mar- Campeonato vasco Donostia F. C. -Athletic de Bilbao... 0- 2 Unión de Irún- Osastma de Pamplona. 1- 0 Baracaldo F. C- Arenas Club 0- 3 Athletic de Bilbao, 2; Donostia, o San Sebastián 28. En el campo de Atocha, y con mal tiempo, e jugó el partido