Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
FÚTBOL COMENTARIOS A LA PRIMERA ACTUACIÓN DEL ATHLETIC DE BILBAO, EN MÉJICO Bien puede catalogarse de sensacional el entusiasmo despertado en toda la República con motivo de la visita del Athletic bilbaíno. Había gran interés ¡por aquilatar la verdadera clase del fútbol hispano, conocido en Méjico a través del Madrid F. C hace tantos años, que casi la: afición de hoy ni lo recuerda: y del Racing madrileño, de cuya desdichada excursión por América vale más no ocuparse. Los últimos triunfos españoles en el extranjero daban al fútbol peninsular, ante los ojos mejicanos, un valor y una importancia realmente grandiosos. A raíz del Campeonato mundial de Italia, se hicieron célebres entre la afición de aquí los nombres más populares de sus jugadores, familiarizándose al cabo con ¡sus hazañas en las demás contiendas internacionales de última hora. Por éso la llegada del Athletic, con varias figuras de renombre en sus filas, dio motivo a que desde él miércoles anterior al partido. se agotaran Jas localidades. A partir del arribo de los españoles a Veraeruz, la Prensa comenzó a llenar páginas enteras dando pormenores de los jugadores visitantes, y haciendo extensos historiales de. ellos- y de su Club. En el puerto jarocho se iniciaron infinidad de agasajos que hubiéranse prolongado en la capital mejicana, a no ser la acertada decisión de Caicedo, declinando estos festejos, y entregándose con sus discípulos en cuerpo y alma al entrenamiento y aclimatación. La. entrada tué magnífica, y a la hora de salir, los españoles aí campo, se les dispensó una recepción que superaría a todo comentario. Ningún equipo extranjero ha recibido del pueblo mejicano semejante demostración de simpatía y admiración. Hubo hurras en las tribunas y cálidas ovaciones, prolongadas durante las ceremonias preliminares, todas en honor de. los atléticos. A continuación, el América compartió con ellos el agasajo, alineando a la hora de la verdad, unos y otros, sus mejores ele- méntos. Athletic: Blasco; Zabala, Ocejo; Cilaurren, Muguerza, Roberto; Careaga, Iraragorri, Bata, Urra, Gorostizá. América: Navarro Gómez, Franck Rosas, Sánchez, Pintel; Sota, Fernández, Alvarez, García, González. Los primeros minutos fueron de dominio alterno, notándose en ios locales fuerte nerviosismo. Los rojiblancos se movían con lentitud, aunque actuaban con precisión, dando la sensación de que temían agotarse prematuramente. A los trece minutos, abrió e! score Iraragorri, fusilando un centro de Caréaga. Este tanto nos pareció a todos el primero de una larga serie; y pienso que a los bilbaínos también, puesto que a nartir de entonces, se- mostraron, más lentos y con- fiados. Contrariamente, el América fue cobrando confianza, sacando a relucir un fútbol íle alta clase, aMa vez efectivo y bri- liante que, desconcertó a sus contrarios, cuya lmea: media hubo de jugar entonces, muy atrasada. De no haber sido la formi dab le actuación de Blasco; decidido y valiente en todo momento, los mejicanos habrían marcado en esta parte varias veces. Pero el portero bilbaíno hizo gala de sus grandes facultades, sacando el balón en diversas ocasio nes de los pies de los delanteros contrarios, que buscaban a toda costa el empate. En la segunda parte el Athíetic salió con Cilaurren en la defensa al lado de Gómez, ocupando Calvo el medio ala derecha. También Urra fue substituido por Suárez. Estos cambios parecieron de momento dar más rapidez al equipo, pero la actuación de los medios y defensas locales anularon una y otra vez aquellos avances precisos, perfectamente construidos, pero que frente al marco pecaron siempre de individualismo y lentitud. Mediado este tiempo, García es zancadilleado por Cilaurren cerca, del área. El arbitro señala el castigo, y el mismo García, mediante un chutazo fuerte y colocado, logra el empate en medio dei entusiasmo de la muchedumbre. Carga de nuevo el Athletic sobre la meta contraria, pero sin resultado efectivo; y cuando, parecía que el match habría de concluir en un empate, Fernández, dentro del: área, dispara un fortisimo tiro, que bate a Blasco por segunda vez. Cientos de espectadores se lanzaron al campo, abrazando a sus jugadores, mientras los bilbaínos, sorprendidos ante lo inesperado, se disponen a- luchar en vane por remediar! o irremediable. Terminado el partido, declaraba Blasco en la caseta: No esperábamos encontranos con equipos tan peligrosos y con jugadores que lucen tanto en la cancha: Nuestra pérdida tuvo como origen inmediato el cansancio que se apoderó de todos nosotros, Seguramente moüvado por. la excesiva altura. Estanios encantados de la benevolencia del público y de su ecuanimidad; La labor del arbitro me pareció muy buena Ahora bien. Sin poder hacerse demasiadas ilusiones respecto al fútbol mejicano, sería injusto no reconocer su rápido mejo- ramiento. No se comprende realmente- -si ello no es producto de una deficiente preparación física- -el papel tan discreto que los futbolistas de aquí desempeñan en el extranjero. Ayer, frente al Athletic, vimos bordar a los americanistas un fútbol vistoso, efectivo y veloz, que desbordó una y otra vez a la línea media contraria. Por su parte, el Athletic- me dio. la impresión de ser aún equipo de mucho respeto, pero que no obstante ya no es aquel conjunto durísimo y potente que conocí en España hace tres años. Blasco fue indudablemente el mejor de los once. Cilaurren, en la defensa, actuó más seguro que en los medios. Roberto flojeó todo. el- partido, dejando libre a su ala, que jugó a placer los noventa minutos. Muguerza, bien; cortando y apoyando. Calvo, discreto en el medio tiempo que actuó. De la delantera, el mejor Iraragorri, aunque excesivamente personalista, abusando indebidamente del regate. El y Bata se empeñaron en llevar todo el juego por él centro del campo, precisamente donde la línea. media local acusaba mayor potencia. Este error les costó indudablemente el partido. Urra no dio la talla en ningún momento. Caí eaga solamente discreto. Y Gorostizá, como consecuencia del desinflamiento de la línea delantera no recibió en el primer tiempo arriba de seis pelotas; y en el segundo, cuando el juego se llevó por su ala, actuó generalmente desorientado, no dando de sí lo que el público esperaba. En resumen: Si e ta primera actuación del Athletic no llenó por completo las ilusiones del público, confiamos en que más adelante, ya aclimatados y con un fiel conocimiento del fútbol de aquí, actúen más eficazmente y recuerden que los partidor, se cuentan por goals y no por. historiales. Es de desear por el bien del fútbol hispano esa reacción tan esperada, que al fin y a la postre demuestre que lo de este tropiezo no tuvo más importancia que el consiguiente disgusto. -FRANCISCO P E L A E Í Méjico (D. F. julio 29 de 1935. Los equipos que preparan Ja próxima temporada Valencia, 19. Muy próxima la campaña oficial, que comenzará con el torneo superregional, los. clubs locales tienen casi ultimadas sus listas de jugadores. El Valencia F. C. dispone de los siguientes jugadores profesionales: Porteros: Cano, Bermúdez (del Nacional, de Madrid) Defensas: Melenchón, Saló (Levante F. C) Moreno (D. Coruña) Medios: Bartolí, Santos, Iturraspe, Sant acalina, Conde. Delanteros: Santi, Goiburu, Rosado (amateur del Valencia) Guijarro, Rubio, Vilano va, Lele (Arenas) Aríu (Guecho) Ochoa. En rebeldía: Nebot, Richart y Juan Ramón. Transferibles: Torregaray, Torredeflot, Jasso y Costa. Bajas definitivas: Pasarín v AMón. Por su parte, el Levante dispone de: Xidal y Oliveras, porteros. Defensas: Calpe, Puig I, Arate (Español) y Núñez. Medios: Música II (Canarias) Calero, Berges (Gimnástico) y Porreras. Delanteras: Puig II; Ruano (Barcelona) Artigas, Blay (San Andrés) Guillermo (Canarias) y Aparicio. Jtsn rebeldía: Dolz y Felipe. (Este último está en tratos con el Oviedo, con muy bne ñas condiciones para ambos. En fin, el Gimnástico tiene su cuadro todavía en formación, habiendo salido su entrenador, Vidal, a tierras vascas, para llenar los sitios que actualmente tiene vacantes; pero, la mayoría del equipo está, constituido por jugadores de la región valenciana. Partidos amistosos Cartagena, 3; Betis de Murcia, o Cartagena 19. En partido amistoso, que resultó muy interesante, el Cartagena venció al Betis de Murcia por tres goals a cero. Elche, 2; Hércules de Aiicante, 3 Elche, 10. Con buena entrada se celebró un partido amistoso entre el Hércules de