Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES 8 DE AGOSTO DE 1935. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 25. sentencia, sea la que sea, tenga presente el historial brillantísimo del procesado como militar y como ciudadano de honor, y protesta de que por la acusación se haya apuntado la posibilidad de que su defendido no fuera un gran patriota. Patriota- -dice- -es quien en momentos difíciles para España, por la seguridad de las posesiones del Protectorado ds África, abandona su país, alistándose en el Tercio, interviniendo en más de 200 hechos de armas, algunos de los cuales fueron regados con su propia sangre. Deba el Tribunal pesar lo bueno y lo malo y dictar una sentencia que refleje el nivel de la balanza de la Justicia. La última parte del informe del señor Bances fue escuchada con verdadera emoción por el público. Rectificaciones Seguidamente rectifica el acusador privado, Sr. Ortega y passet, el cual rechaza que él haya injuriado a nadie, ni tenga molestias para el Tribunal, del que ha obtenido las facilidades necesarias, del mismo niodo que en ningún momento pretendió injuriar al Ejército, del que hace un elogio, pero insiste en que el verdadero patriotismo consiste en el respeto de todos para todos y en no quitar la vida a un hombre indefenso y sin mácula eri su vida ciudadana y particular. Rechaza la tesis de la defensa de que los testigos de cargo no hayan dicho toda la verdad. Se refiere a la prueba pericial, y como invierte bastante tiempo, el presidente de la Sala le llama la atención, por lo que el señor Ortega y Gasset renuncia a seguir hablando. También rectifica brevemente el Sr. Bances, y a la una menos diez de la tarde se da por conclusa la vista, pasando a reunirse el Tribunal para deliberar. La sentencia condena al teniente Ivanoff a la pena de seis meses y un día y a la indemnización de quince mil pesetas Los jueces han estado reunidos hasta las tres, y la sentencia dictada es la siguiente: se aprecia un delito de homicidio por imprudencia, del que es reo el teniente D. Dimitri Ivanoff, al que se condena a la pena de seis meses y un día y al pago de 13.000 pesetas como indemnización a la familia de la víctima. Se abona al teniente Ivanoff el tiempo de prisión preventiva Oviedo 7, 12 noche. En relación con la causa por la muerte del periodista Sirval, sabemos que en el fallo se relatan los hechos diciendo que, enterado el procesado, con otros dos oficiales, de que un periodista poseía datos sobre supuestos excesos atribuídos a las trapas, fueron a interrogar al detenido, Luis de Sirval, el cual se negó a facilitarles aquellos datos y dio un empellón al teniente Pando, procurando escapar hacia el patio, adonde le siguieron el teniente Dimitri Ivanoff y otro oficial. El procesado le intimidó con su pistola, escurriéndosele ésta, que llevaba un dispositivo especial ametrallador, y el arma se disparó. Los seis proyectiles fueron a herir a Luis de Sirval, que quedó muerto, sin que por parte del procesado se hubiera querido causar tal daño. Se condena al procesado, como autor de un delito por imprudencia, a la pena de seis meses y un día de prisión; pero como ha estado detenido desde el mes de diciembre hasta ahora, se le abona el tiempo de prisión preventiva. Además, se le imponen las costas procesales y tendrá qué satisfacer 15.000 pesetas de indemnización a la familia de la víctima. Así, pues, le quedan a Dimitri Ivanoff doce días para extinguir la pena impuesta. DE ASTURIAS Termina la vista de la causa por la muerte del periodista Sirval. El Tribunal condena al teniente Ivanoff, por un delito de homicidio por imprudencia temeraria, a la pena de seis meses de reclusión y al pago de quince mil pesetas de indemnización a la familia de la víctima En Oviedo terminó ayer la vista de ia causa por la muerte del periodista Sirval y sí únicamente demuestran su abierta intención de falsear la verdad, en perjuicio de su patrocinado, sin que quiera entrar en el fondo de los motivos por los que dichos testigos no han querido decir toda la verdad de que eran poseedores. A continuación examina el informe emitido por los médicos que realizaron la diligencia de autopsia, diligencia que demuestra claramente que los disparos los recibió la víctima estando en pie y no en el suelo, por lo que queda plenamente descartado el supuesto ensañamiento apuntado por la acusación particular. Demuestra también la autopsia que los disparos los recibió el Sr. Sirval en ráfagas, y no con intermitencias. Justifica las eximentes que en su escrito de conclusiones aprecia en favor de su patrocinado, y luego dice que admite la posibilidad del homicidio por imprudencia, con las atenuantes muy cualificadas de arrebato y obcecación, falta de intención de causar un daño grave y espontaneidad en presentarse el procesado a las autoridades militares. Terminó el Sr. Bances su brillante informe, que duró cerca de hora y media, solicitando del Tribunal que antes de dictar Continúa el informe de ia defensa Oviedo 7, 4 tarde. A las once menos cuarto de la mañana de hoy continuó la vista del juicio por la muerte del periodista Luis de Sirval. Abierta la sesión, continuó en el uso de la palabra el letrado defensor, Sr. Bances, quien comienza diciendo que tiene que refutar io dicho por la acusación privada, de que en este sumario se pretendió yugular la prueba di cargo. Dice que si tanto la acusación como la defensa no aportaron más datos a las pruebas de cargo y descargo íué por propia culpa y no por el Tribunal, ya que tanto el informante como el acusador privado tuvieron un plazo legal para unir al sumario cuantos datos estimaron convenientes para el mejor desempeño de su misión. Si no lo hicieron dentro del plazo señalado, no puede achacarse a nadie más que a los propios interesados. Dice también que a la acusación no se le restaron medios para acusar, pues lo demuestra el detalle ce que solicitó tres maestros armeros del regimiento de Milán y los tres comparecieron ayer ante el Tribunal, aunque no hay más remedio que reconocer que la prueba solicitada por la acusación- no le fue favorable, ya que vino a demostrar la tesis sustentada por la defensa, respecto a las condiciones para su uso, del arma empleada por el teniente Dimitri Ivanoff. Agrega que sabe que los maestros armeros que ayer comparecieron ante el Tri- Hoy, jueves, estreno de la producción PAKA 3 ÍOUXT 1935 38. bunal han escrito o van a escribir una carta al acusador privado, en la que se ofrecen a realizar cuantas pruebas estime convenientes con el arma psritada, para demostrar que lo dicho por ellos es la verdad. Asegura que los disparos fueron hechos en ráfaga y no en grupos, y a continuación analiza la prueba testifical en cuanto se refiere a este extremo, para llegar a la conclusión de que los tiros salieron del arma en chorro, y no con intervalos más o menos cortos. Afirma que en este sumario no ha influido para nada la política, y buena prueba de ello es que la autoridad militar, dando una prueba más de su imparcialidad, entregó el sumario y el procesado a la autoridad civil, para así demostrar una vez más su austeridad. Agrega que de esa imparcialidad de ia autoridad militar tiene pruebas sobradas por haber intervenido repetidas veces en Consejos de guerra, defendiendo a individuos de tendencias políticas muy diferentes. BARCELONA Pasa seguidamente a analizar la. prueba Pensión con menú especial, desde testifical aportada por ia acusación parti. 17 pesetas. cular y una por una señala las contradicciones que existen entre las declaraciones sumariales y de pi escnc 1 prestadas por los veintinueve testigos de la acusación privada. De- estos análisis el Sr. Bances saca la con- La hidalguía nunca desmentida de sus hijos clusión ele que ninguno de los testigos ha J; ¡irai qiijlidsfl absoluta ejue cus presenciado los hechos por ellos relatados garantizaciudad. Veraneo apacible sip igual. fruta la GI-