Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Informaciones y reporta jes La demolición de El Pópulo seTÍllano el enlucido moral: se desmorona, las. carcomidas vigas se partirán, cualquier día. El recorrido por las galeras- -más bien mazmorras- -donde hasta hace poco se hacinaroa los presos, pone- espanto en el ánimo mejor templado. Algunas de la parte alta son inaccesibles. Urge. la desaparición de t a n t a ruina pestilente, por decoro de Sevilla. Doblas, iiós. recuerda hechos. Hubo en el Pópulo s e i s ejecuciones de pena capital. El patí- buío se alzó, siempre en el patio chico, bajo ej tejadillo inmediato a la comunicación, excepto la última vez que se situó más hacia el centro del patio. Los primeros ejecutados fueron J o s é Muñoz Lopera y. Juan Andrés Aldije, autor. es de varios ase i ¡ito en el Huerto cel nombre. Esos muros carcomidos, son afrenta para tina ci- udfd de turismo. Próximamente comenzará e l derribo de abrirse para. que recobrase la la Vieíjá cárcel de. Sevilla. Guando a golpes libertad, el Principe de los Inde piqueta: sé abata la fábrica del ruinoso genios, D. Miguel de Cervancaserón de la. calle del Pópulo, habrá ter- tes Saavedra, preso por dos minado una histeria miserable que pesó so- veces (1597 y 1.602) en la fabre la ciudad, durante poco menos de un mosa prisión que estuvo empla; síg! o. Que sea- pronto la caída. Q ue- cuah- zada donde hoy es el Círculo to ántes salte, en pedazos la argamasa de de Labradores. aquéllos muros. -Lo exige él ornato de la Como detalle relacionado, que. urbe, debemos al docto catedrático de Pero antes hemos de componer un bre- Derecho penal B Federico Casve índice, anecdótico, p árace. rrar el histo- tejón, anotamos el hecho de rial. Y hemos visitadora cárcel vacía. Guia- que los Reyes Católicos dieran, ron nuestra requisaíppr aquellas galeras sin pragmáticas; especiales para la galeotes, el director- de 1 a prisión próvin- cárcel de. Sevilla, recogidas y cial D. Salustiano Ayezuela- Martín, hom- anotadas en notable trabajo por bre adiriirabie por su. lcuítura, -y el herrero el académico de Buenas Letras cíenla casa Rafael, Doblas, Gayira, quien he- D. Celestino López Martínez. Que no se tomen los vestiredó el cargo de sus antepasados. Ambos dos a los. pobres reza una, re- ayudan nuestros recuerdos. férente aí; modo de ex carcelar. Los. sevillanos designaron siempre a la De ahí, el vulgo compuso pronprisión provincial, ctín el sencillo nombre to su refrán: Al que no tiene de El Pópulo. Así se: llama la calle hacia dinero, el Rey le hace libre donde mira, 1 a fachada. Este del caserón arruinado. Galle. y edificio tomaron tal dePrecisamente, para entrar en signación del, título de la comunidad reli- el viejo Pópulo; hemos traspagiosa que ocupara el inmueble hasta 1835, sado la cervantina puerta de y no; era otra: sino lá, de los Agustinos des- oro- -dád. iva madrina de hicalzos de Nuestra Señora del Pópulo, quie- pérboles pensando que con nes. p o r u e l e n t ó n fueron exclaustra- sus compañeras, todas tres, dedos. Dos; años más tarde, en. 1837, se tras- berán ser cuidadosamente desladaron al; convento vacío los presos de la ernpotradas, y. muy luego manLa famosa puerta de oro de la antigua cárcel Real, hoy cárcel Real; de- donde. se llevó también a la dadas guardar en el Museo, instalada en el Pópulo. El interesante recue do cérvannueva prisión, el material aprovechable, en- provincial. Sería lástima que se tino deberá ser guardado en el Muse o1 provincial. tre el que -figu. ratj Jas, famosas puertas de perdieran- tan famosas piezas. pro, plata y. cobre, recias piezas de herreApenas pisamos las losas del patio prín- -de Peñaflor, hacia donde atraían a sus vícría, nombradas así, no por referencia al cipal, nos impresiona el lamentable estado timas con el señuelo del juego de ruleta. material empleado en su construcción, sino de la edificación. La austera arquitectura La sentencia se cumplió a las ocho de la por Cuánto, producía a los guardianes de la del viejo convento dominicano no puede so- mañana del miércoles 31 de octubre cárcel Rt: d, que a falta de otra paga, co 1906. Actuaron los verdugos de- Madrid y braban; derechos de- excarcelación. L a 1 p u e r- portar el peso de los años. Se aüvierten las er- de Sevilla. Faltó por cierto- a este último el ta de Qip, Que era la de entrada. ltn- -r de minas, jque en los cimientos, causaron ver ájnnio, y con él la f. y a para concluir su daderas legiones de remisruariteá iiúndoj