Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C en Lisfeoa embajador ele Porfiifjral en Madrid Pasada la tristeza natural que provocó la muerte de un hombre tan simpático como el fallecido embajador, H- ello Barrete, persona dotada de excelentes cualidades intelectuales y morales, alrededor del cual hubo siempre la admiración y el afecto unánimes de portugueses y españoles, una noticia viene a darnos a todos algo así como la compensación de la desgracia ocurrida el nombramiento del ilustre escritor Carlos Mallrciro Dias para representar a Portugal en la antigua y hermosa Villa y Corte. Carlos Malheiro Dias es una de las principales figuras de las letras portuguesas. Se ha destacado brillantemente como escritor, periodista, historiador, cronista y dramaturgo. En los romances Cenarlos y A muíala, publicados en. Brasil, y en los que después escribió en Portugal: O Fílho das Hervas, Os Teles de Albergaría. A Paixao de María do Céu- -su mejor libro- y O Grande Gagliostro, de que después extrajo una obra tía teatro; y en sus libros de crónicas Zona úe tufoes, A Verdade Núa, y Cartas de Lisboa, se reveló como uno de los mejores prosistas lusitanos. Como autor teatral, escribió Cdracoes de todos y A inimiffa. En. el campo político, tuvieron gran resonancia su mensaje dirigido al dictador portugués Joao Franco, en 1907, en nomgl va embajador di Portugal en Madrid. bre de la colonia portuguesa de Brasil, y (Foto Correia. que terminaba con la palabra griega: Thalassa que fue después aprovechada para designar a los monárquicos, y su Exortacao a Mocidade, de 1925, cuyas doctrinas son consideradas como precursoras de la revolución nacionalista lusitana. Como periodista, además de haber colaborado intensamente en numerosos periódicos y revistas de Portugal y Brasil, dirigió la Ilustracao Portuguesa, en su fase inicial, y creó la Revista de la Semana, En sei tudo y O Cruzeiro. Pero su acción más interesante, desde el punto de vista nacional, es sin duda la de haber dirigido la Historia de Colonisacao Portuguesa no Brasil, en la que colaboraron las grandes figuras de las tetras portuguesas. Antes de la caída de la Monarquía, Malheiro Dias figuró como diputado regenerador Después perteneció al Consejo de Arte Dramático y fue nombrado socio de la Academia de Ciencias de Lisboa y de la Academia Brasileña de Letras, donde ocupó la silla que perteneció a Ec. a de Queiroz. Es tal su. prestigio, en el Brasil, que se te eligió allí presidente de Ja Federación de las Asociaciones de la Colonia Portuguesa, compuesta por más de medio millón de personas. He ahi el nuevo embajador portugués en Madrid, nombrado para ocupar el lugar que con tanta inteligencia y tanta simpatía desempeñó largos años el nunca olvidado Mello Barreta FÉLIX CORREIA. TOLEDO. -El de la catedral, Sr. Polo Benito, entrega a la Juventud Católica local, un gallardete regalado por la Juventud Católica de Temperley Buenos Ai -es) Foto Rodrigues.