Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES 25 DE ENERO DE 1935. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 19, DE SOCIEDAD ECOS DIVERSOS Estampas de un viaje Los recuerdos de todo viaje realizado se encuadernarían la imaginación para formar el libro del viaje. Luego, en los días vacíos, es tarea grata el recorrer las páginas de este libro. Y, a veces, entre página y página, el recuerdo del pasado se aviva para tomar consistencias de realidad. He aquí unas cuantas estampas del libro de un viaje, que a, mí me gustaría saber reproducir a todo color. 7 Las d e tercera Se las llamaba siempre así: las de tercera. Representaban la extrema juventud de una excursión y eran- -hay que decirlo todo- -nuestra única debilidad. La ternura de cada viajero se asomaba siempre a flor de labio al pronunciar estas tres palabras: las de tercera. En plena juventud, empujadas por ese romanticismo y esa fe que habían de llevarlas hasta una ciudad santa, las de tercera no vacilaron en ofrecer sus cuerpos delicados a i a dura tabla de un ínfimo vagón de ferrocarril. Fueron nuestra preocupación constante. En ocasiones, una voz varonil se endurecía, afilada en la piedra del imperatiivo, para decir: -Dejadme el gramófono. Hay que llevar el gramófono a las de tercera. Y se rescataba el gramófono, y se cogía amorosamente el gramófono en brazos, como si fuera un niño; y se recorría el tren todo hasta llegar al último coche... Pero e l g e s to y el recorrido habían sido inútiles. Las de tercera no estaban en tercera. Encontraban siempre enchufítos como ellas decían. A la hora de dormir, a la de merendar, a la de intervenir en una partida de juego, las de tercera estaban en cualquier parte menos en tercera. Ocupaban asientos cómodos, se improvisaban lechos confortables, toreaban materialmente a los revisores y sabían tener la sonrisa mona y los ojos bonitos para todo el mundo. No se les resistía nada ni nadie. ¡Las de tercera... En estos renglones yo quiero enviarles mi simpatía toda. Y mi agradecimiento. -Antes de llegar a Madrid- ya de vuelta, una de las de tercera se asomó a cada departamento con un gran ramo de claveles entre las manos. Y todo viajero llegó a su casa con un clavel rojo en el ojal. L ESTE NUMERO ESTÁ VISADO POR LA CENSURA mimosas. Ofrecí mimosas y claveles, en nombre de A B C, a. todas las muchachas de la excursión. Hacía un frío invernal. Pero la sonrisa de Jas muchachas, coii su combinado 1 grupito de flores sobre el seno, me forzó a pensar en una alegría de la primavera. ta Lucía de Cochán, condes de Villarru bia de Larigre y Val el Águila, vizcondi de la Ribera de Adaja, señores Navarn Enciso y otros varios. En Zaragoza ha sido puesta de largo la bella señorita Josefina Castellano, h i j a d í los marqueses de Jaral del Berrio. INFORMACIONES Y NOTICIAS POLÍTICAS El Consejo d e ayer en Palacio La Banda de la Orden de la República al Sr. Levillier Genova Puede usted, señor, padecer. de supersticiones, sentir miedo de los muertos y de los fuegos fatuos; pero como pase por Genova, le llevan fatalmente a visitar su cementerio. Cada ciudad presume siempre de algo que no es, desde luego, lo mejor. A mí me gusta de Genova su carácter de ciudad antigua, su puerto, sus calles altas, llenas por el mármol de sus palacetes. Pero me llevaron al cementerio, en manada, con un guía que se empeñó en hacernos admirar suntuosos monumentos de camposanto. Afilaba sus dardos un frío cortante. Hubo momentos en que pensé iba a quedarme allí. para siempre. Y el guía hablaba a más y mejor. El lujo de Genova parece es su cementerio. Hay genovés que se pasa su vida, ahorrando para poder descansar, al morir, dentro de un mausoleo pretencioso. El caso de la humilde castañera genovesa, que duerme entre mármoles costosos su eterno sueño, es casi un símbolo. A mí, a pesar de su grandiosidad, me defraudó el cementerio aquel. Acaso por, las inclemencias del tiempo. Tal vez porque habían demasiadas levitas y demasiados peinados peluqueriles reproducidos en mármoles. Ayer mañana se reunieron los ministros en Consejillo primero, y bajo la presidencia del jefe del Estado después, en el Palacio Nacional. Desde las diez y media de la mañana hasta la una y diez de la tarde duró el Consejo. Ninguno de los ministros hizo manifestaciones a los periodistas, excepto el de Estado, quien dijo que el Gobierno había concedido la banda de la Orden de la República al embajador de la Argentina, en Méjico, D. Roberto Levillier. A la una y media de la tarde, abandonaron el Palacio Nacional el presidente del Consejo y el ministro de Comunicaciones. -Seguramente les habrá llamado a ustedes la atención- -dijo el Sr. Lerroux- -que después de Haberse marchado todos los ministros, hayamos permanecido aquí el señor Jalón y yo durante bastante. tiempo; pero como tenía mucha firma con el presidente, 110 tenían por qué quedarse los demás miLa torre d e Pisa nistros. Los asuntos tratados hoy han sido Pisa es sólo su torre inclinada, que pa- cosas corrientes, que nada tienen de parrece se va a caer y no se decide a hacerlo ticular. nunca definitivamente. En las tiendas de- ¿Han hablado ustedes de la ley ElecPisa, su famosa torre aparece a los ojos toral? del viaj ero fatal e inexorablemente: en tar- r- -Hemos tenido. un cambio de. impresio jetas postales, en gemelos para la camines, que continuaremos esta tarde, en el sa, reproducida en yeso y en bronce, a modo Congreso, y seguramente, redactaremos la de lamparilla y en clase de pisapapeles. Y enmienda- que ha de presentarse al dictamen siempre ladeada. A fuerza de ver la torre que Mesa de la Cámara, ya que por todas partes, uno sale de Pisa con do- una está en laes la única manera de poner, enmienda lor de tort ícolis, vencido sobre un hombro en práctica nuestra fórmula... y como si estuviera borracho. -GIL D E E S Negó el presidente del Consejó que se CALANTE. hubiese tratado del, indulto del sargento Vázquez, condenado a: muerte a causa de Notas diplomáticas los sucesos revolucionarios últimos. El embajador de Chile y la señora de El Sr. Jalón añadió, por su parte, que el Núñez Morgado ofrecieron ayer un alConsejo había sido completamente blanco y 2 muerio en. honor del profesor de la Uni- facilitó después la siguiente E la m a versidad: de Santiago de Chile doctor don Una. mujer de pueblo. Hace veintitantos; Eduardo Cruz Cp; ke. Con las citadas peraños, en- Madrid, llevaba uno db- esos visNota oficiosa sonas fueron, los comensales distinguidas tosos indumentos de ama de: cría. Por enpersonalidades de la: ciencia y de la socie Hacienda. -Varios decretos aceptando tonces, -tuvo en sus brazos, entre pañales. d a d elegante. cesiones de solares por parte de los Ayunfinos, el cuerpean- -pétalos de rosa- -de una tamientos respectivos, para construcción de niña de cí. sa grande. Otras noticias casas de Correos, en Ceuta, Játiba, CalataEl ama, que lució un tiempo. sus collares 5 yud, Burriana, Burgo de Osma, Aranda de la festividad de monedas ante la admiración de los sol- ra, Por ser hoysu Santo las de Santa ElviDuero y Jaca. Decreto aceptando la cesión celebran marquesas dados de la plaza de Orienté, ha efectuado Ayeinena, Casa León, Gandul y de las de To- al Estado del edificio que en Sevilla poseía ahora. lo que se llama un büeri viaj e. Co- rres de la Presa; condesa de Berragariá; la República Argentina. Decreto disponienmió bien, y vivió mejor. Hoy, de vuelta en señoras de Ballesteros, Gil Grávalos (don do ¡a entrega a doña Victoria de Battenberg el pueblo, recordará a buen seguro la im- I Enrique) Gómez Trénor (D. Antonio) y de varios efectos de su propiedad existenportancia de su significado papel. Y, ante Cárdenas, y señoritas de Albin Alonso y tes en el palacio de Santander. el corro- de comadres, explicará la curicjiSauz, y Magalléri. Justicia. -Decreto sobre organización del dád que despertó su figura. rep -asentada Cuerpo de Médicos forenses. en está tantas veces repetida frase: ídem sobre aplicación de la sentencia dicSe encuentra mejorado en la enfermedad- -Anda: vamos a ver al arna. que padece el ex ministro conde de Gi- tada por el Tribunal de Garantías relativa a la inconstitucionalidad de la ley para la m e n o La frontera solución de los conflictos derivados de conEn Ventimiglia, por el andén de la estaLos; Caballeros Hijosdaigos de la noble- tratos de cultivos dictados por el Parlamención, se paseaba un hombre con toda una za dé Madrid- han celebrado, en la iglesia to catalán. carga florecida. Breve conversación comerdel Buen Suceso, una solemne misa en hoEstado. -Ratificando el Tratado de prooigcial desde la ventanilla de mi coche. Por nor de San Ildefonso, su santo patrón. dad literaria, artística y científica entre N i unas pocas liras yo compré al hombre un Entre otros señores concurrieron: el du- caragua y España. niazo de claveles y un gran ramo de que de la Unión de Cuba, marqués de SanProponiendo la concesión de la banda de