Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
HA MUERTO EL CONDE DE MACEDA Ya no escucharán más sus oídos, las alegres voces de los podenqueros; por su puerto no pasará más el ágil ciervo perseguido ni el recio jabalí que defiende bravamente su vida, labrando a colmilladas el cuerpo del alano su feroz enemigo. Unos cuantos. de sus. amigos, de sus. com- pañeros de tantos años, que rompieron coii él, jaras y madronas por esas sierras de. España le acompañamos por última vez, no ya con las cuerdas de los arcabuces encendidas, sino con el corazón apesadumbrado por el montón de tantos recuerdos. Añoramos aquellas mañanas frías- el Pardo, en las, que él Montero Mayor se afanaba por colocar en sus puestos al tropel de cazadores; tenían éstos el corazón palpitante de emoción y la mirada ansiosa pendientede la bolsa de cuero deja cual había de salir el número que la suerte, no él favoritismo, señalaba á cada cual sin consideraciones á su rango o a su posición social. Distribuíanse- las armadas; una en el arroyo de- Manina; la otra- en- los Registros; la. f última, en Val de- Comineros. Soriaba- él primer trabucazo; el de la suelta de los perros; oíanse al poco tiempo las lar- gas voces- dé los perreros andaluces, 1 cotí cierto saborciíló de cante flamenco, Hsueñas como los berrendos podencos; tristes, las de los hombres de la; ruda Extremadura, á tenor con sus pesados iMa stities y alanos y su traje de correal... Todos. se. divertían, menos el pobre Montero; sus. desvelos de todo el año de guardería- de. preparación de las manchas, -hasta el registro: de ellas pocos días antes de la MonterÍEi, -podiaft estrellarse ante una veleidad de su peor enemigó: el- viento; si éste cambiaba como- mujer caprichosa, todo se había perdido, el fracaso era rotun- El conde de Maceda. Foto do y suya la responsabilidad que aceptaba con la tranquilidad de conciencia que tiene siempre el que cumple con su deber. ¡Murió el Montero Mayor! en el conde de Maceda acaba esa gloriosa lista que empieza con Diego tíravo, Montero de Alfonso X I de Joan Koíz, del- Rey, don Juan I I de Lucas de Yranzo, de L nrique I V de D. Diego Hurtado de Mendoza, primer marqués de Cañete, de los Reyes Católicos; de D. Pedro López de Ayala, conde de Fuensalida y de Colín Baxume, ambos del Emperador Carlos I Fuensalida, por la Casa de. Castilla, Baxume, por la de iiorgoña; de los duques de Lerma y Uceda, del Rey Felipe I I I del conde- duque de Sanlúcar la Mayor y de D. Gaspar Ruiz de Éscaray, del Rey Felipe I V del duque de Medinaceli, de Carlos I I de los Frías, Mal. pica, Aránda, Godoy, Híjar, Aloañícss, Viana, en los reinados sucesivos. Acabó ahora la tradición de ese cargo, que como dice Argote de Molina en su discurso sobre la Montería (15 2) fue siempre oficio muy grande y muy principal y que está siempre en grandes señores como lo. era D. Baltasar de Losada, conde de Maceda y de San Román, gran señor gallego, con casa solar en aquel antiguo reino. En ese. noble viejo, se rompe la cadena ininterrumpida durante tantos siglos de los 1 servicios prestados por los Monteros; pero el último nos deja a todos sus compañeros una enseñanza y un ejemplo: que su cuerpo se dobló con respeto, pero ni la hipocresía cor: tesana hizo mella en él, que- pisó siempre con la rudeza que le daba quizá su cargo campero, los blandos tapices palatinos, sin recatar jamás su opinión leal y sincera; y que cuando cambiaron las cosas, ni se entrego a vergonzosos chaqueteos ni a repugMadrid él conde de Ma- nantes cambios de casaca, muriendo con la lealtad que juró ante la cruz de Borgoña. Descanse en paz el noble y fiel caballero. EL DUQUE DE ALMAZAN Española. CUANDO VEA UD ESTA MANCHA EN SUS DEDOS... PIENSE EN EL ESTADO DE SU GARGANTA El filtro patentado que contienen los cigarrillos, du MAURIER detiene todo lo que causa esta mancilla, o sea lo que motiva las molestias y perjuicios a su sar r i -anta. Solamente deja pasar a sus labios el aromático humo de los cigarrillos du MA. URIER, suave y refrescante. Este filtro protege sus dedos, labios y dientes contra las manchas. Hasta que no haya fumado CIGARRILLOS INGLESES NO HA (BRÁ SABOREADO LO MAS ESCOGIDO DEL TABACO DÉ VIRGINIA SON MAURIER PKTISO. VAS D I r, os PTCEFETunos i OR T. -As ui KX (SCSTO. riA. nrK. xno T K S- TIMONIAOO SU KXTUSIASTA ADHKKION SS. MJ! Til, I ¡EY T) K GUtíCIA Y TI. KIXA I 10 ÍUJM. VXTA. KIOTJRAS DK T, A ALTA SOCIK 1 A 1 BIÍITANSCA. COMO MAUCIjIOMÍSS OV CARTSBROOKK, T, AI Y DOROTUEA ASimiíY- COOPER. C K I Í K B K K S Ali J ISTAS, COSÍO jryVURiCE (TíÍ: VAMrCK. DKPO 1 FAMOSOS, COMO f. A. MOTjIJSOX. UOX, MliS. VICTOlt BTÍ. ITCI 5, TÍTO.