Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRÍDDIA 23 DE OCTUBRE DE 1934- SUELTO. 10 ENTS. -Ü DÍARÍO ILUSTRADO. AÑ O TR 1 GESI yi. o- N íltM- E RG: 9.801 SUSCRIPCIÓN: ÜN MES, 3 P t A S j PROVINCIAS: TR S MESES, 9. AMERICA Y PORTUGAL: TRES MESES, 10 PESETAS EXTRANJERO: TRES MESES, 25; PESETAS. REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN: SERRANO, -SI, -MADRID, APAkTADO W. 43 OTROS- GR IMENES qON QUE L 0 SOÉIA L 1 STAS. HAN EN S A. N G 8 E- MTADO; Y; ARRU; i; ACCIOK COADYUVANITC -ML. MOVIML; A- -ES La tragedia dé Turón. Los sediciosos fusilaron ferozmente a ocho hermanos de: laDoctrina que educaban gratuitamente a Jos hijos de. los- obreros -también fusilar oír ai teniente- coronel; y comandante de Carabineros y finalmente al- ingeniero Sr. -Del Riego. Por doquiera se ven las- huellas- de la destrucción. vandálica realzada por el empleo de la dinamita. Después de cada acometida de los revolucionarios contra la: Catedral, la plaza quedaba cubieriafde- cadáveres. Los socialistas rclbarorí, además- dé. los quince millones en el Banco de España 1, un millón. en Iá Duro- FéJgtjera. La odiseadel ingeniero D. -Ramón Rodrigáñez. Muchas personas se han. vuelto locas, por ei espanto que les han producido los V crímenes de ios revolucionarios. -v- a. ti aá La Casa del Pueblo, sede de- Jas s a l v a j e s hordas; León 22, lo mañana. (De nuestro enviado especial. En el primer tfen salido de. Madrid con vía libre hasta la capital de Asturias llegamos ayer, domingo, -a León. Llegamos de noche, y la autoridad militar dispone, que los viajeros continúen su mar- cha hasta- Oviedo. al amanecer, pues el tren tiene -que atravesar una zona de puentes yr vía, 3, reconstruidos, en la. que se considera obligada una marcha con las debidas precauc icn- es. Pernoctamos en León; ¿a dos horas de la cuenca asturiana. León está en calma, pero la. atmósfera- recoge i los -ecos de la tragedia que aun alienta a- algunos kilómetros de distancia. Regresan de Oviedo, de Mieres, dé Campomanes, d- e Turón, familias y deudos de las víctimas. del drama. En el- hotel donde nos hospedarnDs, los. amigos y los compañeros del ingeniero D. Rafael del Riego, muerto en Turón, esperan la: hora de emprender él viaje á Madrid, eñ; automóvil, ¿ccmpaiíánc o el cadáver, llegado hoy a esta ciudad V- que debe ser frasla daclo. a Madrid por carretera. en un coclie. estufa. lisian aquí los ingenieros de las Hulle ras del Turón- -fiHr. de Alíos: líornos- y los empleados de las minas que iestuv- ie ron prisioneros de los rebeldes. Compartierc: x con Riego las terribles inctrtidumbres x k los; primeros días, y- érí; su cautiverio, conocieron las noticias de la ejecución del jainigo y jefe de. t c d o s j Do n Rafael del: Riego tenía cuarenta y cuatro- ó cuarenta y seis i. añqs. y. íe, ra. un, gran prestigio de su carrera. Vino: á T u rón hace veinte, años- y. -alcanzó eK cargo cíe- director técnico dé las minai Su. faníi! 3 a veraneaba en Salinas al ocurrir los sucesos, y allí sigue, ignorante dé nuchos; detalles de lo ocurrido, que el, ingeiiief 0 ge rente dé la Sociedad, res dente en, Bilbao, Sr. Merello, nos relata con sobriedad de pa- 0 jefe de los guardias jurados y. varios labra, acumulando los hechos ocurridos, en, empleados de las minas. una narración fría, severa, que ocúltái 1 Los presos, vigilados día y- noche con enorme vigor- emocional dé la terrible- tra- -guardianes de vista, permanecen rigurosagedia de Turón. mente incomunicados. La servidumbre dé. cada cual lleva- mañana y tarde, alimentos E n í a madi- agada del día 5 varios- homenviados por. las familias a los prisioneros, bres armados llaman a la puerta del ingepero éstos r. o pueden, cruzar la palabra con niero jefe. Ha triunfado- -r- dicen- -la revolos recaderos; Los ingenieros, ios religiolución social. Es précjso seguirles. Pru- eba sos, los jefes de Carabineros se relatan, rande lo sucedido, la ofrece la plaza. Riego es impelido a asomarse al balcón, y obser- tuamente. sus- cuitas. Estos explican que, acosados. en- Oviedo por enemigo numerova la presencia; de centenares de: hombres so y sin posibilidad de defensa, pactan su armados de fusiles. Es preciso sórriétersé y sedición bajo la promesa de que sean resacudir a la Casa. 3 eí Pueblo, en la cual se reúnen con el Sr. Del! Riego, al día siguiente, petadas sus vidas, y son hechos prisioneros los otres ingenierqs íde las minas, señores y trasladados a Turón. v Breña, Bertier, Sahta. María y Duran (donPasan; dos días, y se celebran por los Emilio) que. no tjene relación c o i otro in- re. yobc ionariós los juicios sumarísimos. Los geniero Duran yíetima de otros acontecí- padres nada tienen que decir. Recuerdan míentós. que- ningún. daño hicieron y que prestai ron gratuitamente sus enseñanzas. Los dos Gcho hermanos de la Doctrina jefes hacen valer la promesa de que sus vidas serían respetadas. RieCristiana, que educaban gratuita- go pasa a una habitación, El ingenieroel trien la que mente a los hijos de los revblu- -bunal revolucionario le hace cien pregunsu regreso cpn; sU. s eionarios, son ferozmente fusüa- tas, que, él comenta. aque fueron puerilidacompañeros, diciendo -dos por éstos des sin importancia alguna. No se sabe más. A pocp los ocho hermaEn la Casa clel Pueblo se. encuentran tamnos de la Doctrina Cristi na son llamados bién ochó hermanos de la Doctrina Cristiacon aviso de que van a partir para el frente. na, que daban enseñanza a los hijos dé los El frente es el cementerio. Llegan a, tan mineros en las escuelas sostenidas por la triste lugar y en él son fusilados. Las fosas Compañía, y después ingresan un teniente 1 habí n sido cavadas previamente y en ellas coronel- y un comandante de Carabineros, hechos prisioneros en- Oviedo y. ¡levados a cayeron los cadáveres dé siete infelices. Turón por IQS revolucionarios; el capataz Uno dé los religiosos no. rñurió, y tuvo que pedir, suplicante, qué no lo enterraran con 1 vida, Y fue rematado. Al día: siguiente, Cándido del Agua, jefe; de los guardas jurados, y César Góme se- en empleado de las oficin. del Montepío, fueron también llevadt al frente. Los restantes deteni ics oyere: 1, a poco algunos disparos y comprendi- ro que también sus dos compañeros h bínu muerto. j Poco despee era ¡i el. teniente coronel y el comandani 1 e Carabineros los qué caían en los fosos del cementerio, Quedaban ios cinco ingenieros y tres guardias civiles,