Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRIDDÍA 6 DE OCTUBRE DE 1934 SUELTO 5 ILUSTRADO, ANO TRIGE SIMO N. U; M E RO 9.787. SUSCRIPCIÓN: UN MES, 3 PTÁS PROVINCIAS: TRES MESES, 9, AMERICA Y PORTUGAL: TRES MESES, 1.0 PESETAS. EXTRANJERO: TRES, MESES, 25 PESETAS. REDACCIÓN Y ADMNiSTRACION: SERRANO, 61, MADRID. APARTADO N. 43 LA INTENTONA SEDICIOSA, MANIFESTADA CON HUELGAS; DESMANES Y. CRÍMENES DE LOS REVOLTOSOS EN DISTINTOS P 1I NTOS. DE ESPAÑA, ES Sb FOCADA: POR EL GOBIERNO, DUEÑO DE TODOS LOS, RESORTES; DE; LA AUTORIDAD El Sr. Lerroux manifiesta que el Estado tiene enormes elementos ofensivos y defensivos y anuncia que el martes se presentará el Gobierno al Parlamento. Fracaso en Madrid del intento de huelga general. Desmanes de los revoltosos en algunas barriadas. En donde han revestido mayor gravedad los sucesos fia sido en Asturias, en donde los revoltosos se han retirado a los montes. Un muerto y varios heridos én una colisión en Eibar. Asesinato en Mondragón del diputado tradieionalista Sr. Oreja y de un gestor de la Diputación de Guipúzcoa. En Barcelona el paro se ha desarrollado sin grave alteración del orden. Detención en Barcelona del agitador comunista Dumitti. El ministro de la Gobernación, á. riiedianbche, comunica a la Prensa que las huelgas generales planteadas en Madrid y en provincias se hallan en completo fracaso. i Una huelga general que se plantea súbitamente y con sigile? -puede lograr en su primera jornada efectos que impresionen al público. En- Madridle. han fallado, a la huelga revolucionaria que comenzó ayer. Se havis ¿ío claramente que- viene desmoralizada y sin empaje donde mejor, -más de cerca y cdn jilas elementos han podido, prepararla sus organizadores; y por ellos no habrá sido; es que la gente, odrera siente ya el pesó- de tán W, sacrificio. ja fatiga y el daño de tantas agitaciones fracasadas, y no responde con de sión a las consignas de los caciqueó; las- desobedecen ios obreros que pueden trabajar sin peligró de represalias y se limitan casi todos los demás á holgar pasivamente. Las autoridades, no han tenido que emplear días ni horas, como en otros casos, -de huelga súbita, para contrarrestar, los efectos del paro. Ayer desde el primer váomeñio, fünéfqnó el mercado muy ampliamente, sobre todo el de víveres; hubo pan; circularon los tranvías can- bastante regularidad en las líneas- prin, cipales y en dos del Metro los ómnibus, niuchos automóviles particulares y algunos de servicio púplico; aparecieron por la mañana y, por: la noche los periódicos que más necesita el. público, los que prefiere, pre cisamente los antirrevohtciqnarios; y ¿61o con algunas dificultades, Idealizadas en Asturias, Valladolid y Zaragoza, se mantuvo en todo el país el servicióle ferrocarriles. La vida en Madrid fue ayer tan animada o más que de ordinario; llenos los cafés, bares u cines y teatros; cOncurridísitiias las calles. Tampoco en, el. espíritu, público. se notó: el más mínimo efecto de la huelga. Las- organizaciones juveniles de Renovación Española, Tyre y Acción Popular han fp peradq bizarramente a la defensa social en los transportes urbanos, en la venia. de periódicos y en otros servicios de interés, general. Y la- fuerza pública ha multiplicado su diligencia, su celó y su abnegada prestación en la guarda del orden. En provincias, no ha. tenido el movimiento la extensión de- otros análogos, pero se ha manifestado con alguna intensidad en Asturias y en episodios locales, como los de Mondragón y Uncastillo, con crímenes, derramamiento de sangre y demostraciones de ferocidad, nueva- mancha que cae sobre conciencias muy cargadas ya de parecidas culpas. Por Madrid, y en los lugares de la revuelta, campan libremente, amparados de la inmwni dad parlamentaria, los organizadores de esta perturbación temeraria y estéril, que de todas maneras, aunque hubiese tenido proporciones más graves, había de fracasar. El Gobierno la, considera dominada; pero ¿va a seguir abierta la serie? ¿No es hora ya de que el Estado y la nación se libren del acecho continuo y del ataque periódico de estos profesionales de la sedición? A las. dos. en- punto- de la tarde terminó ¡la deliberación ministerial. Los ministros se refirieron todos a la nota que. había de facilitar el Sr. Lerroux, pero manifestaron que el Consejo había ¡sido muy satisfactorio por la identidad de todos los consejeros y porque en todas las cuestiones examinadas hubo, perfecta tmaniniiv dad. El Sr. Lerroux dio. la referencia en los siguientes términos: El Gobierno ha celebrado su primer Consejo de constitución, y ha acordado elevar un saludo al presidente de la República. S e h a nombrado secretario del Consejo, para sus relaciones con i a Prensa, al se; ñor Jalón. i- -Se. ha examinado detenidamente la situación del orden público en España. H e mos. escuchado las detalladas informaciones de los ministros de la Gobernación, Guerra, Obras públicas y: Comunicaciones. De ellas resulta que hay un movimiento general subversivo, que presenta idénticos caracteres allí donde sé ha exteriorizado. Estamos, pues, err presencia de una acción revolucionaria con; propósitos idénticos, plan estudiado y dirección única. Los sucesos y los desórdenes han culminado en Asturias y él Gobierno se ha creído en el caso de- declarar! él estado de guerra en aquélla región. Se me ha autorizado por el Consejo para examinar la situación en otras provincias y para- tomar, idéntica resolución si lo considerara conveniente, según. la situación que preseate. Añadió el Sr. Lerroux que había dimitid el subsecretario de la Presidencia y había sido nombrado en su substitución don Guillermo Moreno Calvo. Agregó él Sr. Lerroux que hoy se reunirá er Consejo en Palacio, a las diez y media de- la mañana. Un periodista preguntó al presidente del Consejo si era. -cierta la r noticíamele la dimisión del presidente del Tribunal de Garantías Constitucionales, Sr. Albornoz. Contestó que hasta el Gobierno DO había Ikis rrt- la noticia ni la dinií s cn. La actuación del Gobierno EJ primer Consejo del huevo Gobierno. Se declara el estado de guerra en Asturias. Se examinará si la medida debe extenderse a otras provincias. Identidad de criterio- y de procedimiento A las diez y media de la mañana que dó reunido el Consejo de ministros, bajo la presidencia de D. Alejandró Lerroux. Asistieron todos los ministros titulares, y el ministro sin cartera, Sr. JVTartínez de Velasco. m