Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MAPR 1 DD 1 A 2 Q DE SEP- BRE. DE 193,4 NUMERO. SUELTO. DIARIO OO. AÑ? O; TRIGE S 1 M. 0. U 1 B RO 9.773 SUSCRIPCIÓN: UN MES, 3 P f AS. PROVINCIAS: TRES MESES, 9 AMERICA Y PORTUGAL: TRES MESES, 10 PESETAS, EXTRANJERO: TRES MESES- 2 S PESETAS. REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN: SERRANO, 61, MADRID. APARTADO N. 43 EL GRAVÍSIMO ASUNTO DE LOS ALIJOS DE ARMAS EL PRESIDENTE DEL C 0 NSEÍO DECLARA OUEVSE- ÉSTA: EM: PRESENCIA. DE- UN MOVIMIENTO REVOLUCIONAR IO f RÉPA- KA DO CON TODO- GENERO DE PERTRECHOS, PERO ABORTAD POR LA VIGILANCIA DEL PODER PUBLICO El ministro de la Gobernación dice ique la técnica contrarrevolucionaria del Estado ha sido paralela á la déla intentona. Al estudiante directivo de la F U. E. al que se detuvo en el tiroteo de ayer ds madrugada con la Guardia civil del barrio de Pozas, se le ocupa un plan completo del movimiento revolucionario en preparación. La consigna era volar los edificios oficiales y asesinar a toda persona uniformada Otros seis directivos de la Casa del Pueblo encarcelados. En dicha Gasa fueron haUádás ayer más armas y municiones. Importante descubrimiento de un laboratorio de explosivos en el domicilio de un ex diputado socialista de las Constituyentes en la Ciudad Lineal. Se van concretando las responsabilidades pbh ticas por la expendición del contrabando de armas por el Consorcio de Industrias Mi iíares, siendo ministro de la Guerra el Sr. Azaña, l ¿á tn á n i o b r a r e v 6l uc ion aria Más armas en ía Casa del Pueblo; hallazgo de unos cajones con. cartuchería en el correo dé Santander; sorpresa, én la Monclo, a ¿dé una camioneta con cargamento de fusilería, de cartuchos y de bombas, algunas de construcción perfecta y de. potencia enorme; descubrimiento de un laboratorio de explosivos en el hotel de un: ex diputado socialista, en la Ciudad Lineal... El sumario del día de ayer es. concluyente. Nadie dudaba, desde hace díasi por lo menos ¿de la extensión y profundidad de los preparativos revolucionarios; pero, si había incrédulos las. pruebas que van saliendo a luz les habráp. persuadido. Algunos aperiódicos de la izquierda, escamoteando la información, o substrayendo los, detalles que dan idea del volumen de estos sucesos, fingen no concederles importancia. Hasta hay alguno que I mezcla chan ¿as- se ha encontrado un me- I chero entendedor en la Casa del Pueblo -y desorienta á sus lectores, deslizando entre UneáSj insidio saínente, la burda sospecha de un. golpe teatral preparado por la Policía. Ya que, no se pueda- -como se intentaba- -endosar a las derechas el alijo de Asturias ni omitir absolutamente los registros en la. aJIí del Piamonte, se echa todo a barato, y se habla, de unas docenas de pistolas y se da a entendey que la cosa carece de importancia. Además de las, complicidades víate- rióles que los jueces, así lo esperamos irán esclareciendo, hay en toda esta maniobra complicidades de otro linaje, no níeno, s criminosas, porque son dc asentimiento, de agrado, de colaboración moral en los ma- nejos. No se trata de falsaá alarmas ni. de ficciones: la. realidad está ahí viva mostrándonos lo qúc e prepara y lo que se persigue. Ayer lo decíamos. y hoy habremos de repetirlo. El Gobierno tiene mucho que- hacer y debe hacerlo- velozmente, sin perplejidades ni tibiezas, con, mano dura. Hay que ahondar cuanto se pueda, poner a la, vista la trama y destruir los elementos- peligrosos Es presumible que durante algunos meses se ha practicado, en mayor ó- menor escala, el contrabando de armas y explosivos. Acaso se. ha perdido algún tiempo. Hay que reparar esas imperfecciones obrando ahora con mayor empeño y con más spstenido. afán, y buscando todas las responsabilidades en esta, compleja y turbia timos. maniobra revolucionaria: a que asis ción, y ahora, por lo visto, pretenden serlo para un- movimiento, -no- ya repicblican- ff, -sino tnarxista. En vez de consagrarse exclusiva- mente al estudio se atribuyen la ilusión, deser fuerza de vanguardia y factor social, y todo lo demás que les han imbuido para manejarlos sus malos consejeros. -Si- esta ves se comprueba lo que todos los; indicios haéen: presumir, esperamos: que, por lo- menos- se les acabe el privilegio universitario, que a titulo- íegítínw de mayoría nanea, ¡t 0 ¡debido disfrutar. El- Gobierno, ante la s. iítxa- v- ci ón- del orden púb? K- Q El Sr. Samper. manifiesta que estaba concertado úa mi riuci o s o plan revolucionario de asalto al P o d e r p ú b l i c o El presidente del Consejo, en la mañana de ayer, recibió la visita del ministro -da la Gobernación, con quien habló, deímrdsmente. También la- Jv. U -E. El joven detenido. ayer de, madrugada én la Ciudad Universitaria por la. Guardia- civil ha confesado que se. hizo cargo de lá camioneta con, las urinas y municiones- en la plaza dé España. Y al detallar su- filiación no ha negado que es el director de lá sección de Propaganda de la- F. U. E. No es aventurado el colegir la consecuencia de que la famosa organización escolar anda: también complicada en la intentona Los antecedentes lo- hacen sospechar, parque es. sabido cómo seha mezclada desde el año 30 de un modo activo en la: política demagógica y en el la boreo de ambienté revolucionario. S. us protestas de que sólo es un. organismo estudian. til neutro- y profesional. están desmentidas, una y otra veZi por cien episodios e incidencias. Los estudiantes- de- -ln- Fi Ü E. unos conscientemente y otros cándidainente enga J j han sido, colaboradores de la revolu- Por- la tarde perrnapeció en; su despacho varias horas y recibió al fiscal, dé la República. Terminada? esta entrevista, el S. r. Sarp- per se dirigió al domicilio del resi. ee. nte de la República; pero, antes, conversó cóji los periodistas a quienes hizo estas: inte- resantísimas manifestaciones: -Ya. tendrán ustedes rioticias del úlíi- ma hallazgo. Un laboratorio, químico y una. gran cantidad de paquetes de dinamita, para la fabricación de bombas; en el doníiciíiiv del ex diputado socialista Si Morón, -qua vive en la Ciudad Lineal. La vigilancia y las investigaciones de las autoridades ju- diciales y. gubernativas, dan. -sus- frutos, y fes hemos extremado y seguiremos extremándolas. ¿H a recibido usted la visita del fiscal de la República? N