Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARRIDDIA Í 3 DE V V -y -DIARIO ILUSTRA- SEPARE DE 1934 T T j W D O A Ñ O TR 1 GE; N U É B R O SUELTO J I ¿J w S I M O N U M E 10 CENTS. Jig. jk; I níT V É RO: 9.767 Ig gf g SUSCRIPCIÓN: ON MES, 3 PTAS, PROVINCIAS: TRES MESES, 9 AMERICA X PORTUGAL: ¡TRES MESES, 10 PESETAb EXTRANJERO; TRES MESES 25 PESETAS. REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN: SERRANO, 61, MADRID. APARTADO N. 43 GeLOS TR 1 BUNALES MIX- do para su ejecución, que, necesitaba la neralidad. Y, TOS RURALES EN CA- biérnodentro de pocos días, cuando tm Go verdaderameitc y prudentemente ná cionál, quiera reparar los estragos que Ka TALUÑA hecho en Cataluña el Gabinete Samper, 1 v -ísíSAS: TEN- I BLE En las primeras informaciones de la Prensa aparece la: gran importancia Como se ha admitido la, doctrina o teodel contrabando de armas que se les ría de que los acuerdos de lá Comisión mixha sorprendido a los socialistas en la ta del Estatuto de Cataluña son preceptivos playaidé; San Esteban de Pfavia. Con e imperativos, yhd dejan al Gobierno del los; detalles que ayer comentábamos Estado ni siquiera derecho de opción- sobre la oportunidad de la aplicación, no parecehay bástante para deducir la trascenrá sorprendente que en estos- instantes, a dencia del casó, pero es inucha más la raíz de la Asamblea celebrada en Madrid que le, atribuyen los informes oficiales. por. el Instituto; Agrícola Catalán de San Aunque con lamentable retraso, el Isidro y en las vísperas confesadas de una Gobierno ha, sabido ahora cosas que el crisis trascendental y cuando se están conpúblico na conoce todavía y que no tando los momentos en, que se consume; el milagro de que aparezca constitucional la es discreto anticipar a las versiones ley de Cultivos y su reglamento, votados por autorizadas, acerca de la extensa y audaz organización del contrabando y el Parlamento catalán, sin que se cumpla la sentencia del Tribunal de. Garantías, apade; los aprestos militares que realiza rezca en la Qaceta un decreto implantando el partido socialista. El alijo de la plael acuerdo de aquella Comisión, por el que ya asturiana, que, según las últimass se transfiere a la Generalidad de Cataluña comprobaciones, incluía también abunla ejecución de la legislación del Estado sobre organización y funcionamiento de los dancia: de fusiles y algunas ametrallaJurados mixtos de la Propiedad rústica. doras; dé la fabricación controlada por Recordemos que tales Jurados se di fe- el Estado, ha descubierto, ramificaciorendan absolutamente dé los del trabajo nes y complicidades de suma gravedad, que justifican la preocupación del- industrial, y que así- como éstos dirimen exclusivamente cuestiones- de- 1- legislación soGobierno A esté asunto dedicaron ciaí, aquéllos ventilan cuestiones fundamenayer una larga conferencia el presitalmente de Derecho civil. Transferidos a dente del Consejo y los ministros dé la Generalidad, será ésta la que los conslá Gobernación y de la Guerra. tituya. Los recursos contra süs- acuerdos serán substanciados ante- el Tribunal de. CaAlguna relación tiene con el caso de sacióii de Cataluña. Todas las facultades que ejercía el ministerio 1, de Agricultura- de EsAsturias lo que nuestro querido colepaña, respecto de estos tribunales, quedan: ga ¿a Época refiere sobre la pelitransferidos a la Generalidad, en el terrigrosa labor del marxismo en los cuartorio de Cataluña, sin perjuicio- -dice el teles. Dice qué hace pocos días apareacuerdo de la Comisión mixta- -de la ulció una batería del regimiento de arterior adaptación a la Generalidad de los tillería a caballo, de Carabanchel, con otros 1 servicios dependientes del; ministerio los mecanismos inutilizados y cubierde Agricultura, qtie- le correspondan. Desde- hoy, 13 de septiembre, entra en vita por numerosos pasquines subversi vos pegados a las piezas. La batería, gor este acuerdo. Los- labradores que clamaron en. Madrid estaba dentro del cuartel, y parece contra la ilicitud, de. una ley de la región evidente que haya sido allí donde se autónoma, declamada inconstitucional hasta realizara la operación de averiar las en su iniciación y en el fuero para discupiezas y pegar las proclamas. tirla, y v aprobarla, se. encontrarán, a su re- 1 greso, en Cataluña, con: que los tribunales Denuncian estos episodios los rasmixtos, forjados, por la misma, fuerza- potros del 5- iienió terrible. El socialismo lítica 1 que impuso aquella ley dispóndrán, aprovecha en su conspiración influena su entera merced, sin. apelación, fuera de. cias, resortes y concomitancias que le Cataluña, de sus tierras y del trabajo en proporciono su; pasó, por el. Poder. Y ellas y de las condiciones económicas, juríla furia con que el Sr. Ázáña se puso dicas y sociajes, c! e su producción. La ley. a deéorganisar el Ejército y a conde Cultivos tiene ya el instrumento adecuavertir un servicio nacional en instrumento de onfianza para la política demagogiea ha minado la disciplina de Nos vemos favorecidos diariamente los cuarteles, con innumerables cartas, en que los Volvemos a preguntar si el Estado lectores de A B C exponen iniciativas y el. país pueden esperar pasivamente í V observaciones, muchas de ellas oporla revolución que les amenaza, y a qué tunas y plausibles. No siéndonos posisana razón puede obedecer el empeño ble materialmente contestar a tan code retrasar uña crisis confesada y de. piosa correspondencia, r o g a m o s a retener a un Gobierno convencido de nuestros comunicantes que reciban en su impotencia en las dificultades que éstas líneas nuestra disculpa v no inlo rodean. A quien le aprovecha, ya lo terpreten á descortesía la falta de res: v e m o s puesta particular. encontrará con el hecho consumado: el tíecieto suscripto, por el jefe del Estado y ph l: cado en la Gaécta, y los tribunales rnix tos rurales ya constituidos y funcioh 3i; do ¿n Cataluña. LA INTERNACIONAL El odio delx separatismo catalán a la lengua española no reconoce límite ni. excep- cióií. Todo lo que se exprese en castellano es intolerable. Todo lo que no sea hablar e: i vernáculo es ilícito: -Por eso, cuando anteayer desfilaban los comunistas, ante la estatua del conseller cantandq 1 La. Inteniacional fueron advertidos y amonestados para que no empleasen letra española. Pero ¡os comunistas, defendiendo su. fuérp no hicieron caso, y como los guardianes del mo- numento se pusieran imprudentes y tercó s, los comunistas les- abofetearon, y prosiguieron su desfile entonando La Internacional, en español, por supuesto. De los, comunistas nos separa un. abis- mo, y es poco decir. Pero en esté caso merecen nuestro aplauso. Han sabido maíitener con firmeza- -y. con eficacia contundente- -su derecho a producirse en la lengua nacional. No se han sometido a Ú tiranía y a la coacción despótica y estúpida, de. la gentuza antiespañola, con lo cual han dado una. lección práctica, que no debe ser desaprovechada por otras gentes propensas a doblegarse, y someterse acobardadas. Los comunistas han aplicado unas bofetadas muy elocuentes y muy ejemplares. Desde luego, les preferimos a jos separatistas, aun los que, entre éstos, sean o se llamen conservadores. Y; EL SEPARATISMO; MOTIVO PARA REÍR Algunos. periódicos de izquierda han deslizado ayer, en su información sobre el ali- jo. de. armas en Asturias, la conjetura, que, sería solamente estupida si no estuviera llena de mala intención, de que las münició- nes decomisadas estaban destinadas a Agm- paciones de derechas o monarquizantes. í Socialista hace unos escríáptdos nrav cómicos para mostrar su curiosidad y sü interés en qué las cosas- se esclarezcan. Hace falta todo- el- descaro de esos periódicos, para intentar arrojar sombras sobre lo qué está tan claró. Tan claro, que ya el Gobierno tiene todos los hilos de la maquiavélica es- tratagema, reminiscencia del paso de Azaña y los socialistas por el Poder v, singularmente, por el- minister- yo de la Guerra. Y como esto es hoy ya del dominio pü- blico y todo el mundo conoce el origen y el ¡destino de las armas aprehendidas en As. turias, la perversa patraña que intenta. íiiez- ciar en el asunto a. las derechas, no pasa de ser una grotesca ridiculez, nuevo motivo para reír entre, tantos como dan los amigos de El Socialista a 1 los esoáñolés, r, especialmente, a los obrero? para, llorar.