Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DÍA 5 DE SEP BRE. P E Í 934 N. UMRO SUELTO 1,0 CENTS. W Jf m B smam DIARIO ILUSTRA- DO. AÑ O TR 1. GESI A Ó- N UMERO 9.760 SUSCRIPCIÓN: UN MES, 3 PTAS. PROVINCIAS: TRES MESES, 9. AMERICA Y PORTUGAL: TRES MESES, 10 PESETAa EXTRANJERO: TRES MESES. 25 PESETAS. REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN: SERRANO, 61, MADRID. APARTADO N, 43 mente cuando recordaba que el. Estatuto no era más que tm primer paso para la independencia de la nación catalana es ya un pálido y tibio eufemismo al lado de las fraNo queremos poner en duda la exactitud Todo el escándalo promovido en varios ses que se dicen y se escriben ahora. Enpueblos de Guipúzcoa por los diputados se- valentonado por la impunidad, el separatis- de las cifras que componen la estadística del paro obrero, que cada mes publica el miparatistas catalanes y vascos es una explonio berrea en Cataluña a todas horas y a sión de odio que se: produce contando con cada hora con mayor estruendo, y quiere nisterio de Trabajo. Imaginamos que los la impunidad. Nunca como ahora se han- propagar el ruido en las. provincias vas- mejores medios de información se utilizan confundido tan delictuosamente la condicongadas, buscando comparsas para la cam- en la recopilación de datos y que los resúla posible ción inmune del diputado y la impunidad. paña de agitación. Ya no hay velos ni di- menes mensuales revelan con traba- jo que exactitud la situación de los sin Los que han gritado los mueras parricisimulos. La República- -el Gobierno aho- hay en España. Sin embargo, impresiones, das contra España y los vivas a las Repúra- -les- reprocha la falta de hipocresía. Prerecogidas en diversas regiones, hacen estiblicas independientes de Cataluña y de Vasfería el separatismo hipócrita, legalista y mar la suposición de que el número de obreconia; los que han dirigido y alentado las agazapado en los márgenes del, Estatuto. ros en paro forzoso es mucho mayor de lo intentonas de manifestación contra la PaPara nosotros es preferible el separatismo que dice el ministerio de Trabajo. Según, la tria, creían, y esperan a estas horas, que no franco, descarado y osado. De este modo, estadística oficial, en abril en que llegó el corren riesgo de sanción. Han visto lo al menos, la política gobernante no puede número a 703.814, la cifra más alta del año, acaecido en otras ocasiones y en otros mil llevar a confusión al país. Ni se puede sosse inició un descenso hasta junio en que incidentes de la región catalana; conocen tener aquel tópico de la incomprensión sólo hubo 1 483.944 obreros sin trabajo. Se la debilidad del Poder central para imponer castigos fulminantes y eficaces; concon que se motejaba a todos los buenos es- debió, sin duda, esta mejora a la realización sideran segura la alevosía de sus desmanes. pañoles que desde el primer momento mi- de las faenas agrícolas. Terminadas en parAsí se explica el proceder cobarda y repugraban y veían al trasluz él verdadero senti- te, volvió en el mes de julio a aumentar el nante de ese diputado que golpea a un ofido y el verdadero alcance del regionalismo número de parados forzosos, llegando ya a 520.847. De éstos, 270.813 pertenecían a cial de Seguridad, amparándose en una reja político de Cataluña y de Vasconiaias industrias agrícolas y forestales. Bien y todavía sale huyendo y voceando su cai se advierte que es en esta discontinuidad de rácter de representante del país. Ni ese ni las labores de la tierra donde radica la más sus compañeros de jornada son diputados de grave conturbación del trabajo en nuestro España; ellos mismos se niegan la condipaís. ción. Y ni aún pueden decir que representan a Vascónia, porque el país vasco no ha No es un suceso nuevo, sino harto viejo seguido el movimiento ni ha participado en en la economía española y del que hablaron la algarada, falta de ambiente y de atenlos economistas de los siglos XVI y XVII. C O L O R ción, en el pueblo. Son traidores a la repreClásicamente, el hombre del campo en sentación nacional de que fueron invesDurante las expansiones separatistas que España, especialmente en Andalucía, Extretidos, y farsantes que han pretendido ense han desarrollado últimamente en las promadura y casi toda Castilla, no tenía, fuegañar con la apariencia de un programa vincias vascongadas, en las que los elemen- ra de las operaciones de la labranza, otra lícito que se refería al Estatuto, sin conocupación ni entretenimiento ni arbitrio. Las tradicción ni desobediencia para con el Es- -tos vizcaitarras han sido acompañados por épocas dé excesiva lluvia o de sequía prolos socialistas españoles y las izquierdas tado. Desdé hoy no podrán ocultar su verlongada y los períodos de forzosa quietud republicanas, se, ha pedido gritar impunedadera cualidad de antiesoañoles y su verentre unas y otras labores agrícolas, este dadera aspiración desmembradora. mente muera España. El himno que enar hombre de campo español se limitaba. a. ¿Qué hará con ellos el Gobierno, como contemplar el cielo y regular sus espers- nz. ás decía los ánimos de los reunidos era el autores principales y principales responsa- 1 Gusrnikako Arbola, y las banderas que flasiguiendo las fases de la luna. La única nobles de los insultos a España y los desacavedad en este aspecto del paro campesino meaban al paso de los parlamentarios catos, agresiones e injurias a los guardias cies que hasta bien avanzado el pasado siglo, talanes, vascos y castellanos traidores eran viles y a los de Asalto? constituyó un problema puramente local... o la catalana y la vasca. municipal, mientras que ahora se ha. converLas referencias de los acuerdos del Contido en problema nacional. Antes, cada muPor lo visto, el Himno de Riego, conversejo ni son claras ni son categóricas. El nicipio, con los terratenientes y labradores Gobierno ha podido, y ha debido, encarcetido en himno nacional al advenimiento de de su término, acudían en socorro de sus lar, a esos energúmenos en flagrante delinla República ridiculamente, puestp que en el obreros parados les proporcionaban traba. cuencia. Prefiere remitirse a lo que diga el siglo xix era un himno monárquico, y la jo en obras municipales o los ponían a car criterio de los jueces. No cree aue directabandera tricolor con que las izquierdas- reg. o y tutela de los vecinos, pudientes. mente le toca nada que hacer. Por lo vispublicanas substituyeron oficialmente, pero Recuérdese que fue precisa una sequía to, se pretende que los guardias, los oficiano en el corazón de los españoles, a la gloprolongada en toda la extensión de la Anles y los jefes estimen lo ocurrido como un riosa y tradicional enseña de. la Patria, ya, dalucía occidental, para que se acudiera, por entrenamiento para aguantar en lo futuro primera vez. en demanda de. socorro al lisno les sirven ni a los mismos que los insotras oleadas semejantes. Menguado contado, suponiendo agotados todos los recurcepto sería, éste para la fuerza pública y tauraron de un modo oficial. sos, posiblemente disponibles, de las Dipusu prestigio. Vale más que los agentes de Y como a las derechas españolas- -las taciones provinciales, los municipios y ios la autoridad se vean agredidos que no esque somos monárquicas y las que acaban mayores contribuyentes. Y porque aquel carnecidos y humillados. de dejar de serlo- -no nos van el tal himno ni Gobierno que presidía Montero Ríos, acarVerdad es que al Gobierno no ha podido la tal bandera, nos preguntamos a quiédo enviar cinco millones de pesetas para sorprenderle el hecho, porque también los re lizar obras públicas en la zona afectoda nes agradan ya, puesto que las izquierdas hombres que lo componen participaron en el por la sequía, dimitió el ministro de Haprefieren, por lo que se ve, Ja bandera vasca Pacto de San Sebastián v votaron el cacienda, Sr. Urzaiz. y la catalana, el Guernikako Arbola y Els pítulo constitucional secesionista y las deIndudablemente, esta parcelación del proSegadors, jaciones escandalosas del Estatuto, El Pacblema tenía numerosas ventajas sobre el ráto de San, Sebastián dio al separatismo la gimen actual. V; beligerancia y, en esencia, la licitud. El 1 Intensificaba la acción del Municipio en régimen lo ha permitido en las más audarelación con su vecindario y establecía mvi ces y ofensivas propagandas. Lo único que LEA USTED AL FINAL compenetración entre los vecinos, que a h o r a se pedía es que se encubriera. Y esto es lo se ha roto y disociado. A ú n los trabajácío ie s DE ESTE NUMERO LA que la. República le puede reprochar: que de m á s bajo nivel cultural se daban cuenta SECCIÓN DE A N U N ¿han caído los embozos y los antifaces. Aquede la capacidad económica de su Municipio lla crudeza querMaciá repetía constanteCIOS POR PALABRAS y no los encendía en odios ver que se fes EL SEPARATISMO Y EL GOBIERNO EL RECUENTO DEL. PARO OBRERO EL. HIMNO- DE RIEGO Y LA BANDERA TR 1-