Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DÍA 10 DE IU L 3 O DE 3 9 3 4 NUMERO SUELTO JO CENTS. i f W. W. DIARIO ILUSTRADO. A Ñ O TRIGÉS I M O N Ü M E RÓ 9 7 1 1 0 SUSCRIPCIÓN: UN MES, 3 PTAS. PROVINCIAS: TRES MESES, 9. AMERÍCA Y PORTUGAL: TRES MESES, 10 PESETAS EXTRANJERO: TRES MESES, 25 PESETAS. REDACCIÓN Y ÁDMÍNI ¿TRÁCÍdN! SERRANO, 61, MADRID. APARTADO N. 43 LOS PRIVILEGIOS DE Cataluña, en su totalidad, no. es culpable de la política desatentada de sus dirigentes actuales, -pero es inevitable que sufra las consecuencias. Padecerá de un modo fatal todas la, s que se deriven de las torpezas y despilfarres de los hombres que manejan el Estatuto, en provecho preferente y primero de unos intereses partidistas. Y es jüsto que padezca también la pérdidg. de situaciones privilegiadas con que ha, sfa hoy fue favorecida, con daño injusto e irri tante para otros intereses de la nación. Ya será demasiado que monopolice ventajas de excepción, algunas de las cuales; por. obra y gracia de ese Estatuto, di sgrégádor, permiten que el Estat Cútala prohiba cargos y funciones, a quien no sea de la tierra, en tanto que los- catalanes acaparan todos, los cargos de allí y quedan aptos para todos los: del resto de España Eso que. parece una pequenez y que pasaron Jas Cortes; del ominiosq bienio alegremente, porque Azaña necesitaba, los votos de 3 a Esquerra- y estaba, dispuesto a darles todo, constituye una... cápitis diminutio para los españoles no catalanes y crea, de hecho, dos. rangos: -de ciudadanía: ciudadanos de primera, los catalanes, que pueden serlo todo éh toda España; ciudadanos de segunda, que pueden serlo todo en todas las provincias; menos en, Gerona, Barcelona, ¡Tarragona y Lérida. Para calificar la característica esencialmente política del Estatuto y demostrar cómo dibuja los límites de un Estado dentro del otro Estado bastaría ese aspecto dé los furicionarioiS. Péi- o: ya; q. ueiosespa. ñoles de. otras provincias, tengan que soportar esa sustracción en us derechos de ciudadanía, al menos que se íes descargue de la otra pesadumbre, la material, la. que haido gravitando año tras año en progresión crecienteí sobre los intereses peculiares de muchas provincias para agraciar; a Cataluña y- permitirle: que fuera inv fiando una riqueza cuidadosamente: alimenta. da por inauditos privilegios. Desde los primerds tiempos de la Restauración, el arancel ha. sido catalán, inspirado unas veces, otras veces, impuesto, por el egoísmo, catalán. Cá novas y Sagasta se equivocaron al suponer que el arancel evitaría el germen separatis- ía. Los gobiernos posteriores completaron el error. Sin. miramiento, sin piedad para el esfuerzo legítimo de otras provincias, se fueron alzando las barreras aduaneras, -Las fábricas de tejidos de Cataluña necesitaban, el monopolio del mercado. No podían, no sabían competir con el género exterior, lian, pasado jO años y la; sitúación es la misma toda. víá no han conseguido péi fecciones; que les permitan la competencia. Hay que conservar los muros arancelarios para que los 1 tejidos ingleses o franceses no puedan, venderse aguí. Queramos o no queramos, los españoles hemos desvestir, en las ropas interiores y exteriores lo que nos dé; Cataluña. El: contragolpe se acentúa en -nuestra exportación. Cataluña se nos impone, bien, abroquelada en el: arancel; pero las regiones que exportan van perdiendo cada quinquenio y cada año. M ¡entras Cataluña absorbe una millonada, lósvpaíses de Levarte- y del Sur van perdiendo muchos millones. Ño parece sino que toda España está obligada a perder para que gane Cataluña, que no quiere ser España. Ya: es demasiado, y llega él momen- sar de su carácter burocrático, ha prestado grandes servicios en su limitado radio de to de, la hartura, que impone una brusca y acción. -Por ejemplo, el pasado año atenradical rectificación. Si se quiere que Cataluña. no acabe llevándoselo todo, es preciso, dió 1.718 peticiones, de, préstamo con garantía de trigo, repartiendo más de seis miiioentablar desde, el Gobierno uaa política de íies y medio de pesetas. Además, dio inás justicia y de: equidad en el o, r. den; ecpiió. micP de cuatro millones con garantía de aceite, que devuelva a las industrias asfixiadas dé y más de un millón a sindicatos agrícolas otras provincias y a las fuentes- productoras y a los mismos pósitos. Completó su acción que nutren 1 a exportación noi mas aranceladando más de cinco millones con garantía rias de- garantía. Los horizontes- en el extranjero aparecen de arroz, y más dé ocho, para adquirir trigo. destinado a la siembra. Recuérdese cada diamá s cerrados. Hay qué áb rirlós cón la compensación, porque, al cabo, él comer- también que acudió en ayúdade los paseros malagueños, yyen ocho provincias dio más ció internacional es trueque que. se refleja en el sisterria. de- balanza, y; no. podemos de seis millones a labradores: para la intensificación de cultivos. En suma, facilitó a aspirar a restablecer situ. acion. es prósperas los agricultores, en 193.3, poco: menos de si no ofrecemos equivalencias posibles, meveintiocho millones de pesetas: Gran esfuerdiante lá. aduana. España es uri; país emizo para una organización en ensayo, ero, neriteménte exp ortadór. Casi todo nuestro caudal está en el vagón del ferrocarril y al recordar que el valor dé la, producción agrícola en 1933, ha rebasado posiblemente en la- bodega de los barcos. ¡Y cada quinlá cifra de nueve mil millones de pesetas, quenio vamos sacrificándolo nías! Basta ya. se qué dejado La reorganización de la entidad arance- a. laadvierte de los enorme margen halogró de usura prestamistas y al laria, va a permitir que tengan Voz directa todos los intereses. Con respeto para. todos, los acaparadores, un crédito agrícola que deben preponderar aquéllos: que spri; las representa poco; niás de tres décimas por de arterias de la riqueza sanguínea de España. ciento un la riqueza- pighorable. en En estudió hecho recientemente Estenios atentos a. las, déliberacipnéi y uña, publicación oficial, editada por el; minisprocuraremos que tengan la íriaypr publi- terio; dé Agricultura, se reconoce que el cidad. Y el. Gobierno dispóngase desde ahora, crédito agrícola, típicamente agrícola, sin con xiná poltica, cauta, atinada y firme, a falsificaciones ni mixturas, se halla en Espreparar y... favorecer los cauces; paira, la, paña atendido con censurable deficiencia; reparación. Los privilegios araneélarios- que deficiencias de numerario; pues el campp. culha venido disfrutando Cataluña no püécíeri tó r necesita bastan. te, s cientos dé; millones seguir. Si: sus. industrias rio han- YijraqV de. pesetas, de cauces jurídicos, de fórmulas alcanzar el nivel para resistir- la cismpe- financieras y, finalmente, de organización, tencia, que. se atenga a ello. pero, que no ya que el Servicio actuar se reduce a: una aspire a que sigamos soportando los efectos oficina situada en Madrid dentro del minisde esa incompetencia todos los españoles. terio de Agricultura... Cuando el proteccionismo es perpetuo y Aunque no tengan estos, juicios el valor desaforadopara favorecer a una región, la de un. dictamen oficial jüstifica- n que en consecuencia a la larga, es la ruina de aquel minis érió se piense réiteradarnente en otras regiones. A eso vamos llegando y hay la necasidad de un Banco de Crédito Agríque dar el corte con toda energía. Estacola, que disponga de capital suficiente, matuto y arancel, -no. Víctimas de Cataluña nejado con procedimientos puramente merpor uno y por otro lado, no. cantiles. Y; acaso, más fácil solución se encontraríad a n do alientos y. protección en las diversas zonas de producción ágrícdla, a iniciativas, como la sugerida por, la Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del JPaís a las entidades de Zaragoza, que se Hemos referido en nuestras informacio- disponen a crear un; Bancq puramente agrario, que extirpe radicalmente -la ingerencia nes cómo, respondiendo a una iniciativa de del usurero. y: del acaparador en los campos la Sociedad Económica Aragonesa de Amiaragoneses. -r gos del Paí s; se ha constituido en Zaragoza una Comisión, integrada por representantes de la Asociación de Labradores, que es importantísima en aquella capital, de la Caja de Ahorros y de varios Bancos, en delegación de todas las entidades económicas aragonesas, para organizar una institución regional de crédito agrícola. Parece innecesario encarecer la importancia de esfa iniciativa, precisamente en estos mohientos Manifestaeípnes del Sr. Sam er en que se advierte que sin un financiamiento rápido y liberal de la espléndida cosecha Los problemas pendientes. Organización triguera, serán numerosos los labradores dé la Dirección general de Aeronáutica que no logren obtener beneficio desella, a pesar de la tasa y de todas las medidas gu- y dé la Inspección general de Colonias bernativas que se imaginen para imponer- 1 Al recibir anoche a los informadores el la y ampararla. jefe del Gobierno manifestó que tenía que rectificar, en primer término, la informaPero, aparte los pósitos, que representan ción que publicó El Socialista, y reprodujo una gloriosa tradición de la economía esLuz, referente; ai traspasó de servicios de pañola, no existe desde 192- un titulado Cataluña, información inexacta, ateniéndoServicio Nacional de Crédito Agrícola? -se el Sr. Samper á la que publicaron los preguntará el lector, medianamente infordemás periódicos, que es la verdadera. mado- Existe, en efecto. Se creó como ensayo, y al cabo de una d écada sigue funcio Dijo después el, presidente que había denando como ensayo, indudableniente, a pedicado enterajnente S. l día al estudio de al- URGENCIA DEL CRÉDITO AGRÍCOLA 1 NFÓIMACIONES Y N O TI ¿I AS P LITIGAS