Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DÍA 12 DE 11 JN 1O P E 3 9 3 4 HUMERO SUELTO 10 CENTS. a? g. g DIARIO PO. A Ñ O TRIGfe SIMO. N RO 9.687 msf- asto WIIP. i, v SUSCRIPCIÓN: (UN MES, 3 PTAS PROVINCIAS, i ttEi 1 V ESES, 0. AMERICA PORTUGAL: TXES MEfer- S, 10 PESETAS EXTRANJEkÓ- TRES MESES, 25 FESETA 3. REDACCIÓN Á D M Í N Í S T R Á C Í P N SERRANO, 61, MADRID. APARTADO N, 4 3 Np: dejamos de: reconocer el empeño y el éxito ifeiiz con que ha actuado el ministro de la! Gobernación para frustrar la huelga campesina. Los dirigentes socialistas, habían, preparado cuidadosamente el estrago, con ja. alevosa impunidad con que proceden para empujar a las masas. -Tratábase, ahora de arrastrarlas a lá, desesperación, con todas su ¡s Consecuencias, en el período de miseria, que ¿fatalmente hubiérase seguido al abandono de las cosechas. Es la táctica ho- rienda del. extremismo. producir y precipitar una etapa de. hambre- para que el obre- r, o, enloquecido en la miseria, -se lance a las mayores violencias. -Ha- fallado el ensayo; y aunque a ello ha contribuido mucho el buen sentido de. los hombres Vdel campo a. la vista de una recolección íópirña, hay q e reconocer que! a las medidas- del Sr. Salazar Alonsp, muy bien secundadas ppr las auto ridades de las provincias, se debe el grató desenlace. Ha bastado en casi todas partes la presencia; de la autoridad decidida á velar por el orden para que los. perturbado, res se rindieran. Donde rio, la actividad de lá Guardia civil y de los de Asalto ha sabido: invalidarlos y reducirlos, sin represiones extremadas. Pero. si la acción del. Gobierno ante el es- tallido de la huelga- ha sido afortunada, preciso jes reconocer que el triunfo se. empa- ña c; on la recrudescencia impune- de asaltos y- atentados. En pocos días se registran varios: hechos graves, que se inician con el Asesinato del general Berenguer. y que en Madrid tienen reiterados y escandalosos casp. 5. E 1 atentado de la carretera de Charnartín es. uno de ellos, y con relieve y circuns- ¿tandas que no deben escapar a. la reflexión; de las autoridades, La forma cómo Importancia de la ley de Asociaactuaron sois, autores idenota que se juzgaban El porqué de la censura dueños del terreno y el cinismo con que ciones patronal es y obreras Cerca dos de la ¡hicieron frente a los primeros individuos ministro de las Gobernación, madrugada, el de la Sr. Salazar- -He tenido una larga entrevista con el (de la Benemérita evidencia que se trataba Alonso, hizo a los periodistas las siguien- ministro de; Trabajó para, dentro de la jude úri grupo numeroso y bien armado, se- -tes. manifestaciones: risdicción de cada uño, hacer que se. cumpla guro de la superioridad momentánea y de- -Ya verán ustedes que la censura es la ley de Asociaciones Patronales y Obreras la fácil retirada. Es de presumir que, ad- benévola y se limita a impedir toda excirvertida la equivocación, intentaban quedar- tación a la rebeldía y al movimiento sedi- de 8 de abril de 1932, -monumento jurídico sé allí apostados en spera de la víctima cioso, que, con fracaso, se ha desarrollado autorizado, por el- ¡Sr. Largo. Caballero, en. estricta ¡a. la ley que: perseguían. El súbito y alevoso tiro- en estos días. El director periodístico más virtud del. que la sujeciónsu incumplimiento teo ¡de la calle- de Sari Bernardo, realiza- vigilante, el periodista más perspicaz, no es obligación ineludible y motivo, de graves sanciones, así- como las ¿do ipor cuarenta o cincuenta jovenzuelos, puede evitar la noticia que sin trascenden- circunstancias dé los directivos en relación icón criminal descaro y -como siempre- -con cia aparente puede tener alcance revolucio- con imprescindi absoluto desprecio de la vida de- los trán- nario. El. gobernante, que tiene coriocimien- bles. el oficio son característica seúntes, es otro ejemplo de audacia y de sal- -to de toda la trama, sabe la tendencia de En este sentido hé resuelto consulta de alvaje fiereza. La agresión a tiros en El Parcomentario v de cada telegrama. Por ado, indudablemente pensada y preparada, cadacuando la censura, río sirve para librar gunos gobernadores, que se pondrán- de eso ofrece, asimismo, la certeza. de otro aten- al. gobernante de comentarios y de ataques acuerdo con lps delegados de Trabajo para tado organizado. Y los disparos dé la calle; es una medida respetable, y los periodis- a c t u a r s i l l e g a s e e l c a s o d e h u e l g a- i n o p i- s- i de, Eloy Gonzáio dan otro episodio caracte- tas hallan en el sistema preventivo, una n a d a rístico del instinto cobardemente criminal defensa contra la. mala fe que puede aceque; se. ha desatado y que se reproduce, por- charle. Cácheos y regí stros que; cuenta con la probabilidad de escapar v Ha habido periódico en cuyos artículos impune. entre frases más o menos literarias, había La Policía continúa hacieíido cacheos y reseñales- para los revoltosos- de, estos días. gistros, cuyo resultado, sir. no a có ns eja la Y esto es lo que no puede ser; esto es Otros periódicos, sedicentes conservadores, publicidad, puede anunciarse; cómo adver: lo que nó puede continuar. La Policía tra- pudieron ser sorprendidos por claves revo- tencia saludable. ja- múcho, lio lo ignoramos, y- lia tenido lucionarias. Nadie puede, dudar de la. bue- No me he movido sino dentro de. la ley. eí. acierto de lograr buenos servicios, como ría íe republicana del- periódico Lus, y, sin Cuando contemplo él camino que ella me el hallazgo, de las armas y algunas capturas embargo, su información desorbitando el ofrece pienso que puedo actuar con holgurecientes; La Policía no puede, claro es, vi- pequeño incidente de Carabanchel, infor- ra. Cuando, se agotara esa posibilidad acugilar desde todas las esquinas. Pero sus me- mación repito inspirada en un ált 0 senti- diría al Parlamento en solicitud, de prórrodios actuales. dé movilidad le permiten, so- do patriótico y republicano, ha servido para ga, -píreGiendo mi- responsabilidad como; gabré- todo los domingos, extender su mirada fomentar el incipiente. fascismo y. la reac- rántía de mi democracia, pero, siempre dena parajes de las afueras dónde su inter- ción- contraria, que ha culminado en los su- tfo del principio de que la salud del pueblo vención preventiva- puede, ser muy eficaz, cesos- del domingo. bien merece el sacrificio de los propios prinjííis referirnqíi particularmente a los caEsta afirmación está f robada, -porque cipios. cheos. Esta medida se inició, con gran re- un joven fascista herido llevaba él recorte sultado, pero se. ha ido abandonando, cuan- de este periódico. Y. porque el propio sedo precisamente su. mayor efecto, consiste ñor Primo de Rivera ha reconocido ante en la. perseverancia que permite repetir las mí la importancia de esta afirmación, rachas inesperadas. Para nosotros- es- indudable que el domingo pasado, comóv. otros Prevención y represión anteriores, la Policía, pudo recoger uri: arsenal a la salida o al regreso de muchos gru- -Yo veo. en el fascismo, en. el comunismo. pos excursionistas. Es público que en los y en todo cuanto suponga atentado; al Estacampos, de pueblos inmediatos a Madrid se do republicano actual, la misma ilicitud cuanpractica- muchos días festivos el tiro a pis- do de la doctrina, se pasa al hecho. Tengo tola. Muchos deportistas van siempre dis- mi concepto del Estado en perfecta adecuar L puestos a reforzar sus cantos de himnos con ción con el régimen- legal vigente y cuánto el estampido de las armas. ¿Gomo pueden a él se oponga, si nq tiene el caúc. e legal meignorar esto las autoridades? Pedimos, pues, recerá: mi prevención y mi represión... Decía mayor constancia y mayor intensidad en los yo. esta- mañana a un joven dirigente; de un cacheos; día- y noche; en las afueras como partido extrerño, a quien se supone condena en el centroide. Madrid; pero señaladameri- do por. los extremos contrarios, que, no nece; te los- domingos. Son, ya muchos sucesos sitaba defenderse, porgue su defensa, corno sangrientos, los que piden mayor: esfuerzo y persona- y como ciudadano, corresponde al mayor energía en la prevención. Hay qué Estado. En efecto, el Estado eispañpl es algp restablecer la, normalidad a toda costa. Y cierto, consistente, eficaz; no está inerme, el Gobierno y sus agentes nó deben escati- tiene montada su nota coactiva y no carece mar esfuerzo alguno para lograrlo. La vida de la coraza legal que le ampare; de Madrid- no puede estar a, merced, dé los grupos dé pistoleros; que caiga sobre todos ellos el peso de la ley. Sobre todos. ellos, y, El movimiento campesino era un también, si es posible, sobre sus inductores, movimiento revolucionario los que les proveen de armas y; municiones y sé quedan escondidos detrSs de- la cor- -Así, por ejemplo, para señalar que la i huelga dé campesinos erar yn movimiento re- tina volucionario, por. fortuna- desarticulado, no he tenido que violentar ninguna ley. Reconozco que han sido los hombres, del bienio los que han, provisto a este Gobiernode instrumentos para su labor; así la ley de Orden público, la de Vagos y maleantés. y lá de Asociaciones profesionales son eficaces para este momento. IMPORTANTES DEC L A RACIÓN ES MINISTRÓ DÉ LA GOBERNAC) QÑ t,