Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
de obras dé considerable importancia, en las cuales hallarán trabajo numerosos obreros. En esas obras, si no recuerdo mal, están comprendidas las del nu ¡ve viaducto y la construccion. de uno de los mercados en pro- yecto, pues, afortunadamente, y ahora sé ve bien claro que ello es un bien, proyectos no faltan; lo que ocurre es que están arrinco: nados, y muchos de ellos, con menos suerte que Lázaro, perqué en vano esperan la voz que los haga andar. -Precisamente hace unas cuantas tardes hablaba yo de esto con un reputado arquitecto: madrileño, D. Gonzalo Domínguez Espuñes, quien, por la circunstancia de haber pertenecido al Cuerpo de arquitectos municipales- -organismo del que bien puede ufanarse nuestro Ayuntamiento- y por ser el autor de importantísimos proyectos, algunos de los cuales se han realizado ya o se están realizando, mientras que otros, más que dormir el sueño de los justos, parece que están sumidos en el Limbo, puede ser- reputado coipo una autoridad en estas cuestiones. Afirmábame el Sr. Domínguez Espuñes el mecanismo de dicho Cuerpo facultativo, que, no solamente atiende a la resolución de los problemas que puedan surgir de momento, sino que estudia constantemente 1,0: que afecta, a. los diferentes servicios y a las necesidades inipuestas por el urbanismo, traduciéndolo en los proyectos, que son- objeto después de. la correspondiente tramitación, hasta convertirse en realidad, siempre que. no son cipales, Aparte. de otras dependencias que afectan á los correspondientes distritos. Las Casas Municipales de; la Latina y de la Universidad fueron inauguradas hace ya algunos años, y la dé la Inclusa quedará terminada muy en breve, ajustándose las diferentes construcciones, dentro de un estilo acomodado, al de otros edificios de la ca pital, del siglo x v m a las necesidades modernas, con todos los adelantes y con todas las comodidades compatibles con su carácter esencialmente burocrático. Entre las ilustraciones que acompasan a este artículos figura el proyecto de la Casa. Municipal del distrito del Hospital, completamente terminado, y que se estudió para ser emplazado en. la callé de Murcia, muy cerca dé la estación de. Atocha, y sería de desear que, en vez de- seguir, durmiendo entre el polvo de los legajos, se sacase de una vez. a luz, con lo cual, además de dar trabajo a numerosos obreros, se atendería al, embellecimiento de aquella barriada. Del mismo modo, y entre los. proyectos de que es autor el citado arquitecto, figura el mercado- de Antón Martín, de una exten- sioii de unos 1.200. metrbs cuadrados... con fachadas a las calles de Atocha y de Santa Isabel, y que, de haberse construido cuando se proyectó, evitaría la aglomeración y el feo espectáculo de los mercadillos: callejeros, de la referida 1 calle de Santa. Isabel y de la Torrecilla del Leal, qué tanto estorban a la circulación en aquellas angosturas du- desechados. rante las horas matinales. Ocurre: muchas veces, que la Corporación Pues bien, entre otros estudios de gran interés Dará Madrid, el Sr. Domínguez Es- municipal, por un mal entendido celo, en punes es autor de los provectos de las Ca- vez de establecer la continuidad, en la ejesas Municipales de Ios- distritos dé, la. Lati- cución de las- obras, suele dejar olvidadas, na, de la Universidad, dé la Inclusa, del las que obedecieron a iniciativas anteriores, Hospital, del Congreso, del Hospicio y de creando convelió un entorpecimiento a la gesPalacio, en todas las cuales van compren- tión- total, con grave quebranto para los indidas las respectivas Tenencias de Alcaldía, tereses generales y para los servicios, pueslas Casas de Socorro y los Juzgados muni- to que, en el tejer destejer constante, se pier- de el tiempo, y el coste de las obras se aumenta de modo extraordinario con los apla- zamientos. Bien está el ba i deseo del Concejo- para) realizar las obras que anuncia, y itunq ¿i el estímulo en- esta ocasión haya sido i.l f muy atendible de. dar trabajo a los obreros parados, convendría qué la ejecución diera comienzo cuanto antes... Ello contribuiría al hermoseamiento de la villa y a: resolver en parte la grave crisis que vienen atravesando las industrias relacionadas con la edificación. Las obras anunciadas, son la. construcción del nuevo Hipódromo, la del yiaauctb de la calle de Segovia, la ampliación del mercado de frutas y verduras, cuyo coste se aproxima a los tres millones de pesetas; la explanación de. la carretera que conduce. a la Necrópolis y algunas, más, que asegurarían- un jornal positivo a riiüchós millares de obreros, con notorio beneficio para la capital en múltiples aspectos. Y si a esto se. agrega la prolongación de lá. Castellana, desde el punto a que ahora llega el paseo hasta la carretera de Francia, eri sitio conocido por el Hotel; del Negro, habrá mo tivo para felicitarse, de: la actividad jnüniVcipal, dando al olvido las causas que Hayan podido mover a los ediles para dar señales de- vida en estos aspectos urbanísticos, tan abandonados por tradición o pO- r pereza. Sin olvidar, desde- luego, los proyectos de las Casas Municipales y: esas dos vergüenzas de la plaza de Benayeñte y de los de- rribos de Caballerizas y (leí antiguo, palacio de Godoy, que ya van picando en historia. Cuánto mejor emplear en esos lugares Jos entusiasmos y las, actividades municipales que en la Casa de Canipo, destrozada a impulsos de una incultura de la que más vale no hablar. A. RAMÍREZ TOME La Casa Municipal del distrito de la L mi ersidad. construida con ar reqlo al proveció del mencionado arquitecto