Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
FEBRERO DE- 1934. EDICIÓN DE VA MAÑANA. PAG. 46, en todos sus aspectos. Para Ja soleá tien un encendido elogio, considerándola como lofc más hermoso del cante. Y en su brillante; y, amenísima disertación no faltó la loa alai guitarra. Aquí túvó también momentos felj- i císimos, llenos de fervor lírico. ¡Recordó su nacimiento, allá en la tiermó- sa tierra de Lima. Su infancia y stishogarv. y en él una guitarra colgada en la pa- céd, alj lado de un retrato de Gayarre. La guitarra al principio, le infundía pavor, porqué eriella había grabada una inscripción, que íteií. cía: Telmo Maroto, condenado a- muerte, la ¿construyó Pero luego veía cómo aqueHaf guitarra pasaba a las manos de su mádre ¿andaluza, y de las cuerdas brotaban medias; granadinas, y polos, y fandanguillos, y scw leares cortas... Toda el alma de Andalucía que, como tal, a medida que su madre iba tañendo la guitarra, Sassone se familiarizaba con ella, y sus notas acabaron por metérsele en el corazón, tirando de él hasta traerlo a ¡España. Y aquí está porque ama a España, y a las cosas de España, con pasión. Y a lal guitarra, porque, como dijo Rubén Daría, tiene talle y caderas de mujer. Al terminar su brillante disertación. Feli- pe Sassone, el público que llenaba la sala) le tributó una ovación cálida y prolongada. Las. falsetas del elogio fueron en este caso del auditorio a Sassone y demás artistas que tomaron parte en el ameno espee- íáculo. -M. R. Dalia íñiguez, en la Comedia En función pública, y ante numerosa f, escogida concurrencia, confirmó ayer tarde la eminente recitadora. Dalia Iñjgüie? el. presCARMEN CARBOKELL T MANUEL PARÍS E N UNA ESCENA; ME MARGARITA T LOS HOMBRES H S EDGAR KEVILLÜ, ESTRENADA ANOCHE EN E L TEATRO EBÑAVBNTEÍ tigio alcanzado en la audición privada con. que regaló ha poco a los críticos madrileños ciona y no puede conseguirlos. Margarita toda es la heroína, Carmen, Carbonell, cuanDalia íñiguez apareció en el escenario y los hombres, cuando loa tiene y alguno do fea. y cuando bonita, hizo una creación 1 del personaje. Para ella fueron los apüau- de la Comedia, y poco, después tenía por, logra interesarla. suyas las voluntades del. público. Obra del, Pero de todos modos el tema novelesco sos más ruidosos concedidos a la represenverdadero mérito es captar en seguida la, tación. -A. C. le la obra tiene escasa, densidad. La comedia admiración del espectador, sin dilaciones ni parece ¡hecha con varios cuentos de la vida arte Se Margarita. Margarita cuando era fea y En Capítol: Las falsetas del elogio dudas. El es tande esta: genial intérprete de la poesía acabado e intenso, que con estaba de mecanógrafa en la oficina, MarConcierto vocal e instrumental de motivos garita cuando sostenía correspondencia con andaluces, y, bajo este rótulo, el arte y el sigue cumplidamente tal resultado; Y es que dicha artista posee con yerda ¡los. hombres más guapos de su tiempo. Mar- salero de Goyita Herrero, los dedos prodidera esplendidez las dotes que deben ador- garita cuando la atropello el automóvil. Mar- giosos de Ramón Montoya, la garganta y el nar a u n a buena recitadora. Pureza de dicgarita cuando le hicieron una operación de depurado estilo del Niño de Marchena, que ción, musicalidad de acento en una gama cirugía estética. Cuando volvió de mecanó llora el cante como se dice por allá abatan extensa que llega desde el soplo del grafa, siendo ya bonita. Cuando se enamojo, y la ágil batuta del maestro Franco, que céfiro al huracán dominador, flexibilidad de ró de aquel muchacho desaprensivo... lleva con ella a sus treinta y tantos profe Narraciones sueltas de la vida de la hesores. como si de un solo hombre se tratara. espíritu, comprensión de la obra de lbs poetas. Por esta últinia cualidad, viene a ser roína, muy. interesantes cada una por sí, Con una perfección desusada, esta orquesla señora íñiguez como una colaboradora percv son el fuerte nexo indispensable para ta del Capitol interpretó números musicales de sus autores interpretados, a los que añajhácér una obra dramática homogénea. de Giménez, Chapí, etc. Intercalada entre de emociones que nd pudieron, poner en sus esas piezas de música popular, surgía en el Ahora bien; estas narraciones, estos epiestrofas por insuficiencia del medio de ex- tablado, como una tanagra griega, la figura sodios de la vida de Margarita se hallan trapresión o por impericia del artífice, para! de Goyita, toda gracia en los arabescos de zados por la pluma de un literato de calillegar a las cimas de la belleza buscada. sus zapateados y en la agilidad de su cuer. dád. Hay en ellos caudales de humor y honDalia íñiguez colabora efectivamente con: po, menudo y nervioso. dás psicologías. Es ía producción interesanel poeta, y añade a- su obra el regusto de Como preludio de la. segunda parte, o, mete y. cautivadora del hombre culto que sabe sal, la amargura de la lágrirr ¿a, la espada; jor, como intermedio del programa, encantó de todos ios aspectos de la vida, tanto por de un destello, el terciopelo de un amor, al. público por espacio de una hora, el verbo ciencia libresca corno por sondeos de coraallí donde el vate quiso colocarlo para que saltarín, agudo y chispeante del gran Felipe zón; que sabe de libros y de almas; que el lector lo sintiera. ¡Qué sonar de hierros Sassone. Y. aquí vienen las falsetas del eloha. murmurado a la hora del té y ha reflegio que el culto escritor dedicó al cante jon- en los versos que dijo de los Machado! xionado en la soledad de su cuarto, mano Qué valiente gitanería en el Prendimiento, do, a sus intérpretes y colaboradores. a mano con la conciencia. Así todo el diáde Antoñito el Camborio! ¡Qué brillo de Comienza haciendo la descripción de lo logo de esta comedia es una floración de epifanía en los versos de Juana de Ibarque son los flamencos. Habla de sus caraccerebro, que unas veces sirve para hacer llenarse el aire de flamear, de terísticas; diferenciándolos de los gitanos, buru! ¡Quéde sones de trompas en La marreír, sonreír- mejor, y otras para hacer llobanderas y porque si los flamencos son muy españoles, rar, o pensar, al menos. cha triunfal, de Rubén. en cambio los gitanos son de Egipto, o de Él público signió dulcemente sugestionado La genial recitadora hizo tres secciones Bohemia, o del Norte de la India, sin que las vicisitudes de Margarita. en su relación con poesías de los más opuestos matices. esto quiera decir que no haya flamencos un con los hombres y aplaudió calurosamente Al terminar, aún quedaba al oúb! ico gusto poco agitanados y gitanos auténticamente escuando era fea y cuando fue bonita, y con pañoles, aunque ellos no tengan la certeza para oírla más tiempo, y hubo de recitar más entusiasmo en un final de cuadro, al obras fuera de programa. Y aquéllas y ésde cuál es su nacionalidad. Sassone lo sabe aparecer; bonita desde fea. Y Edgar Neville tas fueron refrendadas por encendidas ovaporque, al adquirir un décimo de lotería a (salió a escena muchas veces en todos los una gitana, se le ocurrió preguntarle si era ciones. petos. española. A lo- que contestó con aire de La comedia es Carmen Carbonell, Marga La melodía del jazz- band duda: ¿Que si soy española? No, señor; rita. Los hombres de la comedia, son planeentreverá En el turno de reposiciones de comedias tas de un sol, y el. sol es. Margarita, Carmen En brillantes 1 párrafos, que son frecuente- que con tanto acierto presenta en él teatro Carbonell. Algo tiene de actuación Antonio Chueca la compañía Meliá- Cibrián se ha mente subrayados con fuertes ovaciones del Vico, y Manuel París, y Enrique Vico- -éste representado con mucho aplauso pan sus auditorio, hace la apología del. cante jondo hizo. muy bigñ un chófer pero la obra