Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Martínez de Álfara, campeón de Europa de pesos rriédios. En Barcelona, Martines de Aliara (i) ka combatiéo con el baga StaUaert O) para el título de campeón de Europa de pesos medios. El triunfo fue para- el boxeador español. (Foto puesto para cumplir un cometido importante dentro del clima republicano y dentro de una tradición republicana pura. Objetivamente la figura tiene un interés emanado de su tacto, de su discreción, de su personalidad, que escapa a veces, por muy complicados y difíciles resquicios, de los compromisos que sobre él pesan: esos que, basándose en la servidumbre del individuo á la causa penúmbrica de una Hermandad, ponen bridas a lo individual del impulso. A grandes rasgos su biografía de opacos colores, le da un realce de simpatía que fuerza a la atención. Hombre modesto y laborioso, tipógrafo sevillano y después esciibjente de un tratante en ganados, fue haciendo paso a paso un itinerario seguro de paciencia y aun ciencia. En los amaneceres lívidos del Matadero de Sevilla el futuro ministro de la Gobernación llevaba, entre mandiles de vaticinio, la cuenta de las arrobas de carne muerta que manejaba su patrón. Paso a paso, y aun dentro de la Monarquía, Martínez Barrio estaba en primera fila para desempeñar, a la hora del relevo de su jefe, una posición preeminente, no sólo en el partido radical, sino en la política española. Paso a paso, el rostro de Alejandro Lerroux empieza a parecerse al rostro de uno de los leones del Congreso en una tarde de niebla. Es el mismo rostro del león, pero se contempla a través de algo borroso, que quita agresividad y carácter a su fisonomía. Sin detrimento de ésta, el perfil de Martínez Barrio, como heredero natural en la jefatura de los radicales, destaca, día a día, más y mejor en la vida política española. Paso a paso. Los cuatro individuos detenidos en la ciudad condal con Motivo del asunto de espionaje internacional allí descubierta han sido traídos a Madrid. He ahí, en á puerto de Barcelona, el balandro MtMiud Hernández de la matrícula de Ibisa, que iba a ser adquirido por unos supuestos expedicionarios al Congo. Se supone que la compra estaba relacionada con- ese asunto de espionaje, Desde luego, ya sé había tldmiñao un mtevo motor para Mcer más factible con M barco la navegación a grandes distancias. (Foto Branguli. La opinión de los hombres de su partido le asiste. La discreción que impone, a sus actos, el comedimiento, en lo demagógico, la energía frente a las amenazas y la actuación frente á un revolucionarismo insensato, le congracian con un importante sector de Ja exprimida burguesía española, víctima de toda peripecia social. 1 Martínez Barrio va haciendo su carrera política, cpn la seriedad y la prudencia de un sevillano que sale, prudente y serio. Y he aquí que cuando mejor van las cosas, en vísperas casi de la retirada de Torrelodones, la escuela de Valladolid se mezcla al estilo de sevillano radical. Santiago Alba es, sin duda, uno de nuestros más finos parlamentarios y de nuestros políticos de más segura talla. Tampoco hay por qué ocultar, con las naturales reservas, una estimación por su figura de político movedizo para unas cosas y seguro para todas las que a él se refieren. La escuela de Valiadoíid tiene su inónita secreta, como conviene a gentes que están en la idea de que Maquiavelo pudo escribir sus consejos al Príncipe en el ambiente sutil de esta capital castellana. Don Santiago Alba, la figura más recién te del partido radical, está para muchas cosas situado como primera figura. Oficialmente, por su puesto, es ya la segunda jerarquía del Estado republicano. Con todo el mutuo aprecio de valores que existe entre ellos, yo pienso en el antiguo tipógrafo de Sevilla, el que componía su fama despacito y buena letra, y en el ilustre político y neófito radical de la escuela de Valladolid. Y pienso, no sé por qué, en. que a la hora de recitar alguien un poema sentidamente escrito, D. Alejandro Lerroux pudiera bostezar en su casa de Torrelodones. No sé si desde mi humilde, puesto de español, situado en unas filas sin equívoco, comentaría yo ese bostezo, entre mi gente, con un entrecejo fruncido o con una sonrisa diplomática... CESAR GONZALEZ- RUANO La organización de espionaje deácubierfa en Barcelona.