Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMINGO 22 DE OCTUBRE DE 1333 EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 46. de la diócesis que, en representación del obispo de Madrid, asiste al acto. Dice que si! en España hay Semanas Sociales sou debidas al Sr. Aznar; indica a la Comisión permanente la conveniencia de fundar tina revista social, que sea la lluvia que riegue el campo social. Todos íos oradores fueron muy aplaudidos. tismo socialista y el fascista. El primero niega la libertad, legando la propiedad y la. iniciativa. El otro enemigo es. el. estatismo fascista. En general, tiende el fascismo a un interés nacional totalitario. La primera condición para sostener la libertad es una autoridad fuerte, porque la libertad es la flor del orden y. no puede vivir en el caos. Y termina diciendo que la libertad vive mejor cuanto más impersonal sea el límite que tiene, y el más impersonal es la tradición, que se elev, a sobre todo. Ella contiene a todo y. todo lo encauza. tación hasta la suspensión definitiva de tía periódico; esto último en. caso de doble reincidencia, en un año de campaña, estimadas por el Tribunal unánimemente como franca mente subversivas. Establece para las disposiciones. gubernativas recursos ante el Tribunal de Garantías y responsabilidad civil para. los ministros. Si Dios quisiera- -terminó diciendo- -conceder a España días de concordia y de paz; si consiguiéramos que nuestra política, respetando todos los derechos de la Iglesia, se desarrolle en una zona, templada, i por- qué no había de ser el nuestro el primer pueblo que ofreciera un derecho de Prensa conciliador de los contrapuestos intereses de autoridad y de libertad. Un derecho, que cooperara a robustecer el principio de autoridad, a restaurar el espíritu público y la unidad moral del Estado, que al mismo. tiempo consintiera a los periodistas el ejercicio digno de su profesión y que tendiera a elevar su posición social y a convertirlos en los primeros colaboradores del Gobierno. Órganos más gemimos del sentir nacional que el Parlamento serán siempre los grandes diarios. Las. naciones no pueden vivir sin aristocracia. Nación sin aristocracia no es nación, es muchedumbre. No existe pueblo donde no existan clases directoras. Deshechas todas las viejas aristocracias en, el mundo, aún es fácil el restaurar en España- na. de ellas: la aristocracia intelectual. Nirigúii instrumento hallará una minoría verdadera- mente selecta para adoctrinar y conducir a las masas, para aconsejar y orientar los Gobiernos, como un gran diario. Elevar, pues, la posición social, económica y política dé los periodistas es atraer al periodismo a losmejores ciudadanos. Dios quiera que no falten en nuestros grandes diarios estos Conferencia de D. Salvador Minguijón A las cinco de la tarde dio su conferencia sobre La crisis de la libertad el catedrático de Historia del Derecho de la Universidad de Zaragoza, D. Salvador Minguijón. La libertad- -empieza diciendo- -se parece al poder creador en la naturaleza. Unos i; acen y lo encuentran hecho: otros tienen que hacerse a sí mismos. Se da actualmente un viraje rápido de la concepción materialista de la historia. Los mecanicistas, que todo lo querían explicar con el movimiento de átomos, hasta el mismo pensamiento, han presenciado la bancarrota de su. sistema. La libertad es el principio y el objeto del hombre, por lo que él se afirma contra los elementos externos y realiza su interior. No basta para ser libre ei no depender del mundo externo, porque tenemos dentro de nosotros fuerzas contra las que tenemos que luchar. El objeto de las revoluciones. es. quitar la voluntad permanente y ponerla transitoria. El problema de la libertad está unido con el problema de la democracia. Alguien ha afirmado que la democracia lleva la revolución, porque es más el número de los revolucionarios que el de los de orden. Contra la libertad hay dos enemigos: el esta- Conferencia de D. Ángel Herrera El. presidente de la Tunta central de Acción Católica, D. Ángel Herrera Oria, desarrolló su conferencia sobre La ordenación jurídica de la Prensa El. orador, después de hacer un estudio concienzudo sobre la misión de la Prensa, propone una ley de bases para la legislación española. Dice que las bases tienden a dar seriedad y solvencia económica y moral a las Empresas periodísticas. Crean el Colegio profesional libre de periodistas. Establecen, a estilo del Japón, facultad en los Gobiernos para impedir que los periódicos se ocupen de determinados asuntos. Exigen respeto a los principios fundamentales de orden religioso, social y político y a las instituciones en que esos grandes principios se encarnan. Admiten la previa, censura reglamentada, de duración limitada, per acuerdo del Consejo de ministros. Crean el Tribunal de Prensa, nombrado por el Tribunal Supremo, con tres jueces de carrera y dos asesores profesionales. Establecen procedimiento sumario, penas que van desde la amones- TODAS LA: í aÍAS s- -Empresa Anunciadora,