Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r A B C. TUEVES 21 DE SEPTIEMBRE DE 1933. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 21. y pedir, además, que se sancione la conducta de esos diputados. El ministro de Estado, Sr. Sánchez Albornoz, embarca para España Buenos Aires 20, 4 tarde. El nuevo ministro de Estado de España, D. Claudio Sánchez Albornoz, embarcó hoy a bordo del vapor Cap Arcona, con rumbo a España, para posesionarse de su alto puesto. El Sr. Sánchez Albornoz almorzó en Montevideo con el ministro de Estado del Uruguay, Sr. Maní. -United Press. MANIFESTACIONES DEL GOBERNADOR GENERAL DE CATALUÑA El traspaso de servicios de Orden público a la Generalidad El gobernador general de Cataluña, señor Selvas, se expresó asi ayer tarde ante los periodistas: Tengo interés en dar cuenta en Madrid antes de marchar a Barcelona de las gestiones que aquí he realizado. El traspaso del Orden público se ha hecho a la inversa de otros traspasos. En ste se ha realizado, en primer término, el traspaso de las facultades de mando, o sea la autoridad, y, en cambio, los servicios no están todavía traspasados. Por esto ha sido necesaria la creación de un gobernador general de Cataluña, a que faculta la ley de Orden público. Esto, por parte del Gobierno de la República, y, por parte del Gobierno de la Generalidad de Cataluña, la creación de un comisario general de Orden público. Se ha buscado la persona que pudiera reunir las dos confianzas, poique ahora lo que en realidad se hace es separar el gobernador general servicios que pasan al comisario general; es decir, que lo que da la mano derecha de una persona lo coge la mano izquierda de ella. Con el Gobierno anterior se había llegado a un perfecto acuerdo sobre los traspasos para estos servicios, y en el decreto de nombramiento de gobernador genétal había un anejo en el que constaba la proposición de la Junta de Seguridad. Esta proposición era: dividir los traspasos de los servicios de Orden público en dos grandes plazos: el primero para todos los servicios de Orden público reservados al Estado y que en ningún momento podían pasar a la Generalidad, según la Constitución de la República y según también el Estatuto de Cataluña. Se iba a hacer la separación de esas facultades que se reservaba el Estado de las facultades de servicios que se reservaban a la Generalidad. Para esto se ha creído y se cree que un funcionario de categoría nombrado por el Go- tierno de la República represente en Cataluña los servicios reservados al Estado, que son los de extranjería, expulsión, extradición, pasaportes, fronteras, etc. Este primer plazo termina el 30 de septiembre. El segundo plazo se refiere al traspaso He los servicios leservado a la Generalidad, que se divide en dos peí iodos: el primero, en que se traspasa la Guardia de Seguridad y de analto y el Cuerpo de Vigilancia. Este primer período del segundo plazo termina el 31 de octubre. Después viene el segundo plazo, que terminará el 30 de septiembre, en que quedará traspasada la Guardia civil a la Generalidad. Entre las crónicas, cuentos y poesías que contiene el BLANCO Y NEGRO del domingo próximo, figuran los siguientes trabajos: LOS JUGADORES DE TUTE, por José María Salaverría. GENTES ORNAMENTALES EN LAS CALLES DE BERLÍN, por César González- Ruano. EL NUEVO MUSEO DONOSTIARRA, crónica de arte, por Manuel Abril. COMO CAMPANA VIVIENTE... poesía, por M. R. Blanco- Belmente. UN TIPO INTERESANTE, cuento, por Roberto Molina. EBRIO DE LUZ Y LOCO DE ARMONÍA, por Felipe Sassone. ALMA DE CORCHO, cuento, por Joaquín Belda, DIVORCIO, por Hilda de Toledano. A PUNTA DE TIJERA, por Luis Gabaldón. HMHii! inniiMiuiniiniH! HM! ni ¡tiiniiiti iun itiiíf; i ¡n! tinE iJiuiíiJiíuiMifíiijMUMuuir P a r a c u m p l i r este s e g u n d o p l a z o c o n s u s dos períodos se propone la creación de unas ponencias técnicas y que cada una de ellas estudie e informe sobre la manera de realizar esos traspasos. En mis tres eotieyistas con el ministro y con el subsecietario de Gobernación he encentrado toda clase de facilidades y la promesa formal de que estos plazos se cumplirán exactamente tal y como vienen fijados. Además d esto interesaba dar a coe nocer la situación social, la situación de Obras públicas de Cataluña al ministro de la Gobernación, y por eso en la primera entrevista, que duró cerca de tres horas, estuve informando de esta situación: conflictos pendientes, probables soluciones a estos conflictos y las mejoras que se habían notado en el orden público de Cataluña. Creo que el ministro de la Gobernación ha dado cuenta de estos informes al Consejo de ministros. Yo tuve con el ministro necesidad de hablar de la forma de constituirse la Junta de Seguridad, porque la integran el ministro de la Gobernación, como presidente, y. como vocales, representantes del Gobierno de la República, el inspector general de la Gijardia civil y el djrector general de Seguridad. Quedarán en la misma forma como hasta abora y ocuparán estos mismos señores los lugares que ocupaban los del Gobierno anterior. miento de causa, cogiendo nada más que a los verdaderamente vagos y maleantes. Prueba de ello es que antes de salir de Barcelona dije: Voy a terminar con el barrio chino, que ustedes conocen, y al solo anuncio de concluir por medio de cacheos, petición de documentos, obligar a los establecimientos de allí a cumplir con la ley, ha ocurrido lo siguiente: que en el barrio chino no quedan ya esos señores que iban con camiseta imperio por las calles. Campaña de moralización pública También en ese sentido se ha hecho una intensísima campaña de moralización pública. Se llegaba en los music- halls a actos repugnantes. Se había llegado a establecer una cantidad tan enorme de manicuras, masajistas y agentes de la prostitución clandestina, que infectaban ya Barcelona. Se han cerrado y multado a muchos de esos establecimientos, y a los que quedan, a la primera infracción se les impondián 2.000 pesetas de multa, y a la segunda se cerraíán los locales. De la misma manera se persigue rudamente el tráfico de drogas y a los que se dedican a la trata de blancas. A los cafetines dojide se jugaba se los ha multado. Con relación a esa ley de Vagos, puedo añadir que esta mañana visité al ministro de justicia, el cual, muy atentan ente, me dijo que está dispuesto a hacer lo que dependa de él para que se puedan aplicar los preceptos de esa disposición legal. Asimismo he visitado al director general de Seguridad para que se cubran las vacantes que hay en las plantillas de Seguridad y de Vigilancia. En todos los Centros he encontrado la misma cooperación que con el anterior Gobierno. He visto también al inspector general de la Guardia civil, que tuvo la amrbilidad de venir aquí a verme al l cgar a Madiid. Estaba aumente; peí o el coronel Ai auguren, a quien ya conocía, habló de asuní. lelacionados con el Instituto, y ¡ue 1, mos de completo acuerdo. Es decir, míe rott. 1 misma amabilidad y compimsióíi que c todas partes. Fui a ver al presidente del Consejo; pero, como ustedes saben, se halla ausente. Le dejé tarjeta, v en cuanto nu la vendré nuevamente a Madrid para ponerme a uir rdenes, como es mi obligación. La aplicación de la ley de Vagos y Maleantes El ministro me ha comunicado que, probablemente, la semana próxima irá a Barcelona el subsecretario para estudiar toda una serie de cuestiones de detalle que se han planteado en estas tres entrevistas. Uno de los puntos más esenciales que he tratado con él es la aplicación de la ley de Vagos y Maleantes. Su eficacia se nota en Barcelona, sin que se haya podido aún aplicar en la forma que se debía, no por falta de voluntad, sino de locales o campos de concentración, que son cosa que no se improvisa. El ministro ha prometido estudiar y dar una solución tan lápida como sea posible para la aplicación de la ley de Vagos, y yo entiendo que en Barcelona está todo el éxito en la aplicación de esta ley, en una aplicación racional, profunda, con conoci-