Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 21 DE FEBRERO DE 1933. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 33. EL EX PRESIDENTE DELCONSEIO D. UAN BAUTISTA AZNAR Falleció el domingo en Madrid Demostraciones de pésame En la mañana del domingo falleció en su casa de la calle de Serrano el ilustre capitán general de la Armada y ex presidente del Consejo D. Juan Bautista Aznar y Cabanas. Rápidamente circuló por Madrid la triste noticia, que produjo hondo y sincero sentimiento, pues el general Aznar, por su caballerosidad y por su simpatía afable era hombre que contaba con grandes y muy merecidos afectos. En la Armada española era una de las figuras que gozaban de mayor prestigio y más sincera estimación. Por la casa mortuoria comenzaron a desfilar personalidades políticas, amigos del finado y de la familia y destacadas personalidades del Ejército y la Armada. Uno de los primeros en firmar en las listas de pésame fue el ministro de Marina señor Gira También envió su condolencia a la familia el jefe del Estado, representado por el segundo jefe del Cuarto militar, Si Ruiz de Rebolledo. Durante toda la mañana de ayer continuó el desfile de personas que iban a testi moniar su pésame a la viuda e hijos del ilustre finado. De provincias se recibieron centenares de telegramas de amigos y especialmente de generales, jefes y oficiales de la Armada. VELADAS DE INVIERNO -EN LAS NUEVAS HÉBRIDAS SE HA ENCONTRADO UNA NUEVA VARIEDAD DE PLANTAS DE SALÓN. -i PSE! ¡QUE LEJOS... cretario de Marina, Castrillo, Enríquez, Enrile, Fernández de Castro, Díaz Apando, Cabrerizo, Núñez Topete, Cervera, Pidal, Elvira, Guitiain, De las Barreras, Buhigas, González de la Puerta, Asensio, Ubeda, Biondi, y Castro; generales del Ejército; Berenguer (D. Fernando) Millán- Astray, Fontán, Angosto, Labrador, Lafuente; presidente del Tribunal Supremo, D. Mariano Gómez; embajador de Inglaterra, marqueses de la Vega de Anzo, Constancia y Del Fresno, conde del Vado, agregado El entierro militar de Francia, De Tour; Sres. Cánovas 1 las doce de la mañana de ayer se ve- del Castillo, Benítez de Lugo, Lamudio, FaA rificó la conducción del cadáver desde su riña, Moya, Barroso, Del Arco, Rubio, domicilio (Serrano, 28) al cementerio de Gullón y García Prieto, Machimbarrena, Criado, Alvargonzález, Espinosa de los ¿Nuestra Señora de la Altnudena. El acto se vio concurridísimo, constitu- Monteros, secretario de la Universidad, seyendo una imponente y expresiva manifes- ñor Amat; Gutiérrez Corcuera, Delgado, tación de duelo, a la que se sumaron valio- Viaña. Montero de Azcárraga, Lafuente, Bas, Fontanillas, secretario de la Liga Masas y significadas representaciones de la política, la Marina y el Ejército, que quisie- rítima, Sr. Cardona; escultor Borras, Pérez Zúñiga (D. Juan) Garnica (D. Pablo) insron rendir el último tributo al cadáver del pector general de Pesca, Sr. Garay; Verilustre marino. dugo Landi y numerosos jefes y oficiales Tras las preces de ritual, rezadas por el del Ejército y la Armada. clero parroquial de la Concepción, el cadáver, encerrado en severa caja de caoba, con Frente a la iglesia de la Concepción, el guarniciones de plata, fue depositado en la clero parroquial rezó un responso; despidió carroza fúnebre, organizándose seguidamense el duelo, continuando muchísimas persot e la comitiva. nas hasta el cementerio de la Almudena, -Entre las coronas recibidas se encontra- donde se dio sepultura cristiana al cadáver del almirante Aznar. ban dos con expresivas dedicatorias del Lar Gallego y de la Asociación de Cultura Musical, de la que el finado era presidente. Sentimiento general en Cartagena Cuatro personas de la servidumbre de la Cartagena 20, 10 noche. Al divulgarse Gran Peña, con hachones, y seis marineros, en esta población la noticia del fallecimienseguían a la carroza mortuoria. to del capitán general de la Armada señor En la presidencia del duelo figuraban el Aznar produjo gran sentimiento, pues era ¡hermano del finado, D. José; su hijo polí- apreciadísimo entre los elementos de las tico, D. José Mediavilla, y su sobrino, don distintas clases sociales, ya que había desRamón López Barrantes; el ministro de empeñado mucho tiempo la Capitanía geneMarina, Sr. Giral; el contraalmirante Ruiz ral de este departamento. de Rebolledo, en representación del presiFue el primer presidente de la Mancodente de la República; el almirante Rivera, munidad de Canales del Tai villa y trabajó los generales D. Virgilio Cabanellas v Ro- afanosamente por lograr la traída de aguas. ínerales, el director espiritual, padre EstreÚltimamente na, y el ex presidente del Consejo marqués aquí al lado depasaba largas temporadas sus hijos, los señores de de Alhucemas. Mediavilla, que gozan en Cartagena de unáSeguían a esta presidencia numerosas per- nimes respetos y simpatías. feonas, entre las que recordamos al ex presidente del Consejo conde de Romanones, ex ministros Sres. Goicoechea, Wais, Pedregal, Rodríguez de Viguri, marqués de Magaz, geEl general Aznar había nacido en Corunerales de la Armada Sres. Azaróla, bubse- ña el s de septiembre de iS e hizo su in- Datos biográficos greso en la Marina el año 1874, cuando sólo contaba catorce años de edad, y desde esa fecha dedicó todos sus entusiasmos y su inteligencia a la profesión que había elegido, y de la que fue siempre un ferviente enamorado. Ascendió a alférez de navio el año 1876, y hasta el año 1028, que llegó a la suprema categoría de capitán general de la Armada, 110 atendió a otras actividades que a las de su carrera. Toda su hoja de servicios es brillantísima. Formando parte del Infanta María Teresa, tomó parte en los tristes combates de Cuba el año 1898. Fue hecho prisionero por los norteamericanos, que lo condujeron a Nueva York, desde donde regresó poco después a España. Él ilustre finado desempeñó varios cargos importantes, entre ellos el de consejero del Tribunal Supremo de Guerra y Marina y el de capitán general del departamento de Cartagena, donde contaba con grandes afectos. Fue senador por derecho propio, como correspondía a su alto cargo en la Armada, y poseía el Toisón de Oro y numerosas condecoraciones extranjeras y españolas. El general Aznar, en su larga vida mili- tar, no actuó nunca en política ni estuvo afiliado a partido alguno. Fue ministro de Marina con el Gabinete que presidió el marqués de Alhu, cemas, el año 1923, hasta el golpe de Estado del general Primo de Rivera. Cuando el general Berenguer presentó la dimisión del Gobierno que presidía, el año 1031, se formó un Gabinete de concentración, y para presidirlo, como persona ajena a todo partidismo político, fue designado el general Aznar, que a la sazón mandaba eí departamento marítimo de Cartagena. Precisamente el sábado- -la víspera de su fallecimiento- -rnVo dos años que el capitán general Aznar juró con aquel Gobierno el cargo de presidente del Consejo. Dicho Gobierno, como se recordará, hizo las elecciones municipales y cayó, con el régimen, el 14 de abril de 1931. Descanse en paz el alma del ilu- tre marino y reciba su respetable viuda, doña Rafaela Barrantes Abascal; hijos, los señores de Mediavilla, y demás familia la expresión de nuestra más sentida condolencia.