Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DI A 20 DE í U L I O D E 1932 NUMERO SUELTO 10 CENTS. W m V L DIARIO ILUSTRADO A Ñ O V I G ÉS 1 M 0 C T A V O N. 9 201 SUSCRIPCIONs UN MES, 3 PTAS. PROVINCIAS: TRES MESES, 9. AMÉRICA V PORTUGAL: TRES MESES, 10 PESETAS EXTRANJEROi TRES MESES, 25 PESETAS. REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN: SERRANO, 55, MADRID. APARTADO N 43 AYER PLANTEÓ EN LA CÁMARA EL DEBATE SOBRE POLÍTICA GENERAL EL SR. LERROUX, EL CUAL DIJO OUE EL PODER SE RECLAMA, SE PIDE. SE EX 1 GE CUANDO SE CREE OUE QUIENES LO TIENEN LO El ERCEN CON GRAVE DAÑO PARA EL PAIS Gran expectación eri Ja Cámara. Vivísimo incidente entre varios diputados radicales y socialistas en Jos pasillos. El Sr. Lerroux hace un discurso de fuerte oposición y el Sr. Azaña se desentiende del manifiesto socialista e insiste en Ja necesidad de Ja colaboración de este partido en el Poder. Comentarios. Hoy continuará el debate con la intervención del ministro Sr. Prieto. minoría parlamentaria. radical, bajo la preñor; Lerroux y del Sr. Azaña no pueden Los monárquicos no tenemos por qué ensidencia de D. Alejandro Lerroux, y con ser más antípodas. El Sr. Azaña se pro trar ni salir en las discordias existentes enclama asistido de la mayoría del país, porque asistencia del ex ministro D. Diego Martítre los partidos de la República. Pero sí la cifm en los votos adictos; no necesi- nez Barrios. nos interesa siempre registrar el espectácuta percibir nada exterior, ni está dispueslo que ofrece la política, muy particular A 1 a una de la tarde terminó el. cambio mente el debate de ayer en el Congreso, to a. ensayar apelación alguna, ni siquiera de impresiones, y durante. él. los salones del ¡por su importancia y posibles consecuencias. la que -le brindaba el Sr. Lerroux convo- Círculo se encontraban, materialmente lie- El discurso con que el Sr. Lerroux plan- cando- elecciones parciales para las vacan- nos de afiliados, que esperarían con. gran extés de la Cámara. El aplauso de los dipu- pectación los acuerdos que habían de adopteó el debate político requería contestaciotados ministeriales, que, naturalmente, com- tarse. nes concretas desde la cabecera del banco parten con entusiasmo el supuesto, excluazul, y no se han obtenido. Porque no se Numerosos periodistas rodearon al señor ye toda comprobación y, desde luego, todo trata de controversia doctrinal, en. la que Lerroux cuándo éste abandonaba el edificio. razonamiento. El Sr. Azaña tiene a, su lado nosotros no entraríamos, sino de hechos caLe preguntaron si se encontraba satisfecho, a la nación, salvo una minoría insignifi- j contestó que sí, porque la minoría había teqóricos de procedimiento y de estados de la conciencia pública no menos ciertos y, cante, y se dispone a seguir gobernando, tomado sus acuerdos por unanimidad y con definidos. Su discurso de Zaragoza quedó sin modificaciones, para realizar el proalto espíritu político. ratificado al señalar la inconveniencia. de grama de mías leyes complementarias cuyo Se remitió a la nota oficiosa, queden aquel una innegable preponderancia socialista, ya índice nadie ha logrado todavía saber. momento redactaba el secretario del Comité denunciada y rechazada por, él, y por otros Respecto al manifiesto, socialista, el efu- ejecutivo, Sr. Torres ¡Campaña, y dijo que elementos de la Alianza Republicana en la gio estaba previsto. El Sr. Azaña respona ella! nada podía añadirse, porque uno de reunión antecedente de la crisis y al. re. Pf- -de de los actos de Gobierno, pero se destir las consecuencias evidentes que esa dic- entiende del documento de un partido los acuerdos había sido el de guardar absotadura ha reflejado en el desenvolvimien- aunque el Gobierno es de coalición y en la luta reserva acerca del desarrollo de la dis- cusión. to de la política gubernamental y en los coalición está representado el partido que La. nota oficiosa, dictada por el Sr. Torres; efectos depresivos para la economía de Eshabla en el manifiesto. Para el Sr. Azaña. Campaña, dice así: paña. El presidente del Consejo, en cuya como si no se hubiese publicado. Pero el minoría en pleno: desacostumbrada premiosidad de concepto manifiesto está ahí, y no puede escamotear- se, Con asistencia de la del partido radical celebró se adivinaba el cuidadoso esmero de- una se la disyuntiva. Los ministros socialistas la reunión en el Círculo anunciada para examinar la si preconcebida cautela, optó por reducirla lo hacen suyo, y comparten la infracción tesis a una sencilla opción entre- los par, e- v constitucional desde: el Gobierno o lo re- tuación política actual. Abierta la sesión por el Sr. Lerroux, se ceres de aquella conferencia y. a la líber- prueban y no pueden representar a su partad con que él había de repartir- las car- -tido en el Gobierno. Ya ha cuidado el se- presentó y aprobó por unanimidad una proteras, porque lo previno al aceptar el en- ñor Lerroux de estrechar el cerco. El se- puesta de ratificación de los discursos procargo de constituir Gabinete. Por lo que- tñor Prieto, que hablará hoy, ha de res- nunciados por aquél en Zaragoza, declaranhace a la dictadura socialista, el Sr. Asaponder ceñidamente, porque sería ocioso do expresamente que no ve en ello ofensa ña recurre de nuevo a la definición única. todo recurso evasivo. El- dilema es tan sen- alguna, ni personal ni política, para el parNo hay más dictadura! que la del- dictador- cillo que podría ahorrarse él discurso; bas- tido socialista. personal arbitro y dueño de la suma de Se- examinó el acto político representado ta un monosílabo. Todo lo demás que puePoderes. Lo demás le parece un fantasma, da decir está ya dicho o entrevisto en las por el manifiesto socialista. que él acoqe con sonrisa de incredulidad y Hicieron uso de- la palabra muchos de los palabras y en la actitud del Sr. Azaña al de sorpresa. Es algo así como una super- considerar, no sólo beneficiosa, sino im- asistentes, cambiándose impresiones sobre. chería inventada con el propósito de inprescindible la participación del, socialismo. los aspectos distintos y derivaciones de la tentar la discordia. El Sr. Lerroux resta- Pudiera ser que el debate alcanzara hoy situación política, y se acordó proceder esta blecía el valor de la realidad, acusándola más agudo y definitivo interés en su as- tarde, con arreglo a lo que demanden las cirexistencia de otra dictadura, la colectiva, cunstancias. kecto y n sus consecuencias. la parlamentaria, cuando se ejercita con una mayoría que está divorciada del- pensamiento y del sentir de la verdadera maLa- minoría, después de examinar todos yoría soberana, que es la del país. Este es los aspectos del problema que plantea el el caso actual para el Sr. Lerroux, y Jan el Sr. La minoría radical acuerda que manifiesto socialista, acordó que debate Lefirme su convencimiento que no tiene dw. a rroux iniciara, personalmente, el posu jete, D. Alejandro Lerroux, lítico. de comprobarlo en las manifestaciones de la calle. s si el Gobierno las autoriza. La fsSegún referencias de uno de los diputaterilida d de toda esta parte de la discusión, plantee en íá Cámara el debate dos- radicales, hubo en la. ieunión un alto. en cuanto se ha dicho ayer y pudiera añapolítico espíritu de compañerismo y momentos de dirsej es manifiesta. Las posiciones del seA las diez y media de %l a mañana de ayer verdadera emoción cuando se habló de la quedo reunida en el- Círculo del partido la injusticia que supone la agresión continua Antes de Ja sesión i