Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES 29 DE JUNIO DE 1932. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 17. LA- SITUACIÓN POLÍTICA Y PARLAMENTARIA í La Reforma agraria y el Estatuto ante i a Cámara Comenzó ayer el régimen de sesiones dobles con la discusión, en la de la tarde, del proyecto de Reforma agraria. Se dio el caso peregrino de que la base segunda, que había de ser puesta a debate, no estuviera dictaminada de modo que, para cubrir la sesión, hubo necesidad de iniciar un debate de totalidad sobre la mencionada base, tal y corno aparece en- el proyecto, -ya que la Comisión no tenía criterio fijo respecto a los votos particulares y las enmiendas. Había, sin embargo, corrientes conciliatorias entre el Gobierno y las minorías que más se han destacado en su oposición al proyecto. Antes de que la sesión comenza 1 ra, estuvo reunida la Comisión con el ministro de Agricultura, de quien se había solicitado opinión sobre algunos extremos interesantes de la base primera. El ministro se mostró propicio a recoger todas las enmiendas dirigidas a conseguir la mayor garantía técnica y jurídica en los recursos que se interpongan con motivo de la aplicación del principio de retroactividad, que era una de las peticiones de la minbría agraria. En ese sentido se redactó definitivamente la base primera, y así fue aprobada en el salón de sesiones. Esta misma sensación de transigencia pudo advertirse alrededor del Estatuto de Cataluña. Ignoramos de dónde partió el rumor, pero es lo cierto que muchos diputados tenían la convicción de que por parte del Gobier. no se intentaba un cambio de impresiones con. las minorías republicanas no gubernamentales para conseguir fórmulas de aproximación y concordia en todo lo que resta por discutir en el Estatuto. Se decía que el Gobierno había sido ganado por el criterio del ministro de Obras públicas, Sr. Prieto, favorable a que el Estatuto se discuta en la Cámara dentro de un ambiente de transigencia y de mutuas concesiones entre las minorías no gubernamentales, la minoría catalana y el Gobierno, y se añadía que en este sentido irían las gestiones del presidente del Consejo. ¿Claro es que de este acuerdo, si lo hay, es necesario excluir a la minoría agraria, firme en su propósito de que el Estatuto se discuta con todo detenimiento y aprobar en él sólo aquello que no merme la soberanía, del Poder central. A pesar de todo, había cierta incredulidad sobre los resultados que el Gobierno pudiera obtener en estas gestiones. Sólo en el caso de que la minoría catalana se aviniera a excluir del Estatuto cuanto se refiere a enseñanza, orden público y Hacienda se podría entrever la posibilidad de un arreglo, ya que las minorías no gubernamentales no transigen con las concesiones que en esas materias se hacen a Cataluña. ¡A S I S EE S C R I B E L A H I S T O R I A! -TE TRAIGO LA NUEVA ULTIMA VERSIÓN DEL INCIDENTE DE CARABANCHEL... ME LA HA CONTADO UN AUTENTICO TESTIGO PRESENCIAL, QUE DESMIENTE LAS CIENTO SETENTA Y SIETE VERSIONES ANTERIORES... La ejecución de las leyes sociales estará sometida a la alta inspección del Gobierno de la República para garantizar su estricto cumplimiento y el de los Tratados internacionales que afecten a la materia. Segunda. Legislación sobre propiedad intelectual e industrial. Tercera. Eficacia de los comunicados oficiales y documentos públicos. Cuarta. Pesas y medidas. Quinta. Régimen minero y bases mínimas sobre montes, agricultura y ganadería, en cuanto afecta a la defensa de la riqueza y a la coordinación de la economía nacional Sexta. Ferrocarriles, carreteras, canales, teléfonos y puertos de interés general, quedando a salvo para el Estado la reversión y policía de los primeros y la ejecución directa que pueda reservarse. JSéptima. Bases mínimas de la legislación sanitaria interior. Octava. Régimen de seguros generales y sociales. Novena. Legislación de aguas, caza y pesca fluvial, sin perjuicio de lo dispuesto en el- artículo 14 de la Constitución. AI comenzar la sesión nocturna había gran desanimación en la Cámara A las once de la noche comenzó la sesión nocturna. Se observaba en los pasillos una gran desanimación y era escasa la concurrencia de diputados. Algunos de ellos no recataban su molestia por la ocupación de la noche en sesiones de Cortes después de haber ocupado las mañanas en sus quehaceres y de haber pasado la tarde en la Cámara. En opinión de algunos diputados, la sesión carecía de interés, aun cuando en. ella se debatiera sobre el Estatuto de Cataluña, ya que los artículos que iban a discutirse, tercero y cuarto, que versan- sobre la forma de hacer las elecciones de diputados de la Generalidad y sobre la vecindad administrativa, no habían de motivar gran dis: cusión. Lo que contiene eí artículo sexto del Estatuto El artículo sexto del Estatuto, que ha de discutirse inmediatamente en la Cámara, es el siguiente: De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 1 5 de la Constitución, corresponde al Estado español Ja legislación y a la Generalidad la ejecución en estas funciones: Primera. Legislación penal, social, mercantil y procesal, y en cuanto a legislación civil, la forma del matrimonio, la ordenación de los Registros e hipotecas, las bases de las obligaciones contractuales y la regulación de los Estatutos, personal y formal, para coordinar la aplicación y resolver los conflictos- entre las diferentes legisiacfcstés civiles d e España. La legislación social Se ha confirmado que en la reunión celebrada anteayer por los ministros de Trabajo y. Hacienda con los Sres. Xirau, Hurtado y Serra Moret, se llegó a un completo acuerdo en lo referente a materia social, siendo la base del acuerdo que sea respetado todo lo dispuesto en la Constitución y lo declarado por el presidente del Consejo en su discurso sobre el Estatuto, esto es, que la legislación social emanará- de Cataluña, reservándose el- Poder central la inspección. Con. esta fórmula parece que el, partido socialista, se muestra conforme, y, por tanto, no surgirá tropiezo alguno en lo que respecta a esa minoría al discutirse la cues- tión en el Parlamento. La actitud de los diputados por Madrid Algunos de los diputados por Madrid que han votado en favor del artículo segundo del Estatuto, manifestaban su preocupación por las campañas que contra ellos, según manifestaban, habían desatado algunos periódicos. A este efecto, el Sr. Rico decía que si, como parece, los concejales monárquicos plantean hoy en el Ayuntamiento el tema del Estatuto, dando forma de felicitación a los concejales diputados que han votado en contra del artículo segundo, explicará su voto en el sentido de que lo articulado hasta ahora no ha presentado ningún conflicto ni pugna entre Madrid y Cataluña, ly que si así aconteciera en lo sucesivo, él, ante todo, es madrileño y alcalde de Madrid.