Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B G. MIÉRCOLES 29 D E J U N I O D E 1932. EDICIÓN D E LA MAÑANA. PAG. 16. v- -Pues bien, sí; ésa es la verdad 1, toda la verdad de lo sucedido. No comprendo quién se lo haya podido referir a usted, pero está usted en lo cierto. Yo he pedido ser substituido en este puesto, donde no podía 1 continuar, una vez que mis compañeros habían quedado fuera de sus cargos, resolución ésta que no tengo por qué comentar. -i Podría usted responderme a una sola pregunta? ¿Piensa dar usted alguna nota a la Prensa? El general parece disgustarse sólo ante tal supuesto, persuadido de que nada tiene que aclarar ni lo necesita lo que ya está en manos de la justicia militar. ¿Y una nota que ha aparecido esta no che explicando cierta conducta? -Que no hay en toda ella un solo punto que se ajuste a la verdad. Y amablemente nos estrecha la mano el general Goded y nos acompaña hasta la puerta, a la que no puede llegar porque otras visitas le salen al paso. central por ei segundo jefe del mismo, se- I no, después de escuchar a usted en una ñor Masquelet. conferencia que sostuvo usted anoche con el ministro de la Guerra, y yje duró hasta muy de las dos Ja madrugada, La proposición incidental de Jas acordócerca el Consejo dedeministro de hoy en izquierdas extremas mantenerle en su cargo de jefe del Estado Mayor Central del Ejército, no obstante sus Antes de que se conociera la noticia de nobles deseos la substitución del Sr. Goded, los diputados y que y reiteradospresentesde abandonarlo, hizo usted en dicha conde izquierda extrema Sres. Balbontín, Jiferencia. Deseos que ha usted reiménez, Sediles, Ortega y Gasset (D. Eauar- terar en el mismo lugar vuelto cuatro ade la a las do) y otros redactaron una proposición intarde. cidental con objeto de que el Gobierno dieEl general sonríe un poco confusamenra explicaciones a la Cámara sobre el incite, y se alarma de que con tanta exactidente militar del lunes. tud estemos 1 en posesión de la verdad. ConConocida ya la determinación del Gobierno, la proposición carecía de su prin- tinúa negando con repetidos movimientos cipal objeto; pero los diputados que tuvie- de cabeza, y por fin nos dice: Y quién le ha contado todo esto? Porron la iniciativa acordaron mantenerla. La proposición fue firmada en primer térmi- que yo no he hablado con nadie de este no por D. Eduardo Ortega y Gasset, y poco asunto? El general Goded, un poco arrepentido después tenía las quince firmas reglamende esta noble, declaración, quiere seguir netarias. gando y cambiar de conversación, y acercándose a la mesa empieza a revisar alguLos firmantes de la proposición nos de los cientos y cientos- de tarjetas y telegramas que se amontonan sobre su mesa visitan al Sr. Mangada de despacho. Los Sres. Ortega y Gasset, Sediles, y Ji- -Pero usted, mi general- -proseguimos- ménez se trasladaron- desde la Cámara a como el más caracterizado o más antiguo Prisiones Militares para, avistarse con el de los generales que se encontraban en el acto Sr. Mangada y escuchar de él una informilitar, creyó un deber de conciencia, de digmación de lo sucedido. Regresaron a las seis y media de la tar- nidad, seguir la suerte de sus compañeros de, y el Sr. Sediles manifestó a los perio- destituidos, creyendo noblemente que si en distas que el teniente coronel Mangada les lo ocurrido había alguna responsabilidad para ciertos mandos ésta, íntegra, debía de había hecho un amplio relato, que serviría ser para usted, por la razón ya apuntada de base para la interpelación. de ser el de mayor graduación... El general, al escuchar esto, dándose por vencido, nos dice con resolución: Manifestaciones del Sr. Maciá Barcelona 28, 12 noche. Preguntado el Sr. Maciá acerca de lo que opinaba del incidente Mangada- y Goded, dijo que tenía buenos informes del teniente coronel Mangada y de su probado republicanismo, pero que desconocía en detalle lo ocurrido. Añadió que, sea cual fuere la aspiración delEjército, sobre ella está el deseo del pueblo, y. que bastante tiene el Ejército con su misión para entrometerse en otros asuntos. El debate sobre Ja proposición incidental Ya bien avanzada la sesión D. Eduardo Ortega y Gasset defendió la proposición incidental, y ante la expectación de la Cámara se levantó para dar explicaciones el presidente del Consejo. En la sección correspondiente recogemos un amplio extracto del discurso del señor Azaña. EJ general Goded pidió ser substituido Para cerciorarnos de lo que hubiera de exacto en las referencias respecto al relevo del general Goded, que nosotros nos resis- ACADEMIA EDITORIAL REUS tíamos a creer, porque otras eran nuestras liases: Preciados, 1- -I ibros: Preciados, G. Apartado 12.250. Madrid. noticias, intentamos anoche visitar al general Goded. Y decimos intentamos, porque llegar hasta su habitación era empresa poco menos que imposible, dada la enorme afluencia de personas de todas las clases que la llenaban y que extendíase por las escaleras Hotel en el balneario abierto de i. de la casa. íulio a 30 septiembre. Logramos pasar hasta el despaclio del general, ya que nuestra tarjeta se pierde al Elevadores. Reductores. pasar de mano en mano, y el jefe del EstaTransformadores. do Mayer Central no pareció muy propicio Servicio de reparaciones ASPE a conversar con nosotros. Aunque muy agrade transformadores de receptores americanos. decido a la Prensa, sin excepción no (Alicante) quiere nada en esta: ocasión con los periodistas. No quiere que sus palabras sean mal interpretadas, y como militar, como buen militar, ya tiene quien le defienda y ponga en su punto toda la verdad. FABRICANTE DE AGUARDIENTES COMPUESTOS Y LICORES -Precisamente, mi general- -le decimos, SOLICITA AGENTES DE PRIMER ORDEJí una vez que hemos logrado estrechar su DIRJJAJVSE A JEREZ (CÁDIZ) mano entre las muchas que se tienden para retener en las suyas las manos del caudillo- nos trae aquí el restablecimiento de la verdad, y es inútil que usted se excuse, porque le conocemos. -Usted no ha sido relevado de su cargo- -le disparamos a bocajarro. El general Goded sonríe y afirma tan débilmente, que pronto nos persuadimos de ¿ae 1 nos acompaña la razón. -Usted no ha sido relevado- -continuamos con mayores; ánimos- y el Gobier- Numerosas plazas de Delegados y Auxiliares, Inspectores y Auxiliares. Preparación. Informes gratis. Libros indispensables: Ley y Reglamento de las Delegaciones, 2 ptas. Contratos de trabajo, Jurados mixtos y Colocación obrera, 2 ptas. Asociaciones profesionales, 1 pta. Código del Trabajo y disposiciones complementarias, 3. edición, 4 ptas. Ediciones oficiales. Martín- Granizo y Gonzáiez- Rothvoss, Derecho social, acabada de publicar, 12 ptas. CONCURSO EN LA FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS Dos plazas de auxiliares temporales Se hallan vacantes en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Central dos plazas de auxiliar temporal correspondientes a la sección de Pedagogía, que han de proveerse de conformidad con lo preceptuado en el decreto de 9 de enero de igig y disposiciones complementarias. Este Decanato anuncia la provisión de dichas plazas a concurso. Las citadas plazas de auxiliar temporal tienen la dotación anual de 3.000 pesetas, en concepto de gratificación, y comprenden las asignaturas siguientes: Pedagogía, His toria de la Pedagogía y Paidología. Los aspirantes deberán presentar sus instancias documentadas en la Secretaria de esta Facultad, en el plazo de veinte días, a contar desde la publicación de este anuncio en la Gaceta de Madrid, debiendo acreditpr tener aprobado el grado de licenciado de Filosofía y Letras, y justificar, además de otros méritos que aleguen, la aprobación de las asignaturas del período deí Doctorado. Se hace constar que los admitidos a este concurso tendrán que practicar en la forrna que acuerde Ja Facultad los ejercicios que demuestren su aptitud para el desempeño de los indicados cargos. Será obligación de los profesores auxiliares, además de las suplencias de los catedráticos, prestar los servicios que los profesores titulares les encomienden, como complemento de las enseñanzas orales y prácticas, y quedar afectos a las comisiones y órdenes del señor decano, para que nunca pueda estar desatendida la enseñanza, todo a tenor de las disposiciones legales en vigor. El citado decreto de o, de enero de IOÍO y disposiciones complementarias establecen todas las condiciones de provisión y desempeño de las auxiliarías temporales,