Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
queleto viviente, que a penas pesa treinta ropea- -decía hace pocos días- -que no se kilogramos; Randiam, torso y cabeza sin vende al oro yanqui. Ahora lo ha peusabrazos ni piernas, y el hombre más gordo del do mejor. Y apenas termine el arreglo de Yo no sé si en España se llegará a pro- mundo, y el enano más chico, y la mujer sus maletas, partirá para Cinelandia. Su priyectar esta nueva Atlántida, a la que los barbuda, y la mujer pato, y el monstruo ma- mera película la dirigirá el mago Lubitsch; diálogos no añaden ninguna aclaración ni yor de todos: Giuseppina Giuseppe, como si su primer sueldo es el de 3.500 dólares seningún interés. En París ha obtenido un éxi- dijéramos Pepe y Pepita, José y Josefa, por- manales. to muy inferior al que obtuvo la primera que tiene medio cuerpo de hombre y medio película que se hizo del gran folletín de Pier- de mujer. ¿Vale la pena de exhibir todo Francia re Benoit. Y eso que entonces Pierre Benoit esto en un espectáculo? ¿Puede llamarse séptimo arte todo este animado muestrario aún no era académico... Muchos metteurs en scéne aspiraban a la de fealdades? dirección de Las aventuras del Rey Pausóle. CEFERINO R. AVECILLA No. Sin el procedimiento del teatro, por Por fin, después de muchos días de estudio, París, 1932, que la escena es una cosa y la pantalla es los productores han confiado a Granowskí otra, en el fondo, en la norma ideológica y la realización de la popular opereta. Será estética, el cine ha de tener el mismo sentido la. primera vez que trabaje en Francia el noble y verdadero. LOS PELIGROS DE LA poemáticoesdel teatro elementos- de la rea- famoso animador del teatro judío de Moscú. Realista, decir, con aportados por R E A L! DAD EN EL lidad, con los documentos hizo arte, produ- la En los estudios Gaumont, M. R. Bifotografía. Carlos Chaplin bal rueda las primeras escenas de Por sus jo belleza y poesía, porque, ante todo, creó bellos ojos, la película en que había de ha Gl NE un personaje, un ente de razón, una ficción: cer su debut como director el malogrado Cuando más. alegres estaban los poetas aquel Charlot, inolvidable e insuperable, que pensando en- las infinitas posibilidades del ci- es un tipo de teatro: humorístico, irónico, Pierre Batcheff. Los principales intérpretes nematógrafo, para dar- -como nunca pudiera melancólico, poético, profundamente huma- de la nueva película son Mlle. Colette Broidarlas el teatro- -sensaciones e ilusiones de no, y bello, y alegré, y triste, como la. vida do, Sylvio de Pedrelli (alejado algún tiempo poesía, de fantasía, de irrealidad y de miste- misma. Y ese es el sentido del cine, cuan- de la pantalla) y Henri Marchand. rio, más se va afirmando por el contrario el do no quiere limitarse a servir de guía dé carácter realista y documental que tiene el viajeros, como un animado, o de Polonia llamado séptimo arte. El neo- realismo norte- documento docente; baedcker que, en ambos americano, aquellas primeras películas de casos, por su utilidad con lo se habrá aleLa expedición polaca que ha realizado en práctica, cozv- boys, de caballos, de carreras y perseÁfrica los exteriores de La vos del desierto, jado definitivamente del arte. cuciones en pleno campo, lejos de la escenodel escenario de F. A. Ossendowski, acaba gráfica mentira de los estudios, renacen meFELIPE SASSONE de regresar a Varsovia. Los principales injoradas en el cinematógrafo europeo. El pútérpretes del film son Nora Ney, Marie blico se va cansando de ver en las cintas Bogda y los Sres. Bodo, Conti y Buodrisz. operetas frivolas y descabelladas y comedias insignificantes con un diálogo pobre, sin imá La Sociedad Block rueda actualenes, sin literatura, sin ideas y sin be- C 1 N E G R A M A S mente los interiores de su nueva producción eza formal. Los cineastas puros no quieLa princesa de Lowics, drama histórico, ren que la pantalla se convierta en escenainspirado en algunos episodios de la insurio: no quieren la fotografía del teatro, sino Estados Unidos rrección de 1830. la fotografía de ¡a vida. La historia, todavía breve y contemporánea, del cine ruso y del Ha empezado la realización de una vercine alemán lo demuestra plenamente. Eisens- sión sonora de La garra, obra teatral de Películas de Ja semana tein, Pudvochin y Dovgenko han llevado al Henry Bernstein, llevada ya a la pantalla cinematógrafo la vida verdadera aldeana y en los primeros tiempos del cine mudo. Char- EL DIABLILLO DE LA CASA (It s a ziise campesina de Rusia, y el primero, después de les Bravin es el animador del film, que se child) dirigida por Robert Z. Leonard. Basu mal éxito en Hollywood, trabajó durante titulará en inglés Public Ufe (La vida púnovela un año entero en Méjico, ayudado por sus blica) y tendrá a Lionel. Barrymore de pro- sada en la Joyce, de Laurence E. Johnson. Reparto: Marión Davies; Stece, inseparables colaboradores Alexandroff y tagonista. Sidney Blackmer: Cool Kelly, james GleaTissé, para llevarse a Rusia 50.000 metros de filyi, cúyq asunto es un episodio de la revo- Joan Crawford rueda en la isla Ca- ason; Bertha, Polly Moran; Roger, Lester, lución mejicana en la época del general Por- talina los exteriores de Rain (Lluvia) con Vail; Annie, Marie Prevost; Mrs. Stanton, firio Díaz. Para que la impresión de reali- Leslie Howard y William Cargan en los Clara Blandichk: G. A. Appeleby, Rohert dad fuese absoluta, se utilizó a mujeres y principales papeles masculinos. McWa. de; Qtho, Johnny Arthur; Álice, Hilhombres de las tribus mayas, que nunca fueda Vaghn: Bill, Ben Alexander; Jane Apron actores. El amor a la verdad- -y no es la En Nueva York se ha estrenado pleby, Emily Fitzroy. Editada por Metro. primera vez- -llevó a los productores de cine con gran éxito ¡Viva la libertad! la última a eliminar de él a los artistas profesionales, banda de Rene Clair. Otra película franEL GIGOLO (Ladies man) Adaptada de la para que la pantalla diese la sensación de la novela de Rupert Hughes, por Hermán vida verdadera y no una impresión de arti- cesa, actualmente en las carteleras neoyor- J. Mankiewicz. Director, Lothar Mendes. quinas, es Tú serás duquesa. También ha ficio teatral. ¿Es ésta la verdadera misión del cine? sido favorablemente acogida la versión in- Reparto Jantes Darricott, William Powéll; glesa ¿Es el cine fotografía y nada más que foto- vierte. del film alemán El Congreso se di- Norma Page, Kay Francis; Racliel Fendley, Esta versión ha revelado al grafía de la verdad, sin ninguna intención de co americano dos primeras figuras públi- Carole Lombard; Horace Fenlcy, Gilbert de la arte? Desde luego, hay en el cine una má- pantalla europea: Lilian Harvey y Henry Emery; Mrs. Fendley, Olive TeÜ; Anthony Fendley, Martín Burton; Peyton Welquina fotográfica que sólo puede servirnos don, John Holland; El criado, Frank Atdocumentos humanos; pero ante estos docu- Garat. kinson; Therese Blanton, Maude Turner mentos cabe, desde luego, con un espíritu de selección, con una íiorma de belleza, conver- Una estadística reciente hace lle- Gordon. Editada por Pafamount. tir la fotografía de lo. verdadero en una gar a 59 el número de películas alemaficción del arte, en una irrealidad artística, nas proyectadas en Nueva York durante el LA HORDA cCNguisTADORA (Conqtiering por recreación; en una obra imaginada, ver- año horde) Adaptada por William Slavens Medadera en la apariencia y, no absolutamente Nutt y Grover Jones de la novela de. Emerverdadera en la composición, como una es- Alemania son Hough. Director, Edward Sloman. Retatua, como un cuadro, como un poema, como Un médico berlinés, el doctor Frankens- parto: Dan McMaster, Richard Arlen; Tauna novela y como un drama. La opereta frivola y la comedia estúpida tein, ha denunciado a los productores de la sie Lockhart, Fay Wray; Jim Nabours, son, desde luego, un peligro para el buen película americana El doctor Frankenstein Claude Gillingwater; Marvin Flefcher. Ián MacLlaren; Std Grogan, Frank Rice; Lumarte en el cinematógrafo; pero el realismo, por usurpación de nombre. como curiosidad codiciosa, industrializado, py. Lorrigan, Arthur Stone; Cinco centavos, jiensando sólo ep un bajo interés, puede lle- El primer film que interpretará la George Mendoza; Mr. Corley, James Durvarnos a un peligro mucho más grave toda- bella actriz alemana Lil Dagoyer, después kin; John, Charles Stevens; Splint Coc gin, vía: al peligro de la fealdad. Y una noticia de su viaje a Hollywood, se titula El dia- Edwin J. Brady; Digger Hale, Robert Kortrecentísima viene a afirmar nuestros temo- rio de una mujer hermosa. man; Butch Daggett, Harry- Cording; Wliires. Tod Brownnig anuncia ya una película Lilian Harvey ha claudicado. La te Cloud, Chief Standing Bear; Capitán Wilde monstruos: se exhibirán Daisy y Violeta Hilton, dos hermanas siamesas; Robmson, deliciosa artista anglogermatia quería ser. kins, John Elliott; Mrs. Corley, Kathrin llamado por su extremada delgadez, el es- una excepción. Soy la única estrella eu- Clara Ward. Editada por Paramount. co con las imposiciones ávidas de la belleza pura (o de la literatización) ñ -n iirminnr- r: 1 r Tnrrrn nn TÍ