Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 28 DE JUNIO DE 1932. EDICIÓN DE LA 1 MAÑANA. PAG. 23 TEMAS VARI OS -En Valencia se ha presentado una Comifeión de fuerzas ivas de Zaragoza, con el presidente de la Cámara de Comercio, y ha visitado al alcalde y a la Junta del Puerto. 1 1 objeto de los comisionados- -según dice Jíl Mercantil Valenciano- -es el de estudiar las condiciones de aquel puerto para derivar hacia él las actividades que ahora van al de Tarragona, vía Reus. En cuanto a las causas que aconsejan este cambio, el colega dice que ló mismo pueden ser de índole económica que tener algún otro matiz Desde luego, tanto el Ayuntamiento como la Junta del Puerto darán toda suerte de facilidades, y parece ser que se ha convenido, en principio, establecer en la dársena una sección especial, que se denominará Puerta de Aragón, con cuantos elementos se requieran para el almacenaje, carga y descarga de mercancías. Entre los comisionados aragoneses figuraba el gerente de una casa que tiene anualmente un comercio de setenta a ochenta mil toneladas de piritas. Los delegados universitarios han coincidido en que el problema de la superabundancia ele alumnos no se resuelve restringiendo el acceso, sino intensificando el trabajo para que en él se cierna el discípulo más apto o más aplicado. Esa es la buena orientación. Pero lo que no vemos, por ahora, es el método general, ni la posibilidad de método general. Cada enseñanza tiene sus peculiaridades: en cada una la clase práctica y la crr. eba puede ser, y debe ser, cosa distinta. La clínica, en Medicina, es una piedra de toque que no tiene par en otras Facultades. Hay que desterrar, o disminuir al menos, el triunfo del memorista, del estudiante rutinario, sobre la capacidad investigadora, sobre el talento. Y ¡hay que substituir el sistema de la aprobación parcial y unitaria por la nota inedia. ¡No debe invalidar todo un curso el tropezón en una asignatura indigesta, y hasta repulsiva, para el alumno. Ello es fenómeno de aptitud, y lo que procede es recoger y fomentar la aptitud hacia la materia a que se incline instintivamente. Cada profesor imagina que su asignatura es la principal e inexcusable. Se habrá de desterrar esa exclusiva de. veto, y habrá de conformarse el profesor a que pase el alumno que con él fue sólo mediano si en las otras clases fue bueno. Lo que importa es el coeficiente. En estos exámenes de junio parece ser que se está suspendiendo a diestro y siniestro. Eso es dar palo de ciego y no conduce a nada, como no sea a envenenar ilusiones legítimas y nobles. No hay que pensar en per- seguir al alumno, sino en estimularlo y i escogerlo. Por lo demás, bueno será que al ocuparnos del alumno nos cuidemos también del profesor, no para perseguirlo tampoco, pero sí para seleccionarlo también. Si se pretende que suba el nivel de los discípulos, preciso será que antes suba el del profesorado conjunto. Él profesor ha de trabajar intensamente. Ya no es admisible el tipo de profesor que se limita a la hora de clase diaria, o alterna, y que llega a junio sin conocer a sus alumnos. Y, por supuesto, hay que proscribir como un instrumento viejo enmohecido e inservible, al catedrático mecánico, que podría ser substituido por un fonógrafo, y, acaso, con ventaja. INFORMACIÓN DIARIA DE MERCADOS Albacete 27, -4 tnrdc. X n el mercado se C ha iníciadp la baja en las cebadas nuevas, vendiéndose a 24 pesetas los cien kilos. Todos les jefes y oficiales contestaron al viva y aplaudieron, todos menos uno, cuya actitud, poco respetuosa durante el discurso del general Goded, subrayó al no aplaudir; y no unirse al clamor de sus compañeros. Desde el mediodía de ayer comenzó a El general Goded, que estaba muy próxicircular por Madrid el rumor de que en el mo al teniente coronel Mangada, llamó la campamento de Carabanchel, durante la ce- atención de este jefe por aquella conducta lebración de una fiesta de compañerismo, con irrespetuosa, que había sido fácilmente obmotivo de la terminación de las maniobras servada por todos. Hay que advertir que allí celebradas, se había producido un inci- estos dos militares son compañeros de prodente entre el general Goded y el teniente moción en la Academia de Toledo, y esto escoronel Mangada, que manda un batallón del tablece la democrática costumbre en el Ejército de tutearse los jefes u oficiales que regimiento de Infantería número i. estén en esas condiciones, ya de por vida, aunque el uno no pase Referencia de un testigo presen- llegue al más alto puestode capitán y el otro del Ejército. cial El jefe del Estado Mayor Central dijo al Para conocer con detalles lo ocurrido Sr. Mangada: nos pusimos al habla con un testigo pre- -Tú no has aplaudido ni contestado al sencial del incidente. Y a sus palabras nos viva a España. ¿Es que eres, o te crees, atenemos: de superior condición a los demás, o es que A las sejs y media de la mañana se no quieres a España? A estas palabras replicó vivamente el tehabía anunciado en el campamento un acto que sirviera de despedida de la oficialidad niente coronel Mangada con otras ofenside todas las fuerzas y Academias allí re- vas para el general, interviniendo el geneunidas con motivo de estas prácticas de ral Caballero y más tarde el general Villefinal de curso. Este acto era simplemente gas, como jefe natural del jefe, amonestanun desayuno un poco ilustrado que se sir- do y enviando a éste su ayudante, el comanvió a unos doscientos jefes y oficiales, con- dante Sr. Berrocal, con la orden de. que se gregados en uno de los tinglados del regi- constituyera arrestado en su residencia del campamento. miento de Artillería, a cuyo acto habían El teniente coronel Mangada, al escuchar anunciado su asistencia los generales Villegas y Caballero, como jefes naturales esto, abandonó el lugar de la reunión en acde las fuerzas allí acampadas, y, como in- titud airada, dando visibles muestras de disvitado, el jefe del Estado Mayor Central, gusto, hasta el punto de que arrojó al suelo que es, por el alto cargo que ocupa, ins- su gorra y la guerrera, mientras, dirigiéndose a los soldados que allí se habían congrepector de las Academias militares. v (no a la La fiesta transcurrió en un sano ambien- gadoperiódico) oficialidad, como ha dicho alles dijo: te de fraternidad y compañerismo, derro- gún- -Mirad cómo tratan a un jefe vuestro. chándose el buen humor y haciendo todos La reacción de tal conducta no se hizo esvotos, por im feliz final de maniobras. Se perar. Los oficiales que habían asistido y levantó a; hablar el general D. Federico presenciado esta violenta escena comenzaron Caballero, jefe de la primera brigada de a desagraviar al general Goded, rodeándole Infantería, que puso de relieve aquelia per- y haciéndole objeto de entusiastas manifesfecta unión de todos los Institutos arma- taciones de cariño, dos, encomiando la brillantez de las manio- muy expresivamente, a las que se sumaron, los cadetes. bras y ejercicios realizados en días anteriores y la perfecta disciplina de que habían dado muestra todas las tropas. Habló a continuación el general Ville- El teniente coronel Mangada pasa gas, que se sumó a las frases pronunciaarrestado a Prisiones Militares das por el general Caballero, felicitando EJ general Villegas, como jefe de la dial final a toda la oficialidad de las distintas visión, vino a Madrid para dar cuenta al miArmas allí reunidas por el éxito de aquellas nistro de la Guerra de lo sucedido, disponienmaniobras militares... do anticipadamente que el teniente coronel Por último, y a requerimiento de algu- Mangada fuera trasladado a Prisiones Minos jefes y oficiales, habló el general Golitares. ded. Sus palabras fueron breves. Entonó En efecto, a las doce próximamente salía un canto a la disciplina, esencia y nervio del despacho del Sr. Azaña el general Vide los Institutos armados, y pidió a la llegas, llevando consigo la confirmación de oficialidad se alejara de las luchas políti- aquel arresto y ordenando fuera instruido cas, que. empequeñecían la misión del mi- el correspondiente sumario para ver las reslitar, que es mucho más alta que la de ponsabilidades en que está incurso el jefe adscribirse a un bando político, pues su mi- arrestado, que pasó a Prisiones Militares, sión más importante era la defensa de la donde ocupa la celda número 3. Patria. Terminó su discurso, que fue se- El general Goded recibió durante todo e! guido con religioso silencio y gran emodía numerosas muestras de adhesión y desagravio por el lamentable suceso, viéndose su domicilio durante el resto del día visitadísimo por personas de toda condición política y social, especialmente de jefes y oficiales del Ejército, que testimoniaron al ilusCK 5 ARRITXOS GUSTO AMERICANO tre jefe del Estado Mayor Central su consiI L t J f E Í R ü i B B O i deración y afecto. 3 ptas. cajetüla de 20 cigarrillos. INCIDENTE EN EL C A M P A M E N T O DE CARABANCHEL Entre el general Goded y el teniente coronel Mangada ción por todos, con las siguientes palabras Ahora sólo me resta dar un viva España 1, que fue contestado entre muestras de gran entusiasmo, puestos de pie todos los comensales. Surge el incidente Nombramiento de juez especia Ayer tarde quedó nombrado el Juzgado especial militar, compuesto por el corone! D. Máximo Vergara y el cap; tán D. Pedro como secretario, ambos del Arma de Infantería. Vallaiiolid 27, l t a r d e Trigo, no h a y existencias; cebada alicantina, S pesetas O los cien kilos; extremeña, 33; a. vena m a n 9 HORAS- -49 i ESETAS chega y extremeña, 31 a 32; harina, clase Salida: jueves día 30. Snica, elaborada con trigo exótico, 63 p e setas. TURISMQ- EXPBESS Soya, 24. T; 5432 S y