Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 21 DE MAYO DE 1932, EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 31. LOS TRIBUNALES DE JUSTICIA En la Audiencia: Una pedrada al banco azul en el Congreso. Vistas señaladas para hoy, atentado a mano armada (artículos 263 y 264) en el que concurre la agravante 19 del artículo 10 (cometer el delito en lugar lina pedrada al banco azul en el Con- sagrado, en los palacios de las Cortes o del jete del Estado, etc. y a cuyo hecho pugreso nible le es aplicable la eximente de locura Ángel Escribano arrojó una piedra al he- incompleta (primera 3 el artículo 8. Por miciclo del Congreso la tarde del 26 de fe- ello solicita siete meses de prisión correcbrero último. Recentísimo el hecho, 1 0 hay cional e indemnización de las 200 pesetas 1 para qué detallarlo, pues seguramente se que importó el cristal de la mampara donhalla en la memoria de todos. ¿Por qué la de la piedra rebotó... arrojó? Ni él mismo lo sabe. Quizá porque A continuación informa el abogado señor se trata de un sujeto cuyos actos, como Fraile, quií: n defiende los intereses del Esafirmaba ayer en la Sección cuarta el doc- tado, coincidiendo en otros puntos con el tor Villaverde, aclarando algunos concep- representante de la Ley. Y se suspende el tos del luminoso y extensísimo informe pe- juicio para hoy, aunque en realidad puede ricial, que otro colega suyo, en representa- considerarse terminado, ya que el Sr Bación de los siete doctores que a estrados rrena, si bien califica de daños y solicita! subieron, hubo de leer, tienen siempre el la absolución de su patrocinado, lucha sin carácter de lo absurdo, puesto que carecen contrincante, desde que fue reconocida la de finalidad... Porque no disponía, al lan- circunstancia de exención a que hacemos zar el pedrusco, de los frenos necesarios referencia más arriba. para impedir que su actividad saliera de la I Lo que realmente separaba al defensor, zona normal. Por tratarse de una persona- de las acusaciones y éste, por lidad psicopática. Porque, aun no pudiendo la comprensión deera el castigo, ha puesto a un fiscal, se ser clasificado entre los locos, exista en él un proceso larvado... El hecho es que arrojó la piedra, que tampoco se sabe contra quién iba dirigida, porque en un principio afirmó el detenido que se proponía tirarla contra el mitro de la Gobernación y más tarde, ya ante el Juzgado, asegura que la destinaba al señor Largo Caballero... Dudas, contradiccioaes, y aparte de la ridiculez de que adolecen las agresiones en tal forma realizadas (nada más salvaje y brutal que el martirio de San Esteban, pero nada más grotesco que tirar una piedra y huir o esconder la mano) una conclusión que, por derivarse del informe de los peritos médicos, se acepta por la defensa y casi, casi por BLANCO Y NEGRO publica la acusación. mañana los siguientes: Ángel Escribano no podía medir normalmente ¡a trascendencia del acto que realizaBenaveisle y u n a isiEervlú ba... Así los términos de la cuestión se simplifica el problema de tal modo, que en fracasada realidad desaparece... por Felipe Sassone Favorable el dictamen pericial, ineficaz la prueba de testigos, es el hecho mismo, U a aiMguiáiecfo de la Patria s es el propio delito, la mejor defensa de Ángel Escribano, puesto que reajizó su (O. I t i a n C. Cebrián) agresión sin que la voluntad interviniera... por R. Blanco y Caro. Insistimos, recordando las palabras del doctor Villaverde. Fue un acto absurdo, inl n monuniento a Sorolla, comprensible y, por ende, impropio de un individuo normal... frente a i rasar El Sr. Granados, hombre joven, intelipor Carlos Revenga. gente, comprensivo, tiene acerca de su misión como fiscal un criterio tan r progresivo Los escritores y el origen como acertado y justo. ¿Por qué ha de cecíe su- vocación rrar los ojos a la evidencia el representante de la ley? ¿Es que así la defiende mepor Juan del Sarto. jor? En el caso de ahora ha convencido a D. Mariano Granados la formidable prueEl IsospíSaE de sacerdotes ba pericial que en el juicio se practica, y así lo reconoce y lo proclama. por José L. de Lerena. -El hecho es vulgar- -dice- y de no haberse cometido en el Congreso nadie le huPaSoioejáa d e Napoleón biese concedido importancia, porque tampor el Dr. Fernán Pérez. poco tiene exponente político alguno... Desecha la aplicación del artículo 173 del Congreso de Titulares Código penal, que castiga al que injuriase Mercantáles gravemente a algunos de los Cuerpos Colegisladores, porque el acto de Ángel Escripor Rodolfo de Salazar. bano no envuelve una injuria. Tampoco puede encuadrarse en el precepEl c v s de derechos de to 174, que habla de los que perturbaren los autores teatrales gravemente el orden de las sesiones en las Cámaras, puesto que la agresión casi pasó por Francisco Casares. inadvertida... ííay que reo cer que ht trata de un tono con la efectiva trascendencia del hecho delictivo. El triunfo está logrado. -Manuel Tercero. Vistas señaladas para hoy Sala primera. -A las diez y media: Kecurso contra sentencia de Valladolid sobre reivindicación fincas entre Mancomunidad del Condado de Miranda y el Ayuntamiento de Cerceda. Letrados, Sres. Gullón y. G. Sánchez. Admisión contra sentencia de Sevilla sobre nulidad de contrato entre Mazariego y; Xíménez! Letrado, Sr. Alonso. Sala segunda. -A las once: Querella sobre prevaricación. Sala tercera. -A las diez y media: Don José María Tarrets sobre exclusión del actor del Sindicato de Almacenistas de Car bón. Letrado, Sr. Puig de Asprer. Sala cuarta. -2 ío hay señalamientos. Sala quinta. -A las diez y media: Recurso contra sentencia de Laredo soDra pago de horas entre Echevarría y Lorenzo. Letrados, Sres. Guerra del Kío y Sánchez Rivera. Recurso contra sentencia de Canjáyar sobre indemnización entre García y González. Letrados, Sres. B. edondo y Martínez, Sala sexta. -A las diez: Auditoría de la primera división orgánica. Insulto a fuerza armada. Sala segunda. -A las diez: Don Juaw Alonso con D. Emilio Romero sobre pago de pesetas. Don Manuel Santos con Ferrocarriles del Norte sobre pag- o de pesetas. hurto. Sección segunda- -A las diez y media. Causa por hurto. Letrado, Sr. Solís. Causa por tentativa de estafa. Letrado Sr. Pérez. Causa por hurto. Sección tercera. -A las diez: Causa por. hurto. Letrado, Sr. Valero Martín. Sección cuarta. -A las diez: Continúa la vista de la causa por atentado comenzada ayer. Causa por daños. Tribunal Supremo En Ja Audiencia Audiencia territorial Sección primera. -A las diez: Causa por Audiencia provincial ríales Se presentaron tinas treinta novelas, entre ellas obras de Valle- Inclán, Zamacois, López de Haro, Díaz Fernández, José Más, Mariano Tomás, Eugenio Noel, Hernández Mir, etc. La ponencia no estuvo conforme al apreciar el mérito de las novelas, y sometió cuatro de ellas al voto de la Corporación en pleno: Tirano Banderas, de D. Ramón de Valle- Inclán; Tesoro de los monfies, de Menoyó Portóles; Semana de pasión, de Mariano Tomás, y El convento de los reyes, de Guillermo Hernández Mir. La Drimera votación dio el siguiente resultado: Tirano Banderas, once votos; Semana de pasión, ocho, y. El tesoro de los, monfies, seis votos. No habiendo mayoría absoluta para ninguna de las novelas e procedió a nueva votación entre las dos que habían alcanzado mayor número de sufragios. Segunda votación: Semana de pasión, trece votos; Tirano Banderas, doce; en blanco, un voto. Como tampoco hubo mayoría absoluta, se procedió a la tercera votación el jueves último, que dio el siguiente resultado: La corte de los Milagros, de Valle- Inclán, diez; votos; Semana de pasión, cinco; en blanco, ocho; Tirano Banderas, dos. En vista del resultado de la tercera votación se declaró desierto el concurso. En algún Centro literario se dijo ayer qué tal vez se tome por la Academia un nuevo acuerdo, repartiendo el premio entre les dos autores que han tenido má- s votos. SOBRE EL PREMIO FASTENRATH W