Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r Á B C. BOMINGO 24 DÉ ABRIL DE 1932. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 49. la memoria de D. Torcr. ato, el fundador da A B C Recoge emocionado los conceptos y: la ovación, agradeciéndolos desde lo intimo de su alma. Añade que desea señalar un hecho, y es el de encontrarse reunidos en la solemnidad que se celebra el ilustre escritor cjue obtuvo el primer premio de la Fundación Mariano de Cavia, D. Dionisio Pérez, y el que lo ha ganado últimamente, que es el escritor a quien se agasaja. Las palabras del Sr. Rodríguez Santa María son acogidas con calurosos aplausos. Habla luego el Sr. Giménez Caballero. Maninesta que los oradores precedentes se han referido al banqueteado, pero no al banquete, del cual va. a ocuparse el. Dice qué conoció a González- Ruano cuando éste militaba en- vanguardismo. Añade que todo banquete es una comunión espiritual y pretende desentrañar el carácter derechista o izquierdista del que se celebra. Lo considera como un bautizo de tránsito, en que González- Ruano se traslada de la izquierda a la derecha. Entiende que el cuerpo nacional se halía dividido, considerándose piezas sueltas la derecha de la izquierda. Censura el mestizaje y la hipocresía, que lleva a muchos a actuar en un sector, estando en espíritu en otro. Esta hipocresía se daba en la Dictadura pasada y en la República presente, que necesita una ley de Defensa. Afírma que la salvación de España está en lo corporativo, haciendo que lo ideal se funda con la masa y que se dé a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César. El. Sr. Giménez, Caballero fue ovacionado. Le sucedió en el discurso D. Ramiro de Maeztu, que al comenzar dedicó un elogio al Sr. Sassone por haber tenido un recuerdo para el autor del Quijote. -Da; luego las gracias a los que colaboran al homenaje y a los que han intervenido con sus palabras, señalando particularmente al fundador del premio y a la Dirección actual de A B C. Glosa después con gran profundidad de pensamiento el asunto de la crónica premiada. El tema del niño abandonado. No es un caso esporádico. Y cita obras de Jbsen en que se reivindica el derecho de la madre a abandonar a su hijo, y el ejemplo de Rousseau llevando al hospicio a los suyos. Deduce que hay muchos niños abandonados y termina afirmando que se debe crear un mundo social en que nadie pueda abandonar a sus hijos. La honda oración del Sr. Maeztu levanta grandes aplausos en el auditorio. El Sr. Cuadra Salcedo recoge luego en un elocuente discurso- la necesidad, de que haya unión entre la Prensa de la derecha y la de la izquierda en beneficio de los problemas nacionales. Dedica un recuerdo a Erasmo, que, no obstante sus radicalismos, mereció elogios de Francisco Vitoria. Afirma que habla en representación de la peña- del café de Recoletos y recoge el sentido de hispanidad que hay en la obra de Ruano, ai que considera como una fusión del carácter montañés y el castellano. Reivindica luego la personalidad de este escritor para el grupo pirenaico, y cree que en su triunfo está comprendido todo el periodismo español. Tiene frases elogiosas para, la vida y la obra de D. Torcuato Luca de Tena, termina pidiendo que los ramos de flores que adornan la mesa sean enviados a la madre y a la esposa de González Ruano. Grandes aplausos acogen la brillante pieza oratoria del marqués de los Castillejos. Al levantarse a hablar el Sr. Ruano es saludado con una ovación. Dice que siempre íué hombre tímido, y que en previsión de no hallarse con recursos oratorios trae escrita dos cuartillas, que leerá a los concurrente, como si se traíase de un artículo de la noche. Señala para todos su agradecimiento emocionado, y da! gracias a Dios que le permite emocicnarse aún BANOUETE A D. CESAR GONZALEZ- RUANO EN CELEBRACIÓN DEL PREMIO MARIANO DE CAVIA Anoche, en el restaurante Tournié, se celebró el banquete organizado en homenaje al brillante periodista César González Ruano por la obtención del premio Mariano de Cavia del año actual. Asistieron m p de trescientos comensales, figurando entre ellos los nombres más prestigiosos de la literatura y el periodismo, así como de otros sectores de la actividad madrileña, razón por la cual nos creemos dispensados de dar nombres de concurrentes. En. la presidencia sé sentaron con el aga- sajado los Sres. Pujol; Maeztu, Marquina, Royo Villanova, marqués de Quintanar, la redactara; de Informaciones señora Remée de Hernández, y los Sres. Tarduchy Ruiz de Albéniz. El subdirector de A B C, señér Santa María, ocupó el puesto inmediato 5 a la izquierda; del festejado, por encontrarse ligeramente, indispuesto nuestro director, el marqués de Luca de Tena, y no haber podido asistir. Sí debemos hacer constar que entre los concurrentes estaba toda la Redacción de nuestro querido colega Informaciones, de la que forma parte el Sr. González Ruano. Pe- la ¡Redacción de A B C y Blanco y Ne: ígró, hubo también nutridas representaciones, entre ellas, el director del último periódico citado, D. Fernando Luca de Tena. Transcurrió la comida en un ambiente de eja- maradería. Al final se leyeron numerosas adhesiones de personalidades de Madrid y provincias españolas, y otras de Francia, Portugal y Marruecos. Por igual razón no podemos tampoco consignar nombres, citan do únicamente una adhesión muy original de D. Jacinto Benavente y. otras, muy cariñosas de Rodríguez Marín y Manuel Bueno. También se leyó una carta de D. Juan Ignacio Luca de Tena, excusándose de asistir por motivoj de salud y adhiriéndose al homenaje con frases levantadas, que suscitaron Un caluroso aplauso de la concurrencia. su vida de bohemio y sentimental, y le saluda como a capitán de las letras hispanas, ya que las letras, ahora más que nunca, son una milicia en España. Una ovación acoge las elocuentes palabras del Sr. Pujol. Le substituye en el uso de la palabra el Sr. Montes, catedrático y redactor de El Sol. Comienza aludiendo a cierto curso de literatura en que un alumno llevaba como texto un libro de González- Ruano sobre Larra. Dice que temió por la suerte del literato al verle convertido en periodista, pero- que se tranquilizó al observar que lo que mejor cumple en España con su deber es la Prensa. Dedica luego encendidos elogios a la labor periodística, afirmando que hace una labor más grande por. la cultura patria que la misma Universidad. Deduce de ello que. Ruano ha ganado, en vez de perder, al hacerse periodista. Define el periódico como actualidad y eternidad, deduciendo que es asimismo el arte de Gqnzález- Ruano, al que compara a Larra en todo menos én lo de suicidarse. Alaba las grandes formas del. periodismo moderno en la interviú y el reportaje; creyendo que en la obra de Ruano, dado su temperamento lírico, el reportaje y la interviú eran un pretexto para vaciar sus dotes de sentimiento y poesía. Manifiesta que hay tres formas de escritor: el doctor, el gentilhombre y el profeta, habiéndose reunido las tres en este periodista. Por su filiación política unas veces parece de la izquierda y otras. de la derecha, cuando en realidad es sólo un hombre íntimo que lucha por la verdad y la justicia. Habla después de la evolución de la vida española, relacionándola con aquella que ha podido observarse en este escritor, para deducir como causa que González- Ruano se ha encontrado a sí mismo. Por ser sincero con su espíritu merece respeto de todos, pues ha demostrado que le impulsa la sed de verdad. El orador desarrolla ampliamente estos conceptos y es ovacionado calurosamente al terminar. Los discursos Es concedida la palabra a continuación a empieza saludando al Terminado el banquete, hizo el ofreci- Felipe Sassone, que nombre de César, que homenajeado en su miento, en nombre de la comisión organiza- ya implica ser vencedor. Desde el primer dora, el director de Informaciones, Sr. Pu- momento le adivinó como tal, porque se lo jol, que alabó los méritos literarios del aga- decía la misma presencia del luchador que sajado, señalando los matices de gracia y le recordaba en gesto y en conducta a Endonosura en que abundan sus escritos. AluCarrillo. dio a la complejidad de su talento y a su fina rique Gómez, un bello parangón entre este Sigue con sensibilidad, que le permiten poner siempre ilustre cronista y González- Ruano, haciendo gran enjundia en su. producción literaria y intervenir en el discurso la otra figura páperiodística. Entiende que el acto que se ce- lida y sentimental de Veflaine. Como Calebra envuelve una reparación y. es un acto rrillo es el homenajeado poeta y mosquetede justicia, al que se han adherido- persona- ro, y en sus andanzas lidad. es de todos los sectores, sin partidis- también la figura de románticas recuerda Alonso Quijano, a mos, por ser una compensación de los años cuyo creador, D. Miguel de Cervantes, se amargos que precedieron al triunfo. que habla. Cree que sólo pueden estar enfrente de conmemora en el momento encrónica preHace una alusión a la bella ésta glorificación aquellos que ven con tris- miada sobre el niño perdido, y después de tesa todo bien ajeno, los que tienen el hí- una cfta del Dante termina brindando corgado en el lugar del corazón. Añade que efusivamente, por el del pre los. Sres. March y urdirías, de la Empresa dial, y por lá memoria del ganador instituyó. que lo le Informaciones, se. han adherido al acto. mio Grandes y prolongados aplausos subrayaAlaba al Jurado que ha discernido el premio y dedica frases elogiosas, a su funda- ron el poético discurso del Sr. Sassone. Se levanta a hablar después el Sr. Ro. dor, D. Torcuato Luca de Tena. Esta evocación es acogida con una entusiasta salva dríguez Santa María; subdirector de A B. C, de aplausos. Dedica luego un elogio; al con- quien asegura que no piensa hacer- uti. distinuador de la obra de aquél, D. Juan Igna- curso que pueda alargar el acto, sino que cio Luca de Tena, saludando a la represen- habla por cumplir con üri deber ineludible. tación de éste en el banquete, Sr. Santa Representa eri el acto al marqués de Luca de Tena, y ha de responder a las frases María. Termina deseando que el premio adjudi- laudatorias que ha oído al Sr. Pujoly alos cado a González- Ruano sea el téfmino de aplausos dedicados por los concurrentes a La presidencia. Concurrentes