Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ffk, B. H C J U E V E S DE ABRIÍS DE Í 932 EDICIÓN DE LA MAKfANA; PAO. 41.1 dir otros en la pintura del medid, -en- la es grima del diálogo. El fraseo de las espadas! en buen asalto entre maestros se parece mucho a la agilidad de esta conversación. Y; aquí es preciso reivindicar una gran parte de las alabanzas para el arreglador de la obra a nuestro idioma. Quien no conozca el dominio del léxico que tiene Tomás Borras 110 extrañará que su sintaxis haga parecer de primera hornada una obra con toques y retoques internacionales. Pero es que el adaptador ha hecho algo más que ponerla en literatura castellana, pues le ha dado también el espíritu moderno, desenfadado y femenino que supo adjudicarle una pluma di mujer. Se había anunciado que la obra era de acentuado realismo -La escabrosidad se contiene en el proceso dubitativo de la damita del lance, que, después de provocar la entrevista amorosa, no sabe si irse o quedarse. El público adivina que se quedará, y no rechaza el acentuado realismo más que por lo que tarda la damita en resolverse. Todos los actos fueron acogidos con grandes aplausos, el último con más fervientes. Tomás Borras se posesionó excesivamente a nuestro juicio de su secundario papel de adaptador y no quiso salir a escena, remitiendo todos lo: aplausos para la autora. Carmen Moragas hace este género inimitablemente. Su ductilidad de actriz le permite un verdadero lujo. de matices sentimentales. Femenina, femenina como la mejor intérprete centroeuropea que haga esta comedia. Muy bien el galán Sr. De Juan y el veterano Yuste; superior el Sr. De Diego. -A. C. Cervantes: La rica de Mombeltrán Gran libro de zarzuela, se ha perdido el maestro Guerrero con el titulado romance serrano, estrenado anoche en el teatro Cervantes por la compañía de Margarita Robles y Gonzalo Delgrás. El maestro Guerrero precisamente, dado el ambiente castellano que él ha sabido interpretar musicalmente con. tanto acierto en otras ocasiones. Cuantos reparos pudieran formularse a la obra en tres actos de D. Fernando de Lapí y D. Luis Rodríguez- -quien oculta en los carteles su nombré bajo el seudónimo de Luis Be Meco- -hubieran podido quedar embebidos en la gracia de unos cantables y de unas jotas castellanas. La obra está escrita en verso, y a lo largo d e ella los- actores recitan estrofas des- criptiyas, algo reñidas con la realidad de la escena, pero innegablemente bellas y bien compuestas, que están pidiendo unos compases. Los propios autores advierten en algún pasaje de la obra esta necesidad y hacen intervenir a uno de los personajes en pleno plan zarzuelero, entonando una canción popular de la sierra, muy bien acogida por el público. Los vestidos pintorescos de los clásicos campesinos de Avila, con el mantillón de terciopelo y el gracioso sombrerete de paja usado por las mujeres, son nuevo elemento decorativo que anima, la composición escénica. Los autores usan del verso, en variedad de clases y medidas, con gran acierto y dominio del ritmo y de la musicalidad. Él público, muy propicio a aceptar con el mayor entusiasmo la forma poética en el teatro, acogió la obra con gran complacencia, obligando a los autores a. salir repetidas veces a escena al final dé todos los actos. Margarita Robles y Gonzalo Delgrás interpretaron con acierto sus respectivos papeles y dieron al verso toda su expresión, acompañados inteligentemente por las señoritas Ciechet y Carmona, y los actores seíípres Oltra, Jardio, Venegas y domas intérpretes de la obra. Ésta representa un nuevo y halagüeño éxito para los autores de El cura de almas y otras aplaudidas producciones. TEATROS, CINEMATÓGRAFOS Y CONCIERTOS EN ESPAÑA Y EN EL EXTRANJERO Informaciones teatrales. Esta noche o nunca La rica de Mombeltrán Informaciones musicales. Guía del espectador. Cartelera madrileña. tisfacción haciendo un éxito a la obra por gentil o desenfadada. De este género es Esta noche o nunca, comedia original de una escritora húngara, Lily Hatvani, traducida por Tomás Borras y puesta en el escenario del Cómico. Comedia dé línea sencilla, en que todo se Cómico, Esta noche o nunca fía a la agilidad del diálogo y a un peEn una ciudad alemana de segundo or- queño misterio, que se aclara al final. El espectador alemán va el éxito de den. ¿Es una ciudad universitaria como la obra paso a paso, haciendotiene dociliporque Bonn o Gotinga, donde los estudiantes con- dad bastante para esperar. El espectador ciertan duelos entre bock y bock y conclu- español, en una obra como ésta, hace el yen cantando el Gaudeamus ígitur, júvetíes éxito el secretillo del desdumsitmus? ¿Es una ciudad industrial como enlace allefinal, cuandorazón y la importanexplica la las del Ruhr o Westfalia, ciudades textiles cia de muchas cosas que han ido sucedienmodestas, como ElberfekTo Bármen... ¿Es do. Las geográficas más presuntuosa como Ratisbona, por tener en vano latitudes idiosincrasia no cuentan para la de los esel Walhálla, o Koenisberg, por haber alo- pectadores. jado la Crítica de la razón pura? ¿O es una En Esta noche o nunca, el éxito, débil ciudad militar como Spandau o Potsdam... De cualquier modo, es una ciudad que en los dos primeros actos, liega luego fuertendrá muchos bierhaües, donde unos hom- te a la conciencia del público, como caído bres apacibles y rubicundos alzarán muchas del cielo. La sencillez del argumento, el deveces sus vasos exclamando ¡prosit! don- tallismo en la psicología de los personajes de, abierto el apetito, se saboreará la chu- que a la impaciencia española resultan gráprute y donde en alguna ocasión, cuando vidos, adquieren más tarde todo el valor que el cuerpo pida bulla, irán los hombres ru- le adjudicó el comediógrafo, cuando éste bicundos y apacibles al kneipe a ver las ale- da la explicación final. He aquí por qué este hombre no tenía inconveniente en apagres chicas de la ciudad de que se trate. Pero de ordinario, en esta ciudad irá la recer como gigoló, como chulito, dígase en ente por la noche al teatro, donde se re- español. fie aquí por qué se jugó tantas presentan unas comedias dulces, sencillas, veces. en la comedia el buen resultado de en las que se conciertan el viejo idealismo; su farsa. He: aquí por qué se jactaba de germánico con el moderno realismo alemán, merecer el corazón de la amada. Porque pero sobrias y melódicas siempre. El públi- en cualquier momento. de su ficción podía co, optimista y afable, se sienta a escuchar haber puesto las cosas en su punto. Pero unas suaves ingeniosidades con las que se él quería apurar el argumento, verse amadesarrolla upa pequeña intriga, y cuando do por su exclusivo mérito personal. las ingeniosidades acaban, muestra su saA este acierto de confección hay que aña- Informaciones y noticias teatrales En Madrid JUAN, CAKMEN MORAGAS Y LEOPOLDO DE DIEGO, PRINCIPALES INTERPRETES DE ESTA KOCHB P NUNCA ESTRENADA EN El CÓMICO