Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A, B. C VIERNES 25. DE MARZO DE 1932. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. -20. HOMENAJE DE MÉDICOS Y FARMACÉUTICOS AL SR. LERROUX El jefe radical afirma que el Gobierno futuro será presidido por él La concurrencia La Junta nacional dej partido radical continuó ayer la serie de los actos de atracción de los elementos técnicos dé España con un banquete de médicos y farmacéuticos, bajo la presidencia de D. Alejandro Lerroux. Con éste se sentaron en la mesa presidencial los Sres. Martínez Barrios, Abad, Conde, Estadellas, Altabas, Velasco, Cordero Bell, Lara, Borrajo, Paraíso, Terreros, Torres Campaña, Río Ortega, Barra, Jimeno, Bardají, Valera de- Seijas y doctora Soriano. Asistieron los- médicos Sres. Moliner, Perrero Pardo, Var. ela de Seijas, González Triviño, Vélez Gosalvez, Calzada Lázaro, Fierro Izquierdo, Rodrigo Lavín, López Mora, García Triviño, Loraque, Escribano Alvarez, Bardají, Ázorín Blanco, Villamor, Serrano González, Bermejo Sanmartín, Lorenzo Cortés, Dones, Ripollés, Armengot, González, Giener Lámar, González Cienfuegos, Esquerdo, Estévanez (hijo) Rodríguez, Rodríguez Nogueras, Alegre, Sánchez Moya, Sainz Ugarte, Colmenar, Esteban Bravo, Franco, Navarro Serret, Rubio, Serra Amadeo, Bergasa, Vélez Calderón, Diez y del Pino, Martínez Enríquez, Garfia Crespo, Gil, De la Fuente, Rodríguez Díaz, Jiménez Encina, Arce, Castell, Verdes Montenegro. Zuluaga Martínez, Moreno López, Penco Cabaníllas, Soriano Fischer, Roca Sánchez, Del Río- Hortega, González Bernal, González Diez, Contle Albornoz, Folch jou, Iveas, Asensio Aguado, Cañete Munuera, Morejón, Cortés, Moreno y Rubio, Castro Fernández, Esteban, Moral Selgas y de León, Esquerdoj Estévanez (padre) Escríes, Del Pino, Blanco Triviño, Seijo Peña, Martín de Nicolás, Alfonso y Prado, García e Hurre, Martínez, Gómez de la Mata, Camino Galicia, Nafría y Gómez, San Pedro, Lozano, Puente Juante, Castro, Mobili Guitta, Benito, Viades, Muñoz y Antuñano, Nieto, Cirajas, Jiménez Encina, Martínez Nevot, Alonso, Sentrisch, Torres, Ibarrola, Buézas, Trujillo, Carballedo y Agulló. Los farmacéuticos que asistieron fueron los Sres. Pascual, García Revenga, Eraso Esparza, Zúñiga Baños, Peña Guerau, César López, Eraso Esparza, Gracia Dorado, López Pinedo, López Ciudad, Soler Royo, Baras y Ríos, Alfonso y Prado, ComasMata y Pérez y López de la Fuente. ren 120, y el índice de enfermedades evitables es realmente aterrador. Dice que hay que dar a la sanidad una unidad de orientación y substraer a la sanidad rural del caciquismo. Pide la creación del ministerio de Sanidad, que es una aspiración de toda la- vida del partido radical, y ruega a los reunidos que hagan ponencias y luego se estudien éstas en una Asamblea sanitaria. Pone como ejemplo del descuido sanitario de. España, la existencia de. 300.000, palúdicos, que son 600.000 brazos inactivos, lo que representa un capital de cien millones de pesetas substraídos a la economía nacional. Termina diciendo que el partido radical no aspira a resolver de golpe este gran problema español, pero recuerda una frase del Dr. Letamendi, en la que decía que si un loco quisiera tirar piedras a la luna, no lograría tocarla, pero, en cambio, resultaría un excelente tirador. Hablaron después los Sres. Bardají, inspector provincial de Sanidad; Sotero y Aras, farmacéutico; Río Hortega, catedrático; Cordero Bell, diputado y farmacéutico, y Pompeyp Jimeno. presidente del Colegio Farmacéutico. Todos expusieron diversos aspectos del problema de la sanidad en España, y dedicaron entusiastas elogios a D. Alejandro Lerroux. Habla el Sr. Lerroux. No se puede gobernar ni sin mí ni con tra mí Al. levantarse el jefe del partido- radical fue objeto de una ovación calurosísima. Tengo derecho a llamaros correligionarios- -dijo- -porque habéis yenidp a partir conmig o el pan y lá sal. No es éste un homenaje a mi persona, que es demasiado modesta para recibirlo dé vosotros. Es un acto de presencia paja las que nos creen huérfanos de intelectualidad y hablan de la penuria científica de los radicales. Es, al mismo tiempo, un acto de humildad, po rque el partido radical necesita de todos los elementos técnicos y de todos los elementos intelectuales de España. Yo vengo de continuar esta obra de apos tolado en la provincia de Valencia. Traigo los ojos y el corazón lleno de aquellas maravillas; y también los traigo rebosantes de las tristezas que adiviné debajo de aquella hermosura, tristezas que están pidiendo nuestro esfuerzo inmediato, como la tierra lo pide del arado. Aquel recibimiento que me exaltó a cumbres que yo no merezco, realizado por todas las clases sociales valencianas, lo tengo grabado en mi corazón, entre otras razones, porque me di cuenta perfecta de que el partido radical es el único íjué puede consolidar nuestra República. Yo pude apreciar que debajo de los arrozales de la gran tierra- levantina hay una causa morbosa que necesita ser reducida, y pensaba que allí, bajo aquel cielo espléndido y aquel sol luminoso, hay gérmenes de paludismo, que son una afrenta para el Estado, y que vosotros estáis en la obligación de extirpar en un futuro muy próximo. Poco después, al pasar por las carreteras, leí en los carteles indicadores esta leyenda Zona de precaución escolar y pensé en cuántos de aquellos niños no podrían llegar a la virilidad, por incuria y abandono del Poder público- A evitarlo debe tender una política sanitaria bien orientada, y sobre todo estáis vosotros, médicos y farmacéuticos, que debéis colaborar en esa política, con el fin de que el coeficiente de mortalidad de España no nos avergüence ante el mundo. Siguiendo mi viaje, más lejos, en la huerta, pude apreciar una convivencia de hombres y animales que me horrorizó. Ante el espectáculo de. miseria fisiológica producida por ese hacinamiento, falto de toda idea profiláctica, yo pensé, que la augusta clase médica está llamada a realizar; una honda transformación del país. EL médico tiene una. gran misión que cumplir, y la polítir ca está en el deber de facilitársela. Tenemos ya la República, y ésta o es una farsa o tiene que resolver todos los problemas que el régimen caído dejó en pie. Yo lie dicho muchas veces qué gobernaré. Ahora digo que ya estoy gobernando, porque se gobierna de muchas maneras, y una de ellas es la- de servir como punto de referencia y de comparación y la de ejercer una fiscalización estricta. Yo he dicho también que la República podía gobernar sin mí, pero no contra mí. Y- ahora añado que ni contra. m ni sin mí. Gran ovación, que dura largo rato. Yo me he formado en Ja calle. No he tenido otro libro que la realidad. Mi profesión periodística me ponía en condiciones extraordinarias para comprenderlo todo, y pensé y siempre dije que el. país pedía la creación de un nvnisterio de Sanidad par- a resolver los múltiples problemas que la salud plantea en España. En un párrafo bellísimo, que es ovacionado con gran entusiasmo, entona uii canto a la razaí y dice que ésta, por su grandeza y por su porvenir, tiene que iintensificar la natalidad y disminuir el coeficiente horroroso de mortalidad, que nos coloca en urj ínfimo lugar dentro del mundo. El Gobierno futuro, que es el mío, y, no admito interposiciones (Estalla una ovación, que interrumpe al orador algunos segundos. dirá que importa mucho la defensa nacional, pero que importa más la defensa del individuo. Se refiere a un médico de Alcira con quien comió hace dos días, y que permaneció, alejado de la política, 5 porque ésta siempre se mostró esquiva a las profesiones liberales. No hay amnistía para la Monarquía- -añade- que alejó del Poder y de los cargos públicos a las profesiones libérales. También estos elementos son recibidos co- ti hosquedad por determinados partidos republicanos, como si no fueran más dignos los que permanecieron v neutrales en las luchas políticas que los que, -siendo republicanos, se retiraron a la comodidad de la vida privada y surgieron cuando el régimen triunfó. Pide ponencias a los médicos allí reunidos para redactar el decretó de creación del ministerio de. Sanidad Nacional, que llevará, muy próximamente a la Gaceta. Termina diciendo qué su Gobierno, de voluntad y energía para el mantenimiento del orden, será al mismo tiempo con los. elementos técnicos que rodean al partido radical el Gobierno de la intelectualidad es pañola. Una gran ovación acogió las últimas palabras del Sr. Lerroux. Ofreció el banquete el Sr. Torres Campaña, quien explicó el alcance de la reunión y dio cuenta de las numerosísimas adhesiones recibidas de toda España. El Sr. Estadella, en nombre del Comité ejecutivo del partido radical, dijo que éste siente sobre sus hombros la próxima res- ponsabilidsd del Poder y tiene que acudir a leís elementos técnicos de España para que resuelvan los problemas, que en la actualidad hay planteados. Añade que es preciso resolver en España el problema de la sanidad, y dice que en el Congreso de Roma, se leyeron estadísticas de 38 países europeos, y en ellas figuraba España con. la cifra más siniestra de mortalidad, después cíe Rumania. Añade que murieron en el año pasado en España 30.000 tuberculosos, lo. que significa una cifra de enfermedad de 300.009. De i. Opo niños mue- discursos FEDERACIÓN TAQUIGRÁFICA ESPAÑOLA El premio Cortés El domingo 26 dé abril próximo, a las diez y media de la mañana, se celebrará, en el domicilio social de la Federación Taquigráfica Española (Jovellanos, 5, bajo, derecha) un campeonato entre efderados y, ño federados, para optar al premio Cortés, consistente en 250 pesetas y un artístico diploma de la F. T. E. La prueba consistirá en un ejercicio dictado a velocidad superior, a 150 palabras por minuto en cada uno de los diez que tendrá de duración el ejercicio. El examen y calificación de los trabajos serán públicos. Caso de empate entre los concursantes, podrán realizarse- otra u otras pruebas, a mayor velocidad, pudiendo- declararse el premio desierto si ninguno de los actuantes, lo mereciera.