Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
a RU GBY HABLANDO CON EL PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN CASTELLANA El rugby madrileño camina lentamente, pero con seguridad, hacia el éxito. Ello es debido exclusivamente al tesón y desvelo de un pequeño grupo de entusiastas, que no desmayan ante las- innumerables dificultades que encuentran. en su camino. A su cabeza figura D. Ambrosio Ristori de la Cuadra, joven jefe de brillante carrera mi? litar y entusiasta deportista, presidente de la Federación Castellana y vicepresidente de la Federación Nacional. A él nos dirigimos para que, nos dé su opinión sobre el, estado actual y porvenir del rugby madrileño nos recibe con su característica amabilidad. -Amigo Ristori, quisiera conocer su opinión sobre el desarrollo de ¡rugby y los proyectos de la Federación. -Con mucho gusto. Mi opinión es francamente optimista. Creo que conseguiremos implantar el rugby como uno de los depo tes preferidos si ustedes, los periodistas, continúan favoreciéndonos, como hasta ahora. Los aficionados madrileños han demostrado repetidas veces la simpatía con qué yen la actuación de nuestros equipos. ¿Qué impresión tiene usted. de la. actuación del equipo de selección española en Rabat y Casablanca? -Estoy satisfecho, no sólo de su actmción- deportiva, sino también de su perfecto comportamiento durante toda la excursión. No es de extrañar que se perdiera ei primer partido, pues hay que tener en cueata el largo desplazamiento que nos vimos obligados a efectuar, lo que restó condiciones a nuestros jugadores. En el segundo partido, ya más descansados, logramos un empate, a pesar de luchar contra enemigo de mejor calidad. Mire; aquí, sobre ia mesa, tengo precisamente algunos periódicos franceses, cuyos comentarios le darán una idea de la grata impresión que hemos dejado por aquellas tierras. Para conocimiento de nuestros lectores, y radas a la amabilidad del Sr. Ristori, trauciremos algunas opiniones de la actuación de los ruggers españoles. La Vigié Marocaine ...Debemos felicitar igualmente al equipo español por su corrección, su deportividad y su valor. Aunque noveles en rugby, ios jugadores españoles nos han demostrado poseen excelentes condiciones; ia excelente demostración del equipo español dejará grato recuerdo en Marruecos. Dentro áp poco tiempo, los mejores equipos deberán contar con ellos; son muy rápidos; sus delanteros, -bastante atléticos, acosan sin cesar; no practican el juego cerrado; abren sin cesar, prefiriendo el juego a la mano; la inelée, formada con rapidez, empuja mucho, poseyendo un talonador de gran clase; las totiches son jugadas con corrección y acierto, teniendo los terceras líneas gran habilidad. Sus trescuartos realizan bonitos avances, siendo su zaguero un jugador de clase verdaderamente internacional... La Presse Marocaine: Los españoles nos han dado una agradable sorpresa. No esperábamos tanto de ellos, debido a su reciente incorporación al rugby internacional. Su juego es claro y preciso. Huyen de la jugada personal, que para ellos es desconocida. Es el conjunto, el que juega. El balón va constantemente. de mano en mano. Su pía caga es seguro y decidido. Creemos que el equino de Marruecos debe entrenarse cui- Lo que opina la Prensa marroquí de la reciente expedición española. dadosamente. para resistir a los españoles en su casa- Les Sports Marocains: En resumen, los españoles jugaron con Una- corrección ejemplar, que debieran imitar nuestros- jugadores en el campeonato. Atacaron con decisión, placando magistralmente a las piernas. Han i hecho una gran demostración de juego abier- to, jugando- según; el verdadero espíritu del rugby... f -Mis felicitaciones, Ristori. -Gracias, en. nombre de los muchachos. ¿Qué preparan ustedes para esta temporada? -Proyectos tenemos muchos, y deseos de realizarlos no nos faltan; veremos si lo, logramos. Dentro de pocos días empezará el campeonato universitario, que será muy interesante, no 6 Ólo por lo ig ualadas que están las fuerzas de los equipos, sino también por el gran número de noveles que engrosará nuestras filas. Finalizado este cam- peonato, empezará el regional, que será más reñido que el de la pasada temporada, pues contamos con dos e- quipos más, la Gimnástica y la Tranviaria. En abril jugará en Madrid la selección del Marruecos francés, desplazamiento que será posible gracias al apoyo que nos ha prometido el. Gobierno. Para mayo tenemos una grata sorpresa para la afición... Qué es? -No quiero decirlo mientras no estén ultimadas las gestiones iniciadas. Solamente puedo decirle que acaso nos visite el equipo nacional de una nación de gran prestigio rugbystico. ¿Encuentran muchas dificultades para realizar sus proyectos? -Algunas... la mayor es la falta de campos de juego; pero creo que resolveremos satisfactoriamente- esta cuestión, y puedo casi asegurarle que, sin qué pase mucho tiempo, los ruggers madrileños podrán disponer de dos de los mejores campos de Madrid. -Créame, Ristori, que tanto, como usted deseo que puedan resolver satisfactoriamente todas las dificultades. -Avqnt, dar, que inmecliatamente. se forma tma can- tid ad dé: adeptos entusiastas, Que se dedi can con animosidad a propagarlo, Estofes lo que actualmente ocurre coa éí basse- báll Sobre; el mapa deportivo es. pañol; ha. aparecido, el juego por excelencia norteamericano, el juego que en los Esta. dos- Unidos- desplaza muchedumbres enteras a los grandes stadiums donde se celebran, los encuentros. Be España. podemos decir que la ciudad que hasta ahora lleva en ella delantera es, indudablemente, Madrid. Su comienzo fue aportado por los negros de una orquesta americana; después ha cun- cUdo el ejemplo entre los. jóvenes. Ahora, aun cuando no sé si hay algún equipo federado, pues es de: saber, que a esos pequeños Clubs de basse- ball la caja, por muy grande que sea, no les permite, federarse, cuenta Madrid con cuatros pequeños Clubs (alguno rio pasa de veinte socios, dos equipos) que pronto: serán más Al- efecto, desde éstas pequeñas lineas, me permito lanzar, en- representación de un i equipo. que todavía no tiene nombre, i un desafío que creo recogerán todos los equipos actuales. -Pronto, y por medio de esta sección, en este gran periódico, al que tanto tenemos que agradecer, os comunicaré, basse- ballis tas el nombre. y señas de nuestro Club. Que sigan nuestro ejemplo las Socie dades deportivas, y asi llegará un día que seamos los españoles ases de este limpio deporte- -Rafael Sevillano. Madrid, F oraento deportivo Podemos muy. bien, considerar el, deporte cómo la exteriorizacióii ungida; artísticamente del vigor y la apetencia social; sus amplificaciones, su radio de acción. y su borbotante publicidad componen la cencreta gesticulación humana en sus, coloridos y varios matices. Deporte significa desarrollo. y mentalidad artística, expone; fortaleza y acrecienta la saludl Podemos ciertamente, e inconfundiblemente agruparlo en una da las múltiples exporizaciones humanas. Breve tendrá forzosamente que ser la demarcación del tema, someros rasgueos a la urdimbre argumentista del deporte, que nos explaya concisamente un vasto campo de experimentación donde puedan fructificar los más recónditos valores deportivos. Esto es el fomento, es la divulgación de su ciencia, técnica y arte, y esto precisamente es el ejemplo de entusiastas naciones que han invertido en la abundante cosecha depojtiva de los actuales tiempos todo su cariño y ostentación para hacer de su tteporte, mejor dicho, para imbuirlo de esa aliciente social en que su desarrollo sea parangón que fortalezca su espíritu y su fina sagacidad política. Los Estados Unidos, Inglaterra e Italia nos muestran ágilmente su política deportiva, verdaderamente asombrosa y de un completo practicismo, y es que ellas han sabido comprender el entusiasmo de sus juventudes, aglomerándolas bajo el inmenso b oque deportista, que hoy. día nos muestra su po 4 er, y al amparo de la consciente tutela. Un acto deportivo fácilmente- puede convertirse en un acto social o político, mismo entusiasmo, la sensibi 1 lidad y el patriotismo les remata y efen gallardía los aborda, traduciendo la trivialidad de un hecho a la envergadura de un acto. El auge creciente del deporte, la sólida preparación de descarriadas e intute ¡a las juventudes y el internacionalismo en oí endosado marcan u. n rumbo acertado y exponen un completo estudio digno de concentrar la atención de los gobernantes. España carece fie prestigio deportivo, ¿equivaldría a decir que adolece de presttexi político? La trayectoria de diferentes Estados para el deporte nos demuestra una triste verdad. La amable y característica gentilidad dei A B C me impide dar más aznisliíud al tema. No obstante tsrininaré e? xa soodestísíma cjiarla en siguiente articulo. -E íseo Publicaremos en esta sección las cartas o notas que se nos remitan con un fin deportivo. Es imprescindible, sin embargo, que sean breves. Que vengan debidamente firmadas sin seudónimos) Y que estén redactadas dentro de Jas normas fundamentales de caballerosidad y de respeto mutuo. Más sobre basse- ball Cuando un deporte extranjero ha- Cft su aparición en un país de por sí impetuoso, como somos los españoles, no hay que du- Bermudo- Soriano y Rodríguez, Ceuta. 1 -mnr i mmi- li