Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DÍA 15 DE NVBRE. DE 1933. Nl EXTRAORDINARIO 20 CENTS. M M DIARIO ILUSTRADO. AÑO V I G É SIMOSEPT 1 MO N. 8.993 Iff trabajos rurales. No creemos que haya en esto diferencia alguna. -Tan españoles son los obreros de los centros industriales como los trabajadores de la ciudad y del campó, y todos esperan, con igual derecho, que el Estado les preste idéntico amparo. REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN: CALLE DE SERRANO, NUM. 55, MADRID LA CRISIS INDUSTRIAL X LOS OBREROS PARADOS La Gaceta de ayer, satisface, en parte, la petición que hicimos en nuestro. número del día 6 con un comentario titulado El paro, forzoso en España Pedíamos que se. hiciera una estadística completa, que diera exacta noción a los gobernantes y al. país mismo de los efectos que hubiera producido en España la crisis de trabajo que se padece en todo el mundp. Creíamos que era fácil recuento el de los obreros que hay en España en paro forzoso, puesto qué los Municipios, empezando por el de Madrid, y las Sociedades patronales y el Gobierno mismo venían arbitrando recursos, planeando obras públicas, otorgando créditos y facilitando colocación u ocupación a. los muchos trabajadores que carecían de jornal seguro. El ministerio de Economía Nacional ha creído, como exponía A B C, que no se puede aplicar remedio. adecuado a u n mal social, cuya intensidad, extensión y cronicidad no se conoce con datos exactos y ciertos. A creer al Municipio madrileño, que arbitra créditos y organiza festivales taurinos y otras fiestas benéficas, su acción suple y remedia los efectos del choináge; a creer a. los obreros mismos, aquella acción es insuficiente, puesto que varios grupos de ellos se. ven obligados a situarse en las vías públicas, pidiendo remedio al transeúnte, o tienen, qi e asaltar una tienda para proveerse de comestibles. Con- el- decreto publicado ayer en. la Gaceta portel ministro de Economía Nacional se atiende sólo a. un factor, de aquella ner cesidad; puesto que el recuento, de obreros parados, queda limitado al de los que trabajaban en fábricas que se hayan cerrado o que Hayan disminuido su ritmo de trabajo. Para hacer esta estadística se crea una Comisión interministerial; integrada por un 1 representante de cada uno de los ministerios de Fotóento, Trabajo- y Economía. Esta Comisión interministerial recibirá los datos qué le envíen las jefaturas de industrias de las provincias, documentadas a su vez por los delegados del ministerio de Trabajo, y reunidos todos los ofrendará al Go- bierno, acompañados del correspondiente informe. Confesamos que no lo entendemos bien. ¿Quién contará a los obreros del ramo de construcción, que son los que dan en Madrid mayor contingente al paro forzoso? ¿Y quién estudiará la cuita de los campesinos que nutren en Andalucía, Extremadura y Castilla las. legiones de hombres sin jornal y sin pan? Si importa al Gobierno conocer la intensidad y extensión de la- crisis industrial, parece lógico que le importara igualmente conocer la gravedad con que se- muestra la crisis en los oficios urbanos y en los. A DE M A RRUECOS Es sabroso el informe que ha presentado- al Gobierno el general Cabanellas. Parece que había mucha prisa en instaurar el régimen civil en nuestra zona de Protectorado, y el, general en jefe da la voz de alarma. Está bien, la aspiración de un método de administración en el que se excluya al elemento militar de lo que no sea puramente guerrero está bien como aspiración, es decir, está tan bien, y es peligroso, peligrosísimo, querer a rajatabla que por un cambio de régimen político en la metrópoli cambie la situación real de aquel territorio, la psicología del indígena y las necesidades de la paz. El general Cabanellas se apresura a decir discretamente que á régimen civil completo en las cabilas sería: un disparate que conduciría a la guerra. Nada menos que eso. Ya el ilustre general Jordana implantó en una cabila, a modo de ensayo, el completo régimen civil; fue en una de las más tranquilas y de ello no se pasó. Quedan rescoldos, prontos a avivarse al menor soplo; queda el peligro de las cabilas fronteras- a la zona francesa y a la internacional; y, sobre todo, desde el régimen republicano se ha producido otro hecho que es más inquietante: el sindicalismo marroquí, organizado por la Confederación del Trabajo Española, que- ha dado lugar a tristes episodios, que el general Cabanellas relata, en los que han tomado parte hasta las mujeres moras. La cosa no está tan clara como para lanzarse alegremente a implantar los exclusivos procedimientos civiles. Ni Francia lo ha hecho sino en fragmentos de cabilas perfectamente dominadas, por las que se administran militarmente. Tenemos que elogiar, la lealtad y la franqueza con que se ha conducido el general Cabanellas, el- cual, con su documento, parece descargarse de. responsabilidad si se le ordena eliminar las intervenciones, el mejor gestor de las cuales, Capaz, héroe de romancero, acaba de ser destituido. Hay un arte. para crear problemas artificiales que sólo tiene la mala política. Con ese arte. se consigue arruinar la. agricultura, paralizar la industria, soliviantar al. comercio dividir en guerra civil a religio- sos y. antirreligiosos. Con ese arte se puede desencadenar también otro problema artificial ya, después de años de calma y con porvenir de calma. Nos referimos a lo que pudiera ocurrir en Marruecos. para cuando sea posible implantarlo. Ya no En todos los partidos avanzados figuraba como- epígrafe indispensable el de Justicia pronta, independiente y gratuita Tan preferente era el postulado, que. incluso aparecía a diario en la; cabecera de algunos periódicos. Ahora, el Sr. Barriotero, que aunque procura remozarse ya no e- un mozo, ha querido reivindicar ese principio del republicanismo histórico y elevarlo a la excelsa categoría de precepto fundamental, por lo que propuso a la Cámara que constase es la Constitución la cualidad de gratuita para, la administración- de la Justicia en cuanto al ciudadano. Pero le atajó el paso la fuerza decisiva. y dirimente del socialismo, que, por boca del Sr. Saborit, hizo una defensa, aunque indirecta definitiva, de todo el enjambre de honorarios y costas que aconsejan muchas veces al ciudadano pobre abandonar una acción económicamente onerosa. Y! no prosperó, la enmienda. Con lo cual, la Justicia seguirá siendo, lejos de gratuita, cara; y esto más tendrán los españoles que agradecer a la preponderante actuación socialista. No ha prosperado la enmienda del señor- Royo Villanoya para que en la, Constitución constase, como: principio obligado, la unidad de procedencia y de nombramiento de jueces y magistrados a fin de que constituyan un solo Cuerpo, dentro del Estado. El ministro de Justicia consideró esa enmienda inoportuna y equivocada La equivocación, a nuestro juicio, es no haberla aceptado. Porque, como decía, con lógica irrebatible, el Sr. Royo, ocurrirá que Cataluña, luego de imponer sus funcionarios, podrá aspirar a que los. catalanes sean funcionarios en otras regiones, mientras que los nacidos en otras regiones no podrán servir, en Cataluña. De modo que Cataluña será sólo- para Cataluña, y, además, el resto de España también para Cataluña en la proporción que ella quiera. Un español nacido en Andalucía o en Galicia no podrá ser juez en San Felíu de Gujxols; pero un catalán de San Felíu drGuixols será juez en Sevilla o presidente del Supremo. El ministro de Justicia dejó traslucir que esta materia se tratará cuando se examine el Estatuto. Nosotros creemos que lo que no se exceptúe en la Constitución difícilmente se exceptuará en el Estatuto. Al tiempo, y no falta ya mucho. Nuestros lectores han podido enterarse, por- la crónica de nuestro distinguido colaborador Sr. Marsillach que ayer dimos, de cómo el gobernador civil de Barcelona, -iiechura del Sr. Maciá, publica, sus bandos en catalán, como si la lengua vernácula fuera la oficial y única. Bueno es que nuestros lectores lo sepan por si van a Barcelona y tienen precisión o curiosidad de conocer las medidas o advertencias de la autoridad civil. En tal caso deberán, requerir a un intérprete. Porque el gobernador ni siquiera cui da de publicar también, el, texto en castellar no. Se ha. olvidado de que en Barcelona vi- ven unos. 300.000 españoles que no hablan el catalán por: dos razónesela segunda porque no les da la gana. Pero que son ciudadanos españoles a Tos. que no tiene derecho a excluir de; su- relación como autoridad el Siv Anguera; Le agradeceríamos al señor ministro de la Gobernación que se: dignara; exponer; í este: asunto- elioriteria de Gobierno, Í TEMAS VARI OS El púbJico debe leer diariamente nuestra sección de anuncios por palabras clasificados en secciones. En ellos encontrará constantemente asuntos que pueden interesarle.