Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DÍA 15 DE OCTBRE. DE 1931 NUMERO SUELTO 10 CENTS. g. é DIARIO ILUSTRADO. AÑO VI GÉ SIMOSEPTIMO N. 8.966 l í i í i í REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN: CALLE DE SERRANO, NUM. 55. MADRID CON MOTIVO DE LA DIMISIÓN DEL SR. ALCALÁ ZAMORA SE PLANTEA LA CRISIS TOTAL ANTE LA CÁMARA, CUYO PRESIDENTE CONFIERE AL SEÑOR AZAÑA EL ENCARGO DE FORMAR NUEVO GOBIERNO, OUE ANOCHE OUEDÓ CONSTITUIDO También dimitió el Sr. Maura. El Sr. Casares Quiroga pasa a la cartera de Gobernación y el Sr. Giralt ocupa la de Marina. La tramitación de la crisis ante ei Parlamento. Discurso de los Sres. Besteiro, Lerroux y Azaña, El Sr. Prieto explica el desarrollo de la crisis. El Sr. Alcalá Zamora habla de la revisión legal de la Constitución. Por qué ha dimitido el Sr. Maura. ha Constitución, que todavía es un pro- y con la misma lealtad a sus compromisos, yecto, está solemnemente denunciada, bajo a quien también hemos combatido cuando era el entredicho formidable de una oposición ministro, y que con el Sr. Alcalá Zamora cuya autoridad no pueden discutir los repu- sale del Poder en igual actitud, también le blicanos. Es el fundador de la República tributamos por ella nuestro aplauso. quien desde ayer alza bandera contra la La crisis borraren el Gobierno un matiz Constitución; contra el proyecto ahora, para que entretuvo la esperanza de algunas derecombatirlo abiertamente, y después, contra chas y deja vía libre a las exaltaciones del la ley, en campaña de revisión. Para lo cual radicalismo. No sabemos en qué puede conel Sr. Alcalá Zamora ha tenido que abando- tribuir a la consolidación de la República. nar la presidencia del Gobierno. A los seis meses de República, en el misino día de cumplirse este plazo de la proclamación, deja de vivir el primer Gobierno, y el principal caudillo de la revolución queda desplazado de la acción republicana; todavía con muchos resLos primeros rumores petos y homenajes, pero desplazado, vencido. El trajo la República y ha querido servirla Una vez terminada la sesión del Concon pródigos esfuerzos; pero desde el primer greso en la mañana de ayer comenzaron a día la República se ha ido a otras manos, ha circular rumores por todo Madrid, y aun seguido a otros hombres, ha preferido otras en la misma Cámara, de que el Sr. Alcalá direcciones, y se puede afirmar que para los Zamora había insistido en sus propósitos de dimitir, convocando una a republicanos el Sr. Alcalá Zamora había todos los ministros para adarles reunión: de cuenta cumplido toda su misión el 14 de abril; sólo su decisión. ha sido desde entonces un disidente resignaFundamentaba el jefe del Gobierno su redo y contemporizador, deseoso de impedir sohieión en que se había mermado su. fuerexcesos y de enmendar errores. za moral, necesaria para ejecutar los acuerdos adoptados por la como conseHemos combatido rudamente al Sr. Al- cuencia de la votación Cámara, en el problerecaída calá Zamora. Nos pareció pasional e injusta ma religioso. su predicación contra la Monarquía, equivoYa es sabido que el resultado de dicha cada su evolución al republicanismo e im- votación era absolutamente contrario a su propia de sus antecedentes la gestión sedi- criterio, tanto en el orden jurídico como en ciosa a que estuvo entregado hasta el triun- el mismo religioso. Tomó cuerpo el rumor durante toda la fo de la República, Pero, debemos reconocerle y alabarle, precisamente ahora, que está mañana en los círculos políticos y en les caído, cuando desde la. Presidencia pasa a periódicos. Los periodistas acudieron a la ser ciudadano particidar, ¡a probidad con que se ha conducido en el Gobierno, la consecuencia con que ha mantenido su significación, su lealtad con las masas electorales de abril, burladas por el izquierdismo republicano, que sin ellas y sin el Sr, Alcalá Zamora no habría logrado la victoria. Al Sr. Maura, que se ha mantenido en el Gobierno con la misma significación moderada Presidencia para enterarse qué había de cierto en lo que se refería a la dimisión del presidente. El jefe del Gobierno acude a la Presidencia A las diez y media de la mañana llegó el Si- Alcalá Zamora a su despacho, de la Presidencia. Se advertía en el jefe del Gobierno una profunda preocupación. Pronto se supo que había decidido no recibir a. ninguna de las visitas que tenía citadas, detalle que ahondó la creencia de su dimisión. La dimisión del Sr. ÁhaJá Zamora Ya les he dicho qué todo 3o que se refiere a mí es pura minucia dijo el presidente a Jos periodistas A la una y media de la tarde recibió ei jefe del Gobierno a los informadores. Ante ellos se expresó de la manera siguiente: -Días de mucho, vísperas de nada. Ayer informé a ustedes de noticias interesantes, y hoy, en mi deseo de darles alguna noticia, sólo tengo uña minucia. Como ustedes saben, en julio ingresé en el ministerio de Hacienda ía casi totalidad de los gastos secretos de la Presidencia, correspondientes a mi tiempo, y además los reduje a la mitad para el segundo semestre del año. A pesar de ello j de encontrarme una carga dé amortización ie unos 4.000 dólares, gasto anterior a mi tiempo, para la amortización de una cuota con destino a Jas víctimas de una catástrofe de la América Central, he ordenado el ingreso de 1? isayor parte de; ésta reducida dotación que vuelva al ministerio de Hacienda y correspondiente a mi gestión, sin tocar, como es natural, el remanente que encontré de gestiones anteriores y que por no ser de la mía estimo que me toca en su momento oportuno entregarlo también. Y nada más. señores ahora voy a hablar con unos ministros. Un periodista le preguntó: ¿Sería indiscreto, señor presidente, hablarle del rumor insistente de su dimisión? El Sr. Alcalá Zamora, sorprendido, dijo: -Psh. Ya les he dicho que todo lo que se refiere a mí es una minucia. presente asumes conáiraúa en sai penúltima á i