Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
brá herido obligado a recorrer cuatro o cinco kilómetros para obtener la asistencia que obligatoriamente le debe su Ayuntamiento. Por añadidura, el Ay. ntamiento ha hecho un mal negocio suprimiendo el servicio de urgencia, genuino de toda Casa de Socorro, en el edificio que ocupa la Central de Palacio, puesto que esta casa íué una donación testamentaria hecha exclusivamente, para Casa de Socorro, v al quedar ahora reducida al servicio de salidas y de clínicas eopcciales, pudiera dar lugar, como ya en otra ocasión, a que los herederos de la legataria hagan una reclamación al Ayuntamiento. Si en el año 1920 Madrid contaba con diecisiete Casas de Socorro, no parece razonable que en 10,31, -cuando tanto han aumentado su perímetro y su vecindario, este servicio de urgencia quede reducido a diez. Se nos puede argumentar que París no tiene Casas de Socorro, pero es que París Casa de Socorro del Puente de Toledo. Aparte de los 53 médicos de sección, los demás médicos prestan los servicios de guardia y de salidas de las Casas de Socorro y los servicios llamados especiales, como los del Equipo quirúrgico y clínicas de especialidades. Los autores de la actual reorganización de la Beneficencia, municipal quisieron buscar la compensación de los aumentos de sueldo votados, disminuyendo el número de Casas de Socorro y amortizando las cincuenta primeras plazas vacantes, intensificando el trabajo de los médicos en la siguiente proporción: En vez de una guardia de veinticuatro horas cada seis días, que venían haciendo los médicos de Casas de Socorrro. la harán de ahora en adelante cada cinco días, y el servicio diario de tres horas será aumentado a cuatro, sin descanso semanal, ni semana inglesa, ni cosa que se le parezca, lo que significa un total de horas de servicio al año de dos mil novecientas veinte, mientras que la Oficina Internacional de Trabajo no autoriza más de dos mil cuatrocientas noventa y. seis horas anuales, a razón de ocho diarias, v descanso semanal, lo que- significa que los médicos de las Casas de Socorro de Madrid trabajan cuatrocientas veinticuatro horas más al año que los trabajadores manuales, esdecir, unas nueve horas y media diarias. Casa de Socorro de Chamberí, en la calle de Eloy Gonzalo. (Fotos Duque. tiene organizada su beneficencia de distinta manera y cuenta con un hospital municipal en cada distrito, y cada uno de tilos está dotado con dos ambulancias sanitarias, que acuden a la primera llamada telefónica hecha desde cualquiera de los teléfonos públicos instalados a cada paso, mientras que Madrid cuenta sólo con dos ambulancias sanitarias para todo su perímetro, y así ocurren casos como el de la Casa de Socorro del Puente de Segovia, que se vio invadida por ochenta y tantos heridos el día de la fiesta de la Casa de Campo, sin saber qué hacer con ellos, puesto que carecía de medios para evacuarlos al Equipo quirúrgico unos y al hospital otros. Parece ser que un grupo de médicos municipales han entablado un recurso de reposición, pero creemos que con él y sin él nuestro Ayuntamiento, los varios concejales médicos por lo menos, deberían tomar a su cargo la defensa justa y razonada de los intereses sanitarios del vecindario y de sus colegas, dejando en suspenso el acuerdo y emprendiendo una verdadera reorganización, en la que sean oídos los técnicos y en la que no influyan para nada los tiquismiquis políticos, DOCTOR FERNÁN PERÉ 2, de cuatro Casas de Socorro. En 1020, Madrid contaba con 17. En la reforma de 1025; en que se aumentaron cinco plazas de médicos de sección, se suprimieron tres Casas de Socorro: la de las Delicias, la de la Batalla del Salado y la de la Guindalera y Prosperidad. Por cierto que a esta última había regalado la barriada la casa y el instrumental. Y quedaron sin el servicio barriadas tan importantes como las que representan los sitios en que estaban enclavadas. Ya entonces la absurda supresión determinó alborotos del vecindario correspondiente, que se oponía a quedar desamparado para la- asistencia de casos urgentes. Y en esta reorganización actual se suprimen cuatro Casas de Socorro más, que son: la La amortización de las cincuenta prime- del Puente (sucursal ras vacantes, además, perjudicará grave- tina) cuyos de Toledo heridos y de la Laenfermos, accidentamente a esos 58 médicos supernumerarios gratuitos de que antes hice mención, pues- dos habrán de ir a la de la calle de San to qué habrán de esperar todavía ocho, diez Francisco; la de la Fuente del Berro (suo doce años para ingresar de numerarios, cursal del Congreso) y aquella barriada de y debe tenerse. en cuenta que algunos de las Ventas tendrá que acudir a la de la ellos s anaron sus plazas por oposición v calle. de Olózaga o a la de Castelló; la de la otros llevan trabajando doce v más años calle de Eloy Gonzalo (central de Chambesin remuneración alguna, pero perjudicará rí) cuya barriada deberá servirse de la de mucho más al vecindario, nue tendrá que los Cuatro Caminos, y la de la calle de la sufrir las consecuencias de b natura defi- Princesa (central de Palacio) que substituiciencia por exceso de trabajo de los médicos. rán o la del Puente de Segovia o la- de la A nadie puede parecerle bien la supresión calle de Alberto Aguilera. Es decir, que ha-